Los ministros de Educación han aprobado una resolución para armonizar el aprendizaje permanente en la UE, de acuerdo con las necesidades de la sociedad
y del mercado laboral. (Foto:
Rafael Martínez)

Pilar del Castillo hace balance ante el Parlamento Europeo
Durante la Presidencia española se han determinado las líneas de trabajo para modernizar los sistemas educativos en la UE, según ha informado la ministra Pilar del Castillo ante el Parlamento Europeo. Se va a facilitar la movilidad y reconocimiento de cualificaciones en FP, la calidad en el aprendizaje permanente,
el impulso a los programas de doctorado, y la cooperación con América Latina y el Caribe.

Madrid. G. A.
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, ha comparecido en Bruselas ante la Comisión de Cultura, Juventud, Educación, Medios de Comunicación y Deporte del Parlamento Europeo, para presentar el balance de la Presidencia española de la UE en las materias que son competencia de su Departamento. En el terreno educativo, ha destacado que los objetivos de España en el primer semestre de 2002 se han centrado en resaltar el valor añadido que la educación y la formación pueden aportar a la construcción europea. "Para conseguirlo -ha afirmado la ministra española- hemos dirigido nuestros esfuerzos a proporcionar el mayor impulso político al ámbito de la educación".
Así, el Consejo de Ministros de Educación aprobó en febrero el programa de trabajo que desarrollará los objetivos de los Sistemas de Educación y Formación hasta 2010. Este documento es una auténtica agenda de trabajo para esta década, ya que establece las tareas a realizar hasta dicho año e incluye una evaluación intermedia en 2004, que permita revisar las prioridades si es necesario. Y según Pilar del Castillo supone un gran avance en el compromiso de modernizar los sistemas educativos europeos, a través de objetivos comunes y de tareas acordadas mutuamente mediante criterios compatibles.

Movilidad y cualificaciones

También se ha impulsado el avance en la definición de contenidos y en la adopción de estándares mínimos de calidad en el campo del aprendizaje permanente, a través de procesos comunes de evaluación. Ello implica flexibilizar el acceso, el entorno y los horarios de los sistemas de educación y de formación, y ponerlos en contacto directo con las necesidades de la sociedad y del mercado laboral. Por todo ello, el Consejo de Ministros de Educación aprobó el 30 de mayo una resolución en la que se recogen los principios y acciones concretas que deben marcar las próximas acciones en esta materia.
La Presidencia española ha impulsado asimismo "la transparencia de los procesos formativos y la evaluación de la calidad, que conduzcan al reconocimiento automático de las titulaciones y períodos de estudios y de aprendizaje". Y ha apoyado igualmente las propuestas e iniciativas de la Comisión tendentes a una mayor movilidad y transparencia de las cualificaciones profesionales en toda la UE, poniendo en marcha un proceso de armonización europea para la Formación Profesional. Esto se ha materializado en un Plan de Acción sobre Competencias y Movilidad que ha recibido el apoyo del Consejo Europeo de Barcelona, que también ha recomendado incluir el estudio de, al menos, dos lenguas extranjeras desde edad muy temprana, iniciativa que se plasmará en España con la futura Ley de Calidad.

Estudios de doctorado

Pilar del Castillo ha destacado también las conclusiones de la reunión de directores generales de Enseñanza Superior y presidentes de conferencias de Rectores, celebrada el pasado mes de abril en Córdoba, centradas en "la calidad de los estudios de doctorado como motor del desarrollo y la innovación en Europa", y su importancia para la formación del profesorado universitario y el personal investigador. Por otra parte, se ha aprobado un Plan de Acción para impulsar la cooperación internacional en el espacio común de enseñanza superior entre la Unión Europea, América Latina y el Caribe, durante la Cumbre de los respectivos jefes de Estado y de Gobierno celebrada el mes de mayo en Madrid.
Finalmente, en el ámbito cultural se ha trabajado sobre el desarrollo del artículo 151 del Tratado y las previsiones de futuro de cara a la ampliación, la aplicación de las nuevas tecnologías en la conservación y difusión del patrimonio cultural, y la relación entre cultura y mecenazgo en la UE. En el sector audiovisual las prioridades de la Presidencia española se han centrado en la cooperación cinematográfica con terceros países y la circulación del cine europeo. Y en el campo deportivo ha pretendido reforzar el papel de las federaciones deportivas y la lucha contra el dopaje y la cooperación internacional.

 

arriba