España presenta, tras Finlandia,
la tasa relativa más alta de
población universitaria de Europa.
(Foto: Rafael Martínez)

La CRUE presenta el informe
"La Universidad española en cifras"

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) presentó el pasado día 1 de julio, en Madrid, el informe "La Universidad española en cifras", un estudio que ofrece "información académica, productiva y financiera de las universidades públicas españolas" y en el que se recogen los datos obtenidos en la aplicación de indicadores universitarios relativos al curso académico 2000-2001.

Ignacio Berdugo, rector de la Universidad de Salamanca, elegido nuevo presidente de la asociación

Madrid.
El informe, elaborado bajo la coordinación de Juan Hernández Armenteros, gerente de la Universidad de Jaén, es, en palabras de Saturnino de la Plaza, rector de la Universidad Politécnica de Madrid y hasta esta semana presidente de la CRUE, "el resultado de un riguroso trabajo, llevado a cabo por el coordinador con la colaboración de las universidades, y compila una inmensa cantidad de datos que, tras un metódico y esmerado proceso de elaboración, y después del análisis y de los comentarios de expertos en las diferentes materias, ofrece una visión multidimensional de la actividad universitaria".
El informe "La Universidad española en cifras", que se encuentra a disposición de los interesados en la dirección web: www.crue.org , articula sus contenidos en cuatro grandes apartados: "Análisis y comentarios de la información académica, productiva y financiera de las universidades públicas", "Información nacional: magnitudes básicas del sistema universitario público español", "Información por Comunidades Autónomas", e "Información por instituciones universitarias".
En el estudio se constata que la financiación de las 47 universidades públicas españolas acusó un descenso del 0,96% del PIB al 0,84% entre los años 1998 a 2000, porcentaje que equivale a unos 780 millones de euros (130.000 millones de pesetas). "Pese al esfuerzo de las universidades -manifestó el coordinador del informe, Hernández Armenteros- de cada 100 pesetas producidas en el país en el año 2000 las universidades públicas ingresaron 0,84 pesetas, mientras que en el año 1998 de cada 100 pesetas producidas se destinaron 0,96 a las universidades". El presidente de la CRUE, Saturnino de la Plaza, señaló a este respecto que tales datos reflejan "que la financiación de la Universidad está perdiendo prioridad política".
En esos dos años, de 1998 a 2000, el gasto total medio por alumno se incrementó en casi un 20%, y pasó de 3.600 euros en 1998 a 4.300 euros en el año 2000, situación que, según explicó el presidente de la CRUE, se debe, fundamentalmente, al descenso de la población universitaria por razones de incidencia demográfica.
Otro de los datos significativos del informe, según puso de relieve María Jesús San Segundo, una de las autoras del estudio, es que "sólo el 3,54% de los universitarios percibe ayudas compensatorias o de movilidad", y que, en conjunto, las ayudas al estudio han pasado del 16,8% al 15,4%, por lo que "en este apartado, España está a gran distancia de la media de la Unión Europea, en la que las ayudas alcanzan a un 40% del alumnado".

