Los alumnos de Secundaria
opinan sobre educación,
familia, política o inmigración

Estudio sobre valores realizado
a partir de una encuesta a 4.621 chicos de entre 12 y 18 años

La familia y la escuela son las instituciones que mayor confianza transmiten a los jóvenes. (Foto: Rafael Martínez)

La mayoría de los alumnos encuestados opina que existen suficientes oportunidades de estudio, aceptan la inmigración pero con control, políticamente se posicionan en el centro, y declaran tener una escasa confianza en la Iglesia, el Parlamento y los partidos políticos.

Madrid. MARGARITA GIRON
Los datos de este estudio han sido presentados por el director del Centro de Innovación Educativa de la Fundación Hogar del Empleado (CIE/FUHEM), Roberto Rey, y por el director del Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA), Alvaro Marchesi. Ambas entidades se han encargado del patrocinio y realización de la encuesta, respectivamente.
En total, han sido 4.621 alumnos de entre 12 y 18 años de centros públicos y privados de la Comunidad de Madrid los que han sido consultados en este estudio, el cual, dado el tamaño de la muestra, los autores lo consideran extrapolable al resto de la población española.
Es interesante destacar que la mayoría de los alumnos creen que existen suficientes posibilidades de estudio (79’8%) y casi siete de cada diez alumnos se sienten capaces de realizar los estudios que se propongan. Además, la mitad de los encuestados cree que cada vez los jóvenes tienen más posibilidades profesionales y laborales.

Formación en valores

En cuanto a la opinión sobre el centro educativo, el 61’4% considera que su instituto o colegio les prepara bien, aumentando el porcentaje hasta el 71’7% en el caso de alumnos de centros privados. Además, el 66’6% afirma que recibe una buena formación en valores, si bien los alumnos con malas notas son críticos con ambas afirmaciones.
Otro dato de interés es que los jóvenes de esta edad son tolerantes y liberales en la esfera privada, sobre todo en sus opiniones sobre las relaciones sexuales, pero pragmáticos en sus valores sociales y con una enorme confianza en la familia.
El 52’8% se declara de centro, el 15% dice ser de derechas, el 14’4% se posiciona en la izquierda política y, en los extremos, un 9% se declara muy de derechas, y un 8’7% muy de izquierdas. Los alumnos de centros públicos se inclinan más hacia opciones políticas de izquierda que los de colegios concertados y privados.
Las principales preocupaciones de los estudiantes son "el trabajo que tendrán una vez concluyan sus estudios", seguido de la "amistad y las relaciones con el otro sexo". Existen otros cuatro temas ante los cuales el 80% dice sentir bastante interés: el terrorismo, el futuro, las dificultades de familia y la educación. El menor interés los manifiestan hacia la inmigración, los problemas medio ambientales y el paro.
En cuanto a la actitud religiosa, aunque el 80% dice ser creyente, solo el 15% se declara practicante, y esta cifra decrece con la edad.
Más del 60% de los alumnos encuestados valora positivamente la acogida de inmigrantes, aunque opinan mayoritariamente que debe existir un control. Sólo el 13% considera que no deberían venir inmigrantes. Curiosamente, las actitudes xenófobas se acentúan entre los estudiantes con malos resultados escolares: un 21% de estos opina que los inmigrantes no deberían venir porque ocasionan problemas.
Respecto a la presencia de otras culturas en clase, al 40% le gustaría que hubiera alumnos de diversas culturas en su aula y otro 40% reconoce que es justo que los haya, aunque no les gustaría.

Libertad sexual

En cuanto a la sexualidad, ocho de cada diez alumnos opina que las relaciones deben ser libres sin las personas se quieren, y no entienden que el sexo deba existir sólo en el matrimonio. Además, casi un 50% se muestra en desacuerdo con la idea de que las parejas heterosexuales deban tener más ventajas ante la ley que las homosexuales, frente a un 16% que se muestra de acuerdo con esta afirmación.
Por otra parte, aunque el 85% de los alumnos piensa que la familia es quien más influye en sus valores, el porcentaje se reduce al 77% en los alumnos con malas notas, y se eleva al 90% en los que obtienen buenos resultado académicos. En este sentido, la familia y la escuela, son las instituciones que mayor confianza transmiten a los jóvenes, mientras que los partidos políticos, el Parlamento y la Iglesia son las que menos confianza les inspiran.
En cuanto a la participación en Europa, pocos alumnos (17’7%) se manifiestan claramente a favor de la integración incondicional: la mayoría tiene dudas y pide prudencia en el proceso (77’3%). Sin embargo, son muy pocos los que se muestran contrarios (5%).
En cuanto a la democracia, un 33% de los alumnos opina que es insustituible, siendo minoría (8’7%) las opciones autoritarias.

 

arriba