De izquierda
a derecha, Juan Carlos Tedesco, Antonio Chazarra (moderador) y Emiliano Martínez. (Foto: Magali Berenguer)

La escuela debe educar en pautas y criterios en una sociedad saturada de información

Madrid.
Emiliano Martínez, presidente de la Federación de Gremios de Editores de España y presidente del Grupo Santillana, y Juan Carlos Tedesco, director de la sede regional del Instituto Internacional de Planificación de la Educación de Buenos Aires, debatieron el pasado 17 de junio sobre el tema "Educación, sociedad y comunicación", dentro de la cuarta mesa redonda del ciclo Política, Cultura y Educación, una iniciativa de la Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales (FIES), en colaboración con la editorial Práxis y el Círculo de Bellas Artes.
Emiliano Martínez señaló que el siglo XX se ha caracterizado por la construcción de los sistemas educativos y ha convertido a la escuela, además de en lugar para cultivar a los estudiantes, en factor de cohesión social y de igualdad de oportunidades. "Pero la escuela ha tendido a la rigidez, a convertir la educación en normas y, en ese sentido, cada vez existe una mayor separación entre esta y la sociedad, que si vive una constante transformación", señaló el presidente del grupo Santillana. Desde su punto de vista, la educación no es un mero servicio que se recibe, por lo que reclamó una mayor participación de las familias en el terreno educativo. Asimismo, consideró que la comunicación y los medios de información en general, deben favorecer la interacción entre la sociedad y el mundo de la enseñanza, "más allá de informar sobre política educativa o hacer crónica de sucesos".
Martínez comparó la eclosión informativa de hoy vivimos con el hecho histórico que supuso la invención de la imprenta, "que sacó el conocimiento de las claustros y las Universidades y multiplicó el acceso a las fuentes del saber". Sobre el papel que debe desempeñar la escuela ante ese nuevo fenómeno de la digitalización, el presidente de la Federación de Gremios de Editores consideró que debe "formar a los jóvenes para que sepan acceder y discriminar dicha información. La escuela ha de ser parte activa de la sociedad de la información y cultivar al alumnado para desenvolverse en ella, a través de un conocimiento diversificado, práctico y universal". Pero para ello, según Emiliano Martínez, "la escuela debe incidir más en la calidad y no tanto en el servicio educativo".

Profundas transformaciones

Por su parte, Juan Carlos Tedesco, que ha desempeñado durante varios años la dirección de la Oficina Internacional de Educación de la Unesco, señaló que actualmente se están produciendo transformaciones sociales muy profundas, que también afectan a las instituciones que tienen que ver con la transmisión de información. Para Tedesco, en el antiguo capitalismo industrial, todo estaba centrado en la oferta y la escuela era uno de los aparatos de transmisión de ideas y mensajes. "Pero en el nuevo capitalismo -dijo- las cosas se han invertido y el poder está del lado de la demanda, como ocurre con Internet o con la televisión, donde uno elige lo que quiere sobre una amplia oferta. La escuela, incluso, habla de los alumnos y de la familia como clientes". En su opinión, el nuevo capitalismo es un "fenómeno excluyente, que no genera adhesiones y tiende a la ruptura de vínculos entre explotadores y explotados", lo que, a su juicio, coloca a la escuela en una posición distinta "en cuanto a factor de equidad y cohesión social".
Respecto que funciones debe desempeñar el medio escolar en un contexto en el que estamos sobreinformados, este experto en planificación educativa estima que sus objetivos deben centrarse "en formar los criterios para elegir, además de educar en valores y en marcos de referencia". Desde su visión, los dos grandes pilares de la nueva escuela son el "aprender a aprender" -la sociedad requiere cada vez más una formación a lo largo de toda la vida- y el "aprender a vivir juntos" -como respuesta al fenómeno de la inmigración y a la necesidad de enriquecerse con el diferente-. Todo ello va a suponer, según Tedesco, un enorme desafío para el profesorado -"nadie puede transmitir lo que no sabe"-, que deberá afrontarlo "con un profesionalismo colectivo y con un proyecto a largo plazo".

 

Emiliano Martínez y Juan Carlos Tedesco participan
en la cuarta mesa redonda del ciclo Política, Cultura y Educación
arriba