A través de estas originales obras, los niños interpretan la diversidad sociocultural latinoamericana.
(Fotos: Rafael Martínez)

Reencuentro entre España y Latinoamérica

Más de quinientos niños y jóvenes de doce centros madrileños han utilizado botellas, arena, agua, arcilla, madera y plumas para crear figuras que representan la vida y el ciclo del ser humano. La exposición Reencuentros, instalada en el Museo de América, pretende acercar España y Latinoamérica.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
América constituye el hilo conductor de un proceso creativo que culmina con la exposición Reencuentros, que permanecerá abierta al público en el madrileño Museo de América, hasta el próximo 21 de junio. El origen de la vida, las fuerzas de la naturaleza, los miedos del ser humano, el nacimiento y la muerte, las leyendas y los sueños están representados en estas obras diseñadas y construidas por 567 niños, adolescentes y jóvenes de doce centros madrileños. Los visitantes realizan un recorrido por los trabajos elaborados por alumnos de 0 a 20 años, con la finalidad de acercar mundos aparentemente alejados como el Museo y la Escuela o el continente americano y España.
Medio centenar de escolares del segundo ciclo de Educación Infantil del colegio madrileño "Siglo XXI" se sorprenden ante representaciones de una leyenda del Amazonas, del árbol de la infancia, de ritos de la Vida Oculta, de un viaje al mundo de los sueños, de la pirámide americana, de la boda y del árbol de la vida y la muerte que protagonizan algunas de las creaciones que integran esta muestra.

Trilogía

Con Reencuentros - ciclos vitales, acá, allá, aquí y allí - se culmina una trilogía que comenzó con la exposición Viaja al Museo 2000 y continuó con Una casa sin fronteras, en las que se ha investigado diversos lenguajes artísticos desarrollados por alumnos, que tomaron como referencia diferentes realidades socioculturales de continente americano.
Para la organización de esta muestra han colaborado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y EnterARte, pero también han intervenido la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, la Asociación de Amigos del Museo de América y la ONCE.
Maestros y profesionales vinculados al mundo educativo y artístico integran EnterArte, un grupo de investigación y creación artística en el entorno educativo, responsables del diseño y montaje de esta exposición. En el curso 1999-2000, este colectivo diseñó un proyecto, con el que pretendía estudiar las posibilidades que los museos ofrecen a las escuelas y viceversa. En palabras de estos educadores, "queríamos llevar la escuela a los museos y que los niños, como creadores de obras de arte, mostraran a la sociedad sus producciones".

Diversidad cultural

El Museo de América ha ofrecido sus instalaciones y el apoyo necesario para el montaje de las dos exposiciones anteriores Viaje al museo 2000 y Una casa sin fronteras y estos días alberga la tercera, Reencuentros, en la que participan escolares desde Educación Infantil y Primaria hasta Secundaria.
En el presente curso 2001-02, ha finalizado el proyecto que gira en torno a América y al encuentro entre diferentes culturas. Estos profesionales afirman que esta iniciativa les ha permitido "observar, analizar y crear en torno a diferentes muestras artísticas, formas de entender la vida, el transcurso de los acontecimientos y el modo de exteriorizar sentimientos, pensamientos y emociones". También subrayan que este proyecto "nos ha abierto a la solidaridad, al respeto y a la aceptación de las diferencias, que hacen del mundo un espacio muy rico del que poder aprender".
Los cambios, los ciclos, el principio y el fin, la gran cantidad de símbolos que rodean alguno de los momentos de la vida humana, no es algo ni muy alejado en el tiempo, ni una construcción del mundo actual. Desde que el hombre apareció en el planeta su vida se ha organizado en torno a esos ciclos, cambios, procesos que le hacían pasar de una etapa a otra e ir evolucionando como hombre.

Estudio comparativo

Para los responsables de este proyecto "se trata de investigar, analizar y expresar de forma artística esos momentos de cambio y saber cómo se realizan acá y allá; además pretendemos hacer un estudio comparativo de España y Latinoamérica y la expresión de esos cambios".
En la muestra está presente la diversidad de proyectos de cada centro, con una estrecha relación con la cultura precolombina y con el Museo de América. En torno a este eje, se conjugan las áreas curriculares de naturaleza, expresión corporal, lengua, matemáticas, ciencias sociales, plástica y temas transversales como educación sexual y para la paz, la solidaridad y la tolerancia, la coeducación. Desde esa opción interdisciplinar, las creaciones de los alumnos ofrecen una visión antropológica, en lo que hace referencia a la geografía, la historia y la cultura, además de la vertiente artística, que incide en música, pintura, escultura, teatro y literatura.

 

 

Escolares madrileños emplean materiales sencillos para expresar su visión de los ciclos vitales en una muestra del Museo de América

arriba