Libros para el arte

El Círculo de Lectores y Galaxia Gutenberg exhiben sus mejores logros en la alta edición
Dos manifestaciones del pensamiento y la sensibilidad humana se unen en la muestra sobre la edición de alta calidad que estos días exhibe el Museo Reina Sofía: arte y literatura fundidos en una propuesta que nada entre el placer estético y el intelectual, entre la razón y la emoción.
Dos de los libros exhibidos en la muestra
Madrid. JULIA FERNÁNDEZ

En la época de Internet, de la autoedición por ordenador y del múltiple copiado de un original, la labor editorial llevada a cabo por Círculo de Lectores y Galaxia Gutenberg en el campo del libro artístico e ilustrado es una de las hazañas menos conocidas y más valientes que se está llevando a cabo en el medio cultural español de nuestros días. Una labor que aúna el aspecto artesanal de la edición y la última tecnología para lograr encerrar los sueños y símbolos de los creadores entre las páginas de su cuidada edición.
Esta faceta de editores de alta calidad es la que celebra y homenajea el Museo Reina Sofía en la muestra “La pasión por el libro. Una aventura editorial” que estos días mantiene abierta en Madrid. Organizada coincidiendo con el 40 aniversario de la creación de Círculo de Lectores y comisariada por Osbel Suárez Breijo, es una síntesis de la especial edición llevada a cabo por un sello editorial conocido sobre todo en la venta por catálogo de las últimas décadas.

Crear e innovar

“El editor vocacional debe proponer contenidos valiosos independientemente de su incierto éxito de ventas”, afirmaba en la apertura de la muestra Hans Meinke, uno de los editores emblemáticos de Círculo de Lectores. Y esa es la esforzada y creativa tarea recogida en los sucesivos apartados de esta exposición. En el primero de ellos, “El artista ilustra su biblioteca”, se reúnen ilustraciones  para distintos libros de Antonio Saura, Eduardo Arroyo, Alberto Gironella, Grau Santos, Ràfols Casamada, José Hernández, Eduardo Úrculo y Javier Pagola: el artista es el protagonista que organiza todo un mundo de referencias y obsesiones.
Los trabajos realizados por diferentes artistas en torno a un solo autor son recogidos en “El autor y sus ilustradores”. Muy centrado en la figura de Camilo José Cela, se muestran ediciones artesanales y facsimilares de algunas de sus obras más conocidas y las ilustraciones realizadas para sus obras por Arranz Bravo, Antonio Saura o Lorenzo Goñi.

Símbolos propios

Los escritores Gunter Grass, Rafael Alberti, Julio Caro Baroja, Joan Brossa y Carlos Saura personifican al escritor que ilustra con sus propios símbolos la materia inicial literaria: “El escritor artista” recoge libros muy personales que han surgido de la imaginación verbal, poética o narrativa, y la imaginación plástica de un mismo creador.
Un último apartado dedicada a “El editor como mediador y como creador” recoge los libros sueltos nacidos de la iniciativa del editor o de su complicidad con los creadores escritores o ilustradores. Es la reivindicación del papel del editor tanto en la invención de conceptos editoriales como en la realización de libros y colecciones novedosas. Así, “La sonrisa al pie de la escala”, de Henry Miller e ilustraciones de Joan Miró; “La obra maestra desconocida de Balzac”, con ilustraciones de Picasso; “El viejo y el mar” de Hemingway, ilustrado por Salvador Dalí; “Llanto por Ignacio Sánchez Mejías”, de Lorca y con ilustraciones de Bores; “Vista del amanecer en el trópico” de Cabrera Infante e ilustrado por Frederic Amat o “La Divina Comedia”, de Dