El Consejo de Ministros de Educación de la UE aprueba la Resolución
sobre el Aprendizaje Permanente
, de marcado carácter estratégico

La educación, factor básico en la construcción de la Europa de los ciudadanos

El Consejo de Ministros de Educación de la Unión Europea, en reunión celebrada en Bruselas (Bélgica), el pasado día 30 de mayo, bajo la presidencia de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, adoptó la "Resolución sobre el Aprendizaje Permanente", una normativa que, por su importancia y tras- cendencia, "puede transformar Europa", según han coincidido en apuntar distintos grupos de expertos en educación de los países de la UE.
Pilar del Castillo, que presidió el Consejo de Ministros de Educación de la UE, junto a Viviane Reding, comisaria europea de Educación y Cultura. (Foto: EFE)

Madrid.
La Resolución sobre el Aprendizaje Permanente adoptada por el Consejo de Ministros de Educación de la UE, en reunión celebrada en Bruselas el día 30 de mayo, contiene tres principios básicos: la convergencia de las actuaciones de los países para promover una estrategia global de educación y de formación; fortalecer las acciones políticas europeas en el marco del empleo, la movilidad y la investigación; y asegurar que, mediante el aprendizaje permanente, todas las personas adquieran el conocimiento necesario para participar como ciudadanos activos en la sociedad y facilitar y mejorar su promoción laboral.
En el ámbito de aplicación de este tercer principio básico contenido en la resolución se incluyen acciones dirigidas a las personas más desfavorecidas, así como a los inmigrantes, para facilitar su integración social, con lo que la iniciativa se convierte asimismo en una poderosa herramienta para activar la necesaria política social que contribuya a construir la Europa de los ciudadanos.
La "Resolución sobre el Aprendizaje Permanente" comenzó a gestarse en la Cumbre de Feira, celebrada en junio del año 2000, reunión en la que se establecía que "la formación permanente es imprescindible para responder con éxito a los retos de una sociedad y una economía basadas en el conocimiento". Tras un debate celebrado en todos y cada uno de los países miembros de la UE, la Cumbre de Barcelona, celebrada el pasado mes de abril, pide a los ministros de Educación de la UE que elaboren una resolución sobre el aprendizaje permanente que sirva de guía a los Estados de la Unión Europea para desarrollar sus políticas de Educación, Formación y Empleo.

Estrategias y prioridades

La resolución sobre el Aprendizaje Permanente adquiere un carácter estratégico en la construcción de Europa y establece las siguientes prioridades en su ámbito de aplicación:

  • El acceso de todos los ciudadanos a las competencias básicas, independientemente de su edad, en particular a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación y a los idiomas.
  • La formación y actualización de profesores y formadores para el desarrollo de la educación permanente en la sociedad del conocimiento.
  • El traslado de titulaciones y competencias entre países, sectores y empresas mediante una mayor transparencia de los certificados y diplomas, así como el reconocimiento de las distintas formas de cualificaciones que resultan de los aprendizajes formal, no formal e informal.
  • La información y asesoramiento a los ciudadanos de las acciones de educación permanente y de sus ventajas en el plano personal, profesional y social.
  • La calidad en todas las iniciativas relacionadas con la educación permanente.

Algunos de los principales aspectos de la resolución sobre Aprendizaje Permanente adoptada en Bruselas por los ministros de Educación de la UE han sido incorporados ya en el proyecto de Ley de las Cualificaciones y de la Formación Profesional del Gobierno español, que contempla el pleno reconocimiento de las cualificaciones profesionales que posean las personas; la creación de un catálogo nacional de cualificaciones profesionales que orientará todas las ofertas institucionales de formación profesional y de la formación de las personas a lo largo de toda la vida, y un moderno sistema de información de todas las oportunidades de formación y de empleo.

