Descubrimiento de un cráneo fosilizado de un antepasado del hombre con 7 millones de años

Madrid. Un equipo internacional de investigadores, bajo la dirección del paleoantropólogo francés Michel Brunet, de la Universidad de Poitiers, han descubierto el que hasta ahora parece ser el cráneo del antepasado más antiguo del hombre. El descubrimiento del fósil se produjo el 19 de julio del pasado año, en el yacimiento de Toros Menalla, en el Chad, por integrantes de la Misión Paleoantropológica Francesa-Chadiana dirigida por el profesor Brunet, y la noticia aparece en el último número de la prestigiosa revista Nature, que califica el hecho como "probablemente, el hallazgo paleoantropológico más importante de todos los tiempos".
Los restos fosilizados del cráneo humano más antiguo encontrado hasta ahora podrían tener, según los primeros análisis, entre 6 y 7 millones de años. "Toumaï", el nombre con que ha sido bautizado el propietario del cráneo descubierto, que significa "Esperanza de vida" en el idioma autóctono de los habitantes del desierto de Djurab, en Chad, tiene dos millones de años más que todos los restos de homínidos encontrados hasta el momento, y algunos expertos ya han comparado su impacto con el descubrimiento del primer hombre-mono, el Australopithecus afrucanus, cuyos restos se hallaron hace 77 años en Sudáfrica.
El cráneo de Tumaï (Sahelanthropus tchadensis), de tamaño similar al de un chimpancé, presenta una simbiosis del mono y el hombre, y los propios científicos que le han estudiado lo han definido como "un mosaico compuesto de rasgos simios y humanos".
En las conclusiones de su trabajo, los científicos explican, según se recoge en la revista Nature, que "el nuevo homínido muestra una insólita combinación de características primitivas y avanzadas, lo que sugiere un parentesco muy cercano al último ancestro común de los humanos y los chimpancés".
El profesor Brunet apunta asimismo que "este homínido, por detrás, parecía un chimpancé, pero de frente poseía un rostro extraordinariamente humano". El descubrimiento de "Tumaï" puede aportar información determinante para investigar y analizar el supuesto paso evolutivo de simio a hombre.

Un equipo científico norteamericano crea en laboratorio el virus de la poliomelitis

Madrid. En equipo científico de la Universidad Estatal de Nueva York, en su campus de Stony Brook, anunció el pasado 11 de julio la creación en laboratorio, por primera vez, del virus de la poliomelitis, sintetizando material genético sin contar con el virus original. El resultado del experimento, según informa Europa Press, ha sido calificado por algunos científicos como "la primera vez que se crea vida en un laboratorio", si bien la mayoría de los expertos disienten de esta consideración bajo el argumento de que "un virus no es un ser vivo al no poder reproducirse por sí mismo".
En una investigación financiada por el Pentágono para protegerse contra las armas biológicas, y partiendo de secuencias genéticas inertes, sin ningún material del virus original, los científicos de la Universidad Estatal de Nueva York consiguieron crear un virus, el virus de la poliomelitis.
El experimento dispara las posibilidades de que se utilicen armas biológicas y hace irrelevante el control de los virus existentes, y a este respecto, el director del equipo de investigación creador del virus, el profesor de genética molecular y microbiología Eckard Wimmer, afirmó que "ya no se necesita el virus real para obtenerlo, producirlo y propagarlo". Algunos científicos han alertado sobre la posibilidad de utilizar procedimientos similares para sintetizar virus más peligrosos, como el del ébola.
La experiencia hace peligrar los esfuerzos de la erradicación de la polio que está llevando a cabo la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lleva décadas desarrollando una campaña de erradicación que esperaba concluir con éxito en el año 2005.
En el año pasado sólo se registraron 480 nuevos casos de poliomelitis, cuyo virus no preocupa demasiado a los expertos, ya que su grado de contagio no es muy alto y sólo afecta a entre un 0,5% y un 1% de las personas expuestas al virus.

Tres nuevos proyectos aplican las nuevas tecnologías al terreno sanitario

Madrid. Los pacientes de Aragón, Asturias, Cataluña, Madrid y Murcia se beneficiarán este mismo año de la Intranet sanitaria que permite la gestión electrónica de las listas de espera. El Ministerio de Ciencia y Tecnología ha presentado los proyectos informáticos desarrollados en el sector sanitario con el apoyo de la iniciativa PISTA (Promoción e Identificación de Servicios emergentes de Telecomunicaciones Avanzadas), y en los que se han invertido cerca de 6 millones de euros.
Esta iniciativa permite una gestión más flexible de las listas de espera, programar el número de pacientes necesarios para que se establezca un nivel de alerta y supone un foro de encuentro entre las diferentes comunidades autónomas participantes.
Este es uno de los proyectos, junto con la Intranet de Salud y la recete electrónica, desarrollados por la iniciativa PISTA en sanidad que ha contado con una inversión de 15 millones de euros.
Respecto a la receta electrónica, se instalará un programa para su puesta en marcha en las farmacias y en los servicios de salud, lo cual permitirá optimizar el gasto farmacéutico.

 
arriba