Isabel Couso inaugura el seminario, en presencia de Van Boxtel y Seamus Hegarty. (Foto: Rafael Martínez)

Los nuevos retos educativos
de la inmigración
Expertos europeos y representantes autonómicos se han reunido en Madrid para analizar los nuevos retos que plantea la inmigración en los sistemas educativos y debatir las experiencias sobre atención multicultural que se desarrollan en países comunitarios.

Expertos europeos y
autonómicos presentan planes
de atención multicultural

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Organizado por el Centro de Investigación y Documentación Educativa (CIDE) y el Consorcio Europeo de Instituciones de Investigación y Desarrollo en Educación (CIDREE), este seminario pretendía reflexionar sobre el aumento de flujo de inmigrantes en el ámbito comunitario y su integración en los diferentes sistemas educativos, además de compartir experiencias sobre la atención educativa que han desarrollado países de la UE.
En la inauguración de este encuentro, Isabel Couso, secretaria general de Educación y Formación Profesional, hizo referencia a la integración de extranjeros en las aulas y señaló que "la interrelación de culturas distintas es un factor enriquecedor para la cultura mayoritaria". También puntualizó que el reconocimiento de la diversidad constituye el eje en torno al que giran los sistemas educativos. En su intervención, subrayó que la nueva Ley de Calidad incluye una sección de atención específica a los alumnos extranjeros. Asimismo, facilitó cifras de escolarización de extranjeros, que en este curso ascienden a más de 177.000, que supone un incremento de un 25% con respecto al año anterior. Por último, reveló que el CIDE ha confeccionado 27 estudios sobre inmigración y educación.

Investigación y desarrollo

Por su parte, Seamus Hegarty, presidente del CIDREE y director del National Foundation for Educational Research del Reino Unido, precisó que en España las minorías étnicas suponen el 2% de la población, mientras que en el Reino Unido se eleva al 3,5% y en Suecia alcanza el 6,5%. A su juicio, si racismo, violencia y fracaso se asocian a la inmigración, también existen "buenas prácticas" que no se extienden porque lo que funciona en una ciudad no se puede aplicar en otra, y es necesario adaptar las ideas. Para este experto, "es posible aprender de los otros, tanto en aspectos negativos como positivos".
Asimismo, explicó las líneas de actuación del CIDREE, que se concretan en programas de evaluación, materiales didácticos, formación del profesorado y asesoramiento a los ministerios de Educación y a los docentes.

Integración en Holanda

En su ponencia, el ministro de Política Urbana y de Integración de Minorías de los Países Bajos, Roger Van Boxtel, describió los flujos migratorios que absorbe Holanda desde la década de los cuarenta. En este sentido, expuso que en los años ochenta, se empezó a desarrollar una política de integración específica para combatir los atrasos y fomentar una ciudadanía con una participación más activa. La barrera del idioma y las diferencias culturales y religiosas se encargaron de que "la integración en la sociedad holandesa resultara un proceso largo y fatigoso". También aclaró que actualmente "se están invirtiendo muchos esfuerzos para reducir el atraso idiomático, prevenir el abandono escolar prematuro y estimular la educación media y superior entre los estudiantes de minorías étnicas". No obstante, mostró su preocupación con respecto al "incremento en el nivel de segregación existente entre las escuelas con mayoría de alumnos nativos holandeses, denominadas popularmente "escuelas blancas", y las escuelas con un cuerpo estudiantil mayoritario perteneciente a minorías étnicas, conocidas como "escuelas negras" ".

