La editorial Losada se instala en España

Charlas sobre Educación, de Alain, y
La escuela nueva pública
, de Luzuriaga, destacan entre sus primeros títulos
Madrid.
La mítica editorial Losada, fundada por el español Gonzalo Losada hace más de 60 años en Buenos Aires y toda una referencia en el mundo del libro tanto en Latinoamérica como en España, se instala

en nuestro país. En esta nueva etapa, se pretende recoger el espíritu de rigor y amplitud intelectual que siempre caracterizó a esta editorial, que acogió a la mayoría de los escritores españoles en el exilio -Alberti, Juan Ramón Jiménez, entre otros- y la primera en traducir a los existencialistas franceses. Los nuevos títulos abordarán tanto la narrativa como la poesía y el ensayo y parte de las novedades se recuperarán del fondo histórico, ya que muchas son obras que no se pueden encontrar en la actualidad. A ellas se añadirán novedades absolutas, con la intención de publicar entre 30 y 40 títulos cada año.
La llegada a España de Losada tiene como objetivo, en palabras de su director Carlos Ortega, "robustecer el vínculo entre la literatura y la lectura, ya que ese vínculo es el que ha hecho posible el desarrollo de la civilización y hoy está amenazado por la cultura de la imagen". Por otra parte, el hecho de que el fondo editorial de Losada fuera conocido durante décadas por los lectores españoles, y el deseo de estar en contacto con las nuevas tendencias creativas del mercado europeo han influido para el establecimiento en España, concretamente en Asturias, aunque habrá una oficina editorial en Madrid.

Todos los géneros

Los diez primeros títulos de la nueva etapa presentan un nuevo diseño e imagen corporativa. La propuesta editorial quiere abarcar todos los géneros, la novela, el ensayo filosófico, la autobiografía, la poesía y hasta la obra de referencia. En esta primera entrega se combinan los grandes autores con escritores noveles o desconocidos para el público español e hispanoamericano, con lo que se mezcla el riquísimo catálogo de la Losada histórica con novedades absolutas.
Entre los primeros títulos destaca Las palabras, de Jean-Paul Sartre, Cuentos completos, de Robert Arlt, Cuentos completos, de François Emmanuel o Esceptiscismo y fe animal, George Santayana. También se encuentra dos títulos específicos sobre educación: Charlas sobre educación. Pedagogía infantil, de Alain, y La escuela nueva pública, de Lorenzo Luzuriaga.
El filósofo Émile Chartier, llamado Alain, es uno de los pensadores contemporáneos más importantes de la educación y de los asuntos relacionados con la escuela. Nacido en l868 en Normandía, fue catedrático de filosofía a los veinticuatro años, y dio clases en institutos de París a algunos sobresalientes pensadores, como Simone Weil. A principios del siglo XX, comenzó a publicar periódicamente en diarios y revistas unos artículos bautizados con el título de "propos", "charlas", sobre toda clase de asuntos. Su obra abarca la reflexión estética y ética y está impregnada de ideas pedagógicas que buscan sacar a la humanidad de la barbarie que la acecha. El teólogo Enrique Miret Magdalena, asegura en la presentación que "para entrar en este libro, que debería tener abundantes seguidores en nuestro país, porque se sufre hoy entre nosotros la incertidumbre de la normativa cambiante que hay en la enseñanza, conviene que sepan sus lectores -profesores o padres- las ideas maestras de lo que más detenidamente van a leer (...). Ante todo sorprenderá la definición de Alain sobre la educación, cuando asegura que "educar es dar al hombre a conocer su poder de autogobierno para no creer sin pruebas". "Geometría y poesía; con eso basta", decía también Alain.
Las Charlas sobre educación forman parte de un conjunto de artículos que Alain escribió diariamente a lo largo de toda su vida y publicó en pequeños periódicos y revistas, y las lecciones de Pedagogía infantil, agrupadas en este volumen, constituyen un verdadero compendio de sagacidad y de sentido crítico aplicado a una reflexión que apunta a una educación verdaderamente humana.

Escuela pública

Por su parte, Lorenzo Luzuriaga, nacido en Valdepeñas en 1889, estudió Magisterio en Madrid, donde entró en contacto con el movimiento pedagógico renovador a través de Manuel Bartolomé Cossío y Francisco Giner de los Ríos. Tras ampliar estudios en Alemania, regresó a España para incorporarse a la Liga de Educación Política y a la Escuela nueva. Artífice del programa educativo del PSOE, partido al que estaba afiliado, en 1922 fundó la Revista de Pedagogía, principal cauce de renovación de la escuela española en aquellos años. Con el advenimiento de la II República, se incorporó a la Universidad de Madrid y ocupó también diversos cargos políticos. Tras la guerra civil, se exilió y, tras una estancia en Gran Bretaña, vivió posteriormente dedicado a la docencia en la universidad en Argentina, donde falleció en 1959.
Luzuriaga fue un encendido defensor de la escuela pública, cuya función y proyección concreta analiza en este libro que publica Losada. Leer hoy su obra permite recuperar una parte crucial de la historia de la pedagogía española, y enriquecer el debate sobre el papel de la escuela pública en la sociedad actual.

 

arriba