Casi un millón y medio de alumnos iniciarán el curso académico 2002-2003

La Universidad española inicia el nuevo curso académico, 2002-2003, con poco menos de un millón y medio de alumnos y con la mirada puesta en el desarrollo normativo de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), promulgada el 21 de diciembre de 2001, y en el proceso de integración en el Espacio Europeo de Enseñanza Superior.


El desarrollo normativo
de la LOU y los avances en
el proceso de integración
en el Espacio Europeo
de Enseñanza Superior,
claves del
nuevo curso

Por tercer año consecutivo, la población universitaria española se verá reducida este curso, en el que casi la mitad de los estudiantes se ha matriculado en el área de las Ciencias Sociales y Jurídicas. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
Entre las novedades del próximo curso académico universitario, 2002-2003, figura la puesta en marcha de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, cuyo Patronato quedará constituido, según anunció recientemente la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, "en los próximos meses".
Esta Agencia Nacional es un elemento central de la LOU, y su principal objetivo es medir el rendimiento del servicio público universitario, en todos sus aspectos, y reforzar su calidad, transparencia y competitividad. Tras su puesta en marcha, comenzará a trabajar en red con las agencias europeas, contribuyendo así a desarrollar el espacio universitario europeo.
El Consejo de Coordinación Universitaria, creado por la LOU y que conlleva la renovación y adaptación del anterior Consejo de Universidades, está ya constituido y operativo, y afronta su primer año de existencia en este curso. El Consejo de Coordinación Universitaria es el máximo órgano consultivo y de coordinación del sistema universitario, y le corresponden, según se especifica en el Título IV de la LOU, "las funciones de consulta sobre política universitaria, y las de coordinación, programación, informe, asesoramiento y propuesta en las materias relativas al sistema universitario, así como las que determinen la Ley y sus disposiciones de desarrollo".
A lo largo del presente año se desarrollará asimismo la normativa relativa al Gobierno y representación de las Universidades, que en este curso deben cumplir un proceso de renovación en sus órganos de gobierno, tal y como se establece en la LOU.
Asimismo, y en el ámbito del sistema de acceso a los cuerpos docentes universitarios, la LOU introduce el sistema de habilitación nacional previa, otra significativa novedad a desarrollar durante el presente curso académico. El procedimiento de acceso a cuerpos de funcionarios docentes universitarios, según establece la LOU en su artículo 57, "seguirá el sistema de habilitación previa", que vendrá definida por la categoría del cuerpo y el área de conocimiento.
La habilitación faculta para concurrir a concursos de acceso a cuerpos de funcionarios docentes universitarios, y una vez que el candidato habilitado haya sido seleccionado por una Universidad pública adquirirá tal condición. La convocatoria de pruebas de habilitación será efectuada por el Consejo de Coordinación Universitaria, tal como se establece en la LOU.
El sistema de acceso a la Universidad para el alumnado universitario ha sido asimismo renovado por la Ley Orgánica de Universidades, pero el nuevo sistema, en cuyo establecimiento y regulación normativa se avanzará durante este año, no entrará en vigor en este curso.
Asimismo, la implantación definitiva del Distrito Abierto en todo el territorio nacional, elemento trascendental para garantizar la movilidad estudiantil, no se completará en el presente curso, si bien en algunas Comunidades Autónomas y universidades ya está en vigor esta modalidad al cien por cien.

Distribución del alumnado

Según las previsiones, en el curso académico 2002-2003 se matricularán en la Universidad española algo menos de un millón de medio de alumnos (1.497.210), lo que supone un ligero descenso, de unos 30.000 estudiantes, en la población universitaria española respecto al pasado curso, en el que se matricularon un total de 1.529.357 alumnos. La incidencia del descenso de la tasa demográfica nacional en el sector de edad comprendido entre los 18 y los 25 años hace que, por tercer año consecutivo, se reduzca la población universitaria en nuestro país. Aún así, en este curso habrá en la Universidad española 200.000 alumnos más que hace diez años, en el curso 1992-93.
Durante el presente curso, y en consonancia con la tendencia vigente en la mayoría de los países de la Unión Europea, se consolida el incremento de las matriculaciones en los estudios de Ciclo Corto, que contarán con casi 600.000 alumnos (586.000), y casi 6.000 estudiantes más que en el pasado curso, mientras que los estudios y titulaciones de Ciclo Largo, con 911.000 matriculaciones, presentan una reducción de más de 36.000 alumnos.
En la distribución del alumnado universitario por áreas o ramas de enseñanza, los aspectos más significativos a resaltar en el nuevo curso académico son el aumento en el número de alumnos de las Enseñanzas Técnicas; el mantenimiento, con ligera subida del alumnado en el área de las Ciencias de la Salud y la disminución, ligera, en el resto de las ramas de enseñanza (Humanidades, Ciencias Experimentales y Ciencias Sociales y Jurídicas).
La matrícula se concentra, como en cursos anteriores, en el área de las Ciencias Sociales y Jurídicas, que casi supone la mitad del alumnado universitario español tanto en las titulaciones de Ciclo Corto como de Ciclo Largo.
Respecto a la distribución del alumnado por sexo, en el presente curso se mantiene la presencia mayoritaria de la población universitaria femenina, que, según las estimaciones, se situará en torno a un 54%.

 

arriba