Acciones de gran proyección

El Consejo Europeo de Jefes de Estado y de Gobierno celebrado en Barcelona el pasado mes de abril solicitó al Consejo de Ministros de Educación y a la Comisión Europea que, con carácter inmediato, pusieran en marcha cinco acciones de gran proyección: asegurar la transparencia de títulos y cualificaciones, especialmente en el ámbito de la formación profesional; facilitar el aprendizaje de idiomas; introducir la dimensión europea en los sistemas educativos de los Estados miembros; la puesta en marcha del Programa de Trabajo para esta década, que se pueden agrupar en tres principios básicos. Calidad, acceso a todos los ciudadanos y apertura al mundo; y la adopción de la Resolución sobre Aprendizaje Permanente.
El Consejo de Ministros de Educación del pasado día 30 de mayo ha respondido a la solicitud del Consejo Europeo y ha adoptado, entre otras, las siguientes iniciativas:

  • Apoyar el lanzamiento de un proceso similar al de Bolonia, dirigido a dar a la formación profesional una significación política más relevante y, al mismo tiempo, ir adoptando medidas que faciliten la equivalencia de formaciones y su reconocimiento y aceptación en todos los países europeos mediante proceso basados en la calidad de los centros y de las formaciones, así como de la evaluación externa que afiance su prestigio.
  • Aumentar los esfuerzos en el ámbito educativo para que todos los estudiantes sean capaces de dominar al menos dos idiomas extranjeros.
  • Resaltar la importancia del estudio de la historia europea y del proceso de integración comunitaria, y considerar que deben formar parte de los currícula escolares.
  • El Programa de Trabajo sobre los Objetivos de los Sistemas Europeos de Educación, ya aprobado, se empezará a aplicar de forma inmediata y sus primeros resultados serán evaluados en el año 2004.
  • Adopción de la Resolución sobre el Aprendizaje Permanente, que será presentada en la Cumbre de Sevilla, a celebrar el próximo 21 de junio.

Presidencia española de la UE

Durante la Presidencia española de la Unión Europea se han adoptado en los Consejos de Ministros de Educación dos cruciales iniciativas educativas, el Programa de Trabajo sobre los Objetivos de los Sistemas Educativos (14 de febrero) y la Resolución sobre el Aprendizaje Permanente (30 de mayo), que ahora iniciarán un proceso de convergencia y tendrán una importancia trascendental en el futuro de la educación en Europa.
Durante la reunión del Consejo de Ministros de Educación se analizaron asimismo los resultados de la Cumbre de Barcelona, y la presidenta del Consejo, Pilar del Castillo, tras agradecer las positivas sugerencias realizadas por los responsables de Educación y como conclusión de las distintas intervenciones de los asistentes, señaló que "el Consejo Europeo de Barcelona ha marcado un antes y un después en materia de educación; las conclusiones de Barcelona dan a la educación, por primera vez, un relevante peso específico propio y, al mismo tiempo, resaltan su importancia para la consecución de otros objetivos, como la movilidad profesional y el pleno empleo; todo ello permite decir que, en el futuro, la educación será un elemento fundamental e imprescindible del proceso de construcción de Europa".
Pilar del Castillo, tras destacar que el principal reto de la educación en Europa "es la calidad", declaró que "la educación europea se debe abrir al mundo, desarrollando métodos de evaluación de su calidad que faciliten la transparencia y el reconocimiento de sus centros y de sus estudios, potenciando así su atractivo para estudiantes de otros países y activando la movilidad entre centros europeos, lo que hará de Europa un modelo mundial de referencia". Asimismo, la ministra española aseguró que "mantenemos la consideración de la educación como un bien público que no puede someterse a las mismas reglas que otros sectores de la economía en el marco de una sociedad global".
Pilar del Castillo trazó asimismo en la reunión del Consejo de Ministros de Educación un balance de lo realizado durante los cinco meses de Presidencia española de la UE en materia de educación, y afirmó que "como prioridad fundamental, nos planteamos la necesidad de otorgar a la educación y a la formación el carácter de pilar clave del proceso de construcción europea; en este sentido, las conclusiones del Consejo Europeo de Barcelona señalan un hito al otorgar a la educación y a la formación la consideración de elemento esencial en este proceso".

 

arriba