Pilar del Castillo durante su intervención en los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid. (Foto: Rafael Martínez)

Los programas de iniciación profesional darán acceso
al título de Graduado en ESO

El Consejo de Estado emite dictamen favorable sobre la Ley de Calidad

Los estudiantes que cursen los programas de iniciación profesional, de dos años de duración, recibirán el título
de Graduado en ESO. Asimismo, el Consejo de Estado emite un informe favorable sobre el anteproyecto de Ley de Calidad,
que se presentará al Consejo de Ministros próximamente.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Los alumnos de 16 años -excepcionalmente de 15- que no hayan superado la Educación Secundaria Obligatoria podrán acceder a programas de iniciación profesional, según manifestó Pilar del Castillo, tras su intervención en la XV edición de los cursos de verano que la Universidad Complutense de Madrid celebra en El Escorial. "Estos programas estarán integrados por los contenidos curriculares de formación básica y por módulos de Formación Profesional de acuerdo con el Catálogo Nacional de Cualificaciones", precisó, y se impartirán en dos cursos académicos.
La ministra subrayó que los alumnos que superen estos programas obtendrán el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria y la superación de los módulos de carácter profesional integrados dará derecho a la acreditación correspondiente a los módulos cursados.
"Se trata de proporcionar una nueva oportunidad a los alumnos que no logren obtener los conocimientos establecidos para la ESO y que puedan, a partir de esa edad, desarrollar este programa de iniciación profesional y obtener el título de Graduado en ESO", explicó.

Reforzar conocimientos

La titular de Educación aclaró que la finalidad de este itinerario es reforzar los conocimientos en competencias básicas, como matemáticas o lengua, nuevas tecnologías y, al mismo tiempo, formarse en los contenidos de los módulos de FP y adquirir una habilidades y destrezas profesionales.
A diferencia de los actuales programas de Garantía Social, estos cursos tienen una duración de dos años y, además, incorporan la posibilidad de obtener el título de Graduado en ESO. En el caso de que el alumno sólo termine un curso obtendrá una acreditación de los módulos de FP que haya realizado. Con estos programas, los jóvenes que no hayan superado la ESO tienen la oportunidad de permanecer escolarizados dos cursos más, hasta los 18 años.
Para Pilar del Castillo, estos programas responden al "reto único de impulsar la calidad del sistema educativo" y al intento de conseguir "un sistema con alto poder cualificado e integrador que permita incluir a la totalidad de los estudiantes".
Asimismo, anticipó que el Gobierno aprobaría el anteproyecto de Ley de Calidad a lo largo del mes de julio y el debate parlamentario se desarrollaría el próximo otoño.

Reacciones

Las principales organizaciones de padres de alumnos han expresado su satisfacción porque todos los itinerarios, incluidos los programas de iniciación profesional, permitan la obtención del título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. No obstante, Maite Pina, presidenta de la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos (CEAPA), define como "una barbaridad" que alumnos con 15 años puedan abandonar el sistema ordinario e incorporarse a los citados programas. Mientras que José Manuel Contreras, presidente de la Confederación Católica Nacional de Padres y Madres de Alumnos (CONCAPA), opina que este itinerario formativo puede ser una buena medida para luchar contra el fracaso escolar.

Rechazo sindical

Paralelamente a ello, representantes de las federaciones de Enseñanza de UGT, CCOO, CSI-CSIF y de la Asociación Nacional de Profesores (ANPE) han manifestado su rechazo ante esta reforma. Por una parte, la Federación de Enseñanza de CCOO, ha hecho público un comunicado en el que acusa al MECD de "apostar por la segregación educativa a los 15 años" y afirma que "estos itinerarios tendrán que ser asumidos por la enseñanza pública".
En la misma línea, FETE-UGT considera "inconstitucionales" estos programas porque "separan del sistema educativo a alumnos que están todavía en edad de escolarización obligatoria.
Por otra parte, Ricardo Santos, secretario general de la Federación de Enseñanza del CSIF, criticó la propuesta del MECD de que todos los alumnos consigan el mismo título "independientemente de las aptitudes que hayan demostrado".
Sin embargo, Juan Miguel Molina, presidente de ANPE respalda la iniciativa ministerial de dirigir a los alumnos con más problemas a los programas de iniciación profesional y recordó que ésta era una demanda del profesorado.
Para Carme Chacón, secretaria de Educación del PSOE, la escolarización obligatoria hasta los 16 años se había convertido en una de las "grandes conquistas" de la democracia y rechaza que se puedan hacer excepciones con los alumnos que presenten más dificultades. En la misma línea, se manifestó Miriam Municio, del Sindicato de Estudiantes.

Informe favorable

Por otro lado, la Comisión Permanente del Consejo de Estado ha emitido un informe favorable sobre el anteproyecto de Ley de Calidad y destaca la "amplia discusión" y el "amplio debate" que se ha producido en torno a su contenido con comunidades autónomas, en el marco de la Conferencia de educación, con sindicatos, a través de la Mesa Sectorial, y con la comunidad educativa, en el Consejo Escolar del Estado.
El Consejo de Estado estima que los itinerarios formativos, los programas de iniciación profesional, los refuerzos educativos y la Prueba General de Bachillerato se ajustan a los preceptos constitucionales.
En su dictamen constata la necesidad de abordar una reforma del sistema educativo actual, para subsanar las deficiencias detectadas durante la aplicación de la normativa vigente. Asimismo, valora especialmente el adecuado tratamiento a las necesidades educativas de los alumnos extranjeros y considera que la norma tiene una finalidad integradora.

 

arriba