Una apuesta por la formación de adultos

Reunión de los socios nacionales del proyecto NETA, una iniciativa transnacional centrada en jóvenes, mujeres sin cualificación e inmigrantes
Mejorar los sistemas de información y orientación a la población adulta y alcanzar una mayor coordinación entre las instituciones implicadas, son algunos de los compromisos aprobados en la reciente reunión de los socios nacionales del proyecto NETA, una iniciativa transnacional en la que participan el MECD, Comunidades Autónomas, instituciones y departamentos de formación de varios países europeos.


Madrid.

El proyecto "NETA: ¿Qué hacemos en la Educación de Adultos?", es una iniciativa transnacional aprobada por la Unión Europea dentro de la convocatoria 2000 del Programa Sócrates II (Acción Grundtvig). Entre otros objetivos, este proyecto quiere dar respuesta a las necesidades formativas de aquellas personas mayores de 16 años que abandonan el sistema educativo sin ninguna titulación, sobre todo jóvenes en riesgo de exclusión social, mujeres sin cualificación que desean acceder al mercado de trabajo y grupos de inmigrantes que demandan una formación profesional inicial.
NETA está coordinado por la Subdirección General de Formación Profesional del MECD y tiene como socios nacionales a: la Dirección General de Promoción Educativa de la Comunidad de Madrid; la Dirección General de FP e Innovación Educativa de la Comunidad de Murcia; la Dirección General de Centros y Educación Permanente de la Comunidad de Castilla-La Mancha; la Federación Española de Universidades Populares; y la Fundación Formación y Empleo (FOREM). Comunidad Escolar Digital actúa también como socio nacional del proyecto al objeto de divulgar información tanto de las diferentes acciones que se lleven a cabo como de los resultados de estos trabajos. Entre los socios europeos se encuentran Departamentos de Educación de Personas Adultas de los Ministerios de Educación de Irlanda, Polonia y el Consejo del Condado de Viborg, en Dinamarca.
Uno de los motivos fundamentales de su puesta en marcha es que España, al igual que otros países de la UE, ha realizado un proceso de descentralización de competencias educativas a las diferentes comunidades autónomas, que a partir de ahora son las encargadas de organizar la oferta de enseñanza. Sin embargo, dicha descentralización dificulta muchas veces el acceso a la educación y formación de las personas adultas, al no existir una información y orientación clara al respecto.

Objetivos

Según se informó en la reciente reunión de los socios nacionales, hasta ahora se han cumplido los objetivos de recoger datos sobre las Instituciones y organizaciones que trabajan en la Educación de Personas Adultas en los diferentes países participantes y sobre la base legal o desarrollo legislativo que tienen las ofertas; y establecer intercambios permanentes de información entre los diferentes países implicados.
Respecto a los objetivos futuros acordados en la reunión se pretende una aproximación a un diseño en cada región de una oferta de educación básica y formación profesional inicial en el que se establezcan las relaciones necesarias entre la educación formal y no formal y sus certificaciones con la experiencia laboral. Otra finalidad es adaptar las ofertas existentes a las necesidades de la nueva Europa, introduciendo nuevas metodologías, tecnologías de la información, fomento del aprendizaje de lenguas en la población adulta. Asimismo, se quiere ofertar a la población adulta una información clara y orientación sobre sus posibilidades de formación a través de la red, guía, CD...
Por otra parte, en dicho encuentro se ha informado de la salida de Rumania y Portugal del proyecto y de la incorporación de Polonia, concretamente en la localidad de Poznan. Allí se está realizando un estudio de las circunstancias y posibilidades existentes para la población adulta. También se han puesto en marcha cursos de orientación para los profesionales, así como una campaña de sensibilización y difusión del proyecto y sus resultados. También se ha informado de que en Dinamarca ha sido aprobada una nueva ley que puede ser importante como ejemplo para el proyecto y desde la perspectiva de la educación a lo largo de la vida.

Acuerdos

Asimismo, los socios nacionales de NETA han alcanzado en dicha reunión los siguientes acuerdos: continuar con el intercambio de información sobre los problemas concretos y las soluciones que se aportan en las distintas Comunidades Autónomas, y organizaciones participantes, "ya que la riqueza de este proyecto está en poder intercambiar experiencias y conocer las distintas realidades para diseñar nuevas propuestas de actuación"; y potenciar las iniciativas de los socios como ejemplos de buenas prácticas: fomentar las relaciones institucionales propuesta por la Comunidad de Madrid; la creación de la modalidad de Enseñanza Secundaria Semidistancia y el centro de recursos virtual, propuesta por la Comunidad de Castilla-La Mancha; la propuesta del Consejo de Educación Permanente de la Región de Murcia; así como los proyectos concretos que desarrollan FOREM y FEUP.
Respecto a los compromisos de trabajo de los socios nacionales, se ha realizado un análisis de la situación, centrada en los tres grupos de referencia -jóvenes, mujeres de bajo nivel de cualificación e inmigrantes-, para conseguir: mejorar los sistemas de información y orientación para la población de referencia; mayor coordinación y complementariedad entre las instituciones implicadas en una misma localidad; mayor rentabilización de los recursos; adecuación de las ofertas a las necesidades de la zona en especial a los sectores prioritarios: jóvenes, mujeres de baja cualificación e inmigrantes; propuesta para la acreditación de competencias basada en la experiencia de alguno de los socios; y multiplicación de los resultados a las diferentes regiones de los países participantes en el proyecto.

 

arriba