Reducir el desempleo

Para Van Boxtel, una medida importante en el proceso de adaptación de los "nuevos holandeses" consiste en un programa obligatorio de integración y, con objeto de reducir la tasa de desempleo en este colectivo, se han firmado convenios reguladores con la industria y el comercio y se han creado los Centros de para Empleo e Ingresos. Según especificó, la reducción del desempleo entre las minorías es un 10%. En las grandes ciudades, aproximadamente el 40% de los habitantes es de procedencia extranjera.
Este ministro define Holanda como un país de inmigración, ya que se estima que en el año 2015 el número de habitantes de procedencia no-holandesa habrá superado los dos millones. Van Boxtel concluye revelando que el aprendizaje y manejo del idioma neerlandés es un requisito indispensable para continuar hacia la formación profesional y la participación en el mercado laboral.
Las estadísticas indican el que desempeño escolar de los estudiantes extranjeros de segunda generación es superior y les resulta más fácil el paso a la educación secundaria y superior. Sin embargo, reconoce que el atraso idiomático, un nivel de educación bajo y el abandono prematuro de los estudios son realidades que se observan aún en gran medida dentro de estos grupos.

Programa andaluz

Sebastián Sánchez, director general de Ordenación Educativa y Solidaridad de la Junta de Andalucía, expuso el Plan para la atención educativa del alumnado inmigrante en esta comunidad autónoma. Para explicar el fenómeno de la feminización en la inmigración, reveló que "la procedencia de las inmigrantes muestra un claro predominio de las mujeres europeas, seguidas de las americanas, africanas y asiáticas. En los últimos ocho años el número total de mujeres inmigrantes se incrementó más que el de los hombres", reveló.
Según los datos, el alumnado inmigrante se escolariza en los centros públicos (88,36%), del que la parte más importante procede de Africa (27,33%), de Latinoamérica (25,97%), de los países europeos no pertenecientes a la UE (21,51%) y de la UE (17,77%). A la hora de la escolarización de inmigrantes, sobre todo de origen africano, asiático o del Este europeo, hay que valorar que proceden de culturas diferentes a la andaluza, su lengua materna dispone de caracteres orales y escritos ajenos a la lengua española y, finalmente, presentan necesidades educativas derivadas de situaciones de desigualdad social y económica.
"Para su plena inserción en el sistema educativo, los inmigrantes se enfrentan al aprendizaje de la lengua vehicular de la enseñanza, pero también a otros condicionantes derivados de sus referentes culturales familiares o de tener una lengua materna diferente a la que se utiliza en el centro", afirmó.

Actuaciones en Aragón

La representante de la Consejería de Educación de Aragón, Carmen Solana, presentó las actuaciones dirigidas a la población inmigrante, que pretenden garantizar la igualdad en la escolarización de niños y adultos en condiciones de equidad. Además, hizo hincapié en el Centro de Recursos para la Educación Intercultural, que presta apoyo a los centros de Infantil, Primaria, Secundaria y Adultos en temas y materiales didácticos.
Esta consejería ha puesto en marcha aulas de español y actividades de participación intercultural para las asociaciones de padres. "Una de las necesidades más frecuentes de la población inmigrante es la dificultad para la obtención del carnet de conducir, que es una herramienta esencial en muchos puestos de trabajo", manifestó. "Por ello, se han diseñado cursos y materiales sobre los cursos de alfabetización reglada para la obtención del carnet de conducir". Para el mantenimiento de la lengua y cultura de origen, esta Consejería pretende establecer convenios con países del Magreb y del Este de Europa, similar al que se viene desarrollando con Portugal, que envía profesores de portugués.

Diversidad en Madrid

En su intervención, María Antonia Casanova, directora general de Promoción Educativa de la Comunidad de Madrid, confirmó que en el presente curso escolar están matriculados casi 52.000 alumnos de otros países, que manejan más de treinta lenguas diferentes y pertenecen a más de cien nacionalidades. Entre otras medidas para la atención a la diversidad mencionó el refuerzo educativo, la adaptación curricular y diversificación curricular. Los proyectos para la compensación de desigualdades en educación se encaminan a la puesta en marcha del Servicio de Apoyo Educativo Domiciliario para alumnos convalecientes; la creación del Servicio de Apoyo Itinerante para los niños inmigrantes; un fuerte incremento de profesorado de apoyo; el establecimiento de la reserva de plazas en los centros sostenidos con fondos públicos; así como ayudas de comedor y oferta de libros gratuitos. "Las aulas abiertas de música, danza, teatro, biblioteca y deporte suponen la apertura de los centros a su entorno durante las tardes, contribuyendo a la mejora social de los barrios" constató, además de la apertura anticipada de los centros de infantil y primaria para ofrecer el desayuno a los niños cuyas familias precisen este servicio por su horario laboral.
Casanova anticipó los próximos proyectos, entre los que figuran la creación del Instituto Madrileño de Apoyo y Documentación Intercultural, el diseño del eje transversal de educación intercultural, que ya se ha incorporado al currículum de Secundaria, la revisión de las medidas de compensación en Primaria y la elaboración de un currículum básico para las Aulas de Compensación Educativa.
Para concluir, manifestó que "el reto principal para el sistema educativo consiste en ofrecer la calidad que la sociedad exige, lo cual pasa por la atención a la diversidad y por la evaluación permanente del sistema".