Competencias autonómicas

En relación al informe de la CRUE, y concretamente a la reducción apuntada en el porcentaje del PIB destinado a las universidades, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, recordó en El Escorial, el día 3 de julio, antes de su participación en uno de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid, que "la financiación del sistema educativo, a todos sus niveles, está transferida a las Comunidades Autónomas", y añadió que "la realidad legislativa del sistema educativo obliga aún más a las Comunidades Autónomas a optimizar esta competencia y hacer frente a las necesidades de cada región", y tras aludir a que desde la Administración central se refuerzan estas actividades con proyectos como el Plan de Estabilidad para impulsar las líneas de actuación de los gobiernos autonómicos, Iglesias de Ussel resaltó asimismo que en los dos últimos años (el informe analiza datos del año 2000) España ha incrementado sustancialmente los recursos públicos destinados al sistema universitario.
Iglesias de Ussel, en el acto de presentación del I Certamen Arquímedes, el pasado día 9 de julio, señaló asimismo que España presenta la mayor tasa de matriculación relativa universitaria de la UE, tras Finlandia, que uno de cada cuatro universitarios españoles es beneficiario de alguna beca o ayuda, y que desde el año 2000 el número de becas se ha incrementado en un 7,4% y la cuantía de las mismas se ha incrementado en un 13,4%.
Por su parte, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, que participó el día 3 de julio en los Cursos de Verano de la UCM en El Escorial, en declaraciones recogidas por Europa Press, afirmó que "en la Universidad española tenemos un número de estudiantes muy superior en términos relativos al de la totalidad de los países de la UE", y tras señalar que el esfuerzo de financiación por estudiante en España supera a los efectuados por países como Holanda, Suecia, Francia o Alemania, hizo referencia al informe de la OCDE en que se constata que, en términos variación del gasto en relación a la variación de estudiantes, dentro del período 1995-1998, España es el país, después de Polonia, donde hay una relación más positiva.
Asimismo, la ministra expresó, en relación con el informe de la CRUE, su sorpresa por la no inclusión de determinados datos, como las becas de Distrito Abierto o la no contabilidad de otros asuntos, como las compensaciones a las universidades por la exención de tasas a las familias numerosas, por un importe total de 7.000 millones de pesetas, o los 21.000 millones de pesetas destinados, a lo largo de tres años, para el Plan de Estabilidad del Profesorado.
Pilar del Castillo recordó asimismo que las Comunidades Autónomas tienen también capacidad para determinar el tanto por ciento de su presupuesto que destinan a la Universidad, y tras resaltar "el esfuerzo inversor que la sociedad española hace en enseñanza superior", abogó porque todas las administraciones públicas con competencias gestionen "con eficacia y eficiencia esos recursos".

Nuevo Comité Permanente de la CRUE

Por otra parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Ignacio Berdugo, fue elegido presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas por la Asamblea General de la CRUE, en sesión celebrada el lunes 8 de julio en Madrid, en la que se eligió al nuevo Comité Permanente de la asociación para los próximos dos años.
En la candidatura elegida, la única presentada al proceso electoral, acompañan en el nuevo Comité Permanente a Ignacio Berdugo, en calidad de vicepresidentes, el rector de la Universidad Complutense de Madrid, Rafael Puyol, y el rector de la Universidad de Oviedo, Juan Antonio Vázquez García, y como vocales, los rectores José María Abrego de Lacy (Universidad de Deusto), Domingo Docampo Amoedo (Universidad de Vigo) y Eugenio Domínguez Vilches (Universidad de Córdoba).
Este Comité Permanente sustituye al que durante los últimos cuatro años ha presidido el rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Saturnino de la Plaza, e integrado por el ahora nuevo presidente de la CRUE, Ignacio Berdugo, y por el rector de la Universidad de Santiago de Compostela, Darío Villanueva, en calidad de vicepresidentes, y por los vocales Manuel Gallego (Universidad Pontificia de Comillas), Guillermo Martínez Massanet (Universidad de Cádiz) y Antonio Pérez Prados (Universidad Pública de Navarra).
Ignacio Berdugo, en su comparecencia ante los medios de comunicación tras su elección por la Asamblea General de la CRUE, expresó la voluntad de diálogo de la asociación con las administraciones educativas en el desarrollo de la Ley Orgánica de Universidades (LOU), "para contribuir a mejorar el contenido de las normas". Berdugo afirmó que uno de los retos que la CRUE ha de afrontar de forma inmediata es "la adaptación de sus estructuras a la nueva realidad de la Universidad española", y anunció que la Comisión Permanente tratará en septiembre de la reforma de los estatutos de la asociación "para ampliar el número de miembros y establecer vínculos de comunicación entre las comisiones sectoriales y la Permanente". Asimismo, el nuevo presidente de la CRUE significó en su intervención la necesidad de que la Universidad española potencie su dimensión en el ámbito de la UE, "preparando a la Universidad para el proceso de convergencia europeo", y en el ámbito iberoamericano.
Respecto al informe "La Universidad española en cifras" elaborado por la CRUE, Berdugo afirmó que "es el más documentado, importante, objetivo y constatado que se ha hecho hasta ahora de la Universidad española".

 

arriba