Día Mundial de los Docentes

El Ministerio y los sindicatos piden un mayor reconocimiento social a la labor del profesorado y ratifican sus posturas ante la Ley de Calidad
El pasado día 5 se celebró el Día Mundial de los Docentes, ocasión aprovechada por el ministerio y los sindicatos para pedir a la sociedad un mayor reconocimiento al trabajo del
profesorado. Además, Pilar del Castillo ha dicho que la Ley de calidad mejorará las condiciones para el desarrollo de la función educativa, mientras que las organizaciones sindicales se pronuncian en favor del diálogo.

Madrid. G. A.
Los profesores españoles "vienen demandando desde hace años un cambio normativo que mejore las condiciones en las que se desarrolla su labor", cambios que se recogen en el proyecto de Ley Orgánica de Calidad de la Educación, que actualmente se debate en el Parlamento. Así lo ha afirmado la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, durante el acto de entrega de los VIII Premios "San Viator" de Investigación en Ciencias y Humanidades, celebrado en el colegio madrileño del mismo nombre. Estos galardones tienen carácter nacional, están dirigidos a profesores y alumnos de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional de centros públicos y privados, y su objetivo es "fomentar la creatividad y la investigación, alentando la búsqueda de respuestas y alternativas a pequeños problemas cotidianos".
El acto ha coincidido con la celebración, el pasado 5 de octubre, en más de ciento sesenta países del Día Mundial de los Docente". Y la ministra ha aprovechado la ocasión para pedir a la sociedad que "reconozca y valore el importante trabajo" que están desarrollando los más de 500.000 profesores que imparten clase en nuestro país, de los que depende "buena parte del desarrollo educativo y el futuro de los jóvenes españoles".
Pilar del Castillo ha dicho también que en la Ley de Calidad se reconoce y estimula el trabajo de los profesores; se refuerza la importancia de la formación; tanto inicial como permanente; y se estructura una carrera docente sólida con mayores posibilidades de promoción, que tiene como último tramo el restablecido Cuerpo de Catedráticos". Y ha añadido que se establecen asimismo medidas de apoyo a la función docente, como licencias retribuidas para participar en actividades de formación e innovación; sustitución de la jornada lectiva por otras actividades para mayores de 55 años sin disminución de las retribuciones; protección y asistencia jurídica; o más competencias para mejorar la convivencia en las aulas.

Los sindicatos y el diálogo

La Internacional de la Educación (IE) y la Confederación Sindical Mundial de la Enseñanza (CSME) también han pedido a la sociedad apoyo y compromiso con "el diálogo que los docentes buscan crear cada día en sus aulas, a pesar de la pobreza, los conflictos y las epidemias". Estas organizaciones representan juntas a 28 millones de trabajadores de la educación de 161 países, y a sindicatos como las federaciones de enseñanza de CC.OO, UGT y USO. Y para la celebración de este año han elegido el lema "El personal docente estimula el diálogo", porque, según afirman en un comunicado conjunto, "el diálogo es la llave para sentirse ciudadano y es la base para la democracia. Los docentes crean las condiciones que permiten a los jóvenes reflexionar de manera crítica, analizar la masa de información que reciben a través de los medios de comunicación, y ser los actores y no meros espectadores en el drama de la vida".
Los mencionados sindicatos españoles suscriben plenamente estas afirmaciones, y CC.OO y UGT (afiliadas a la IE) denuncian y lamentan además que el MECD "desaprecie las indicaciones de los organismos arriba indicados", que pretenda "establecer o modificar normas haciendo oídos sordos a las propuestas de la inmensa mayoría del profesorado", y que "no haya aprovechado el proyecto de la mal llamada Ley de Calidad para negociar con los sindicatos las condiciones laborales de los docentes".
Por su parte, USO (miembro de la CSME) se opone a "una supuesta guerra escolar", insiste en que "es necesario consolidar la figura del profesor como herramienta clave", aplaude el ejemplo francés de considerar a los docentes como autoridades públicas, y reivindica "lo que está pasando en Francia: que regrese el sentido común a la educación".

 

arriba