Plan de solidaridad

Por su parte, Juan Navarro Barba, de la Consejería de Educación y Cultura de la Región de Murcia, hizo un repaso a los ámbitos de actuación del Plan de Solidaridad, que se concretan en la escolarización, la atención a la población escolar en situación de desventaja socio-educativa, con especial atención al medio rural, los alumnos que por razones de enfermedad u otros motivos no pueden asistir al centro y el desarrollo de la educación intercultural. Este experto se detuvo en la situación general del grupo gitano que calificó de dramática, por su "alto nivel de desorganización social, perder sus bases culturales tradicionales y la falta de adaptación a las nuevas condiciones de la modernización en las tres últimas décadas".

Experiencia sueca

María Börgstrom, de la Facultad de Educación de la Universidad de Estocolmo, reveló que la población sueca en 1997 alcanzaba casi ocho millones de habitantes de los que 954.231 eran extranjeros. En la actualidad, si se cuentan los nacidos en Suecia de uno o de dos padres inmigrantes, la cifra sube a 1.700.000 y alrededor del 11% de los alumnos de la escuela sueca tiene otra lengua materna. Seguidamente, puntualizó que en su país la enseñanza intercultural concierne a todos los alumnos; no es una materia, sino una manera de relacionarse que se debe aplicar a todas las materias; deber caracterizar a todas las actividades escolares; y crea posibilidades de entendimiento mutuo en el aula, en la escuela y en el barrio.
En este ámbito, el Parlamento sueco ha decidido que las minorías nacionales y sus idiomas se reconozcan y que se proporcione el apoyo suficiente a las lenguas minoritarias para evitar su desaparición. Los diez idiomas maternos más representados en la escuela sueca son el árabe (1,8%), bosnio, croata y serbio (1,3%), finlandés (1,1%), español (0,9%), seguidos en menor porcentaje por el albano, persa, inglés, kurdo, polaco y turco. Los 121 idiomas restantes representan el 4,4%.

Idioma materno

Según sus propias palabras, "Suecia hasta hoy ha sido un modelo de tolerancia, pero que hoy se están cerrando las puertas a muchos y algunos organismos de la sociedad sueca pretenden que el gobierno cambie la ley y solamente acepte como refugiados a aquellos que cumplan con los requisitos de la comisión de Ginebra".
Esta especialista universitaria reconoció que la integración ha fallado en varios puntos y que muchos inmigrantes tienen dificultades para conseguir trabajo, a causa del sistema de acogida de los inmigrantes y por discriminación consciente o inconsciente de los empresarios.
Entre las propuestas que estudian los responsables educativos suecos figuran que el apoyo al idioma materno en el preescolar sea obligatorio para los municipios; que los exiliados recién llegados y los demás alumnos que tengan dificultad de seguir la enseñanza en sueco, reciban clases de idioma materno durante el tiempo que aprenden sueco; que los alumnos que asisten a clases de idioma materno en secundaria obtengan más puntos; además de potenciar la formación del profesorado que atiende a grupos multiculturales. Por último, destacó que el ministro de Integración, Mona Sahlin, propone la discriminación positiva laboral: "si dos personas (una sueca y otra de origen extranjero) aspiran al mismo trabajo y poseen los mismos méritos, se concederá el puesto al extranjero".

 

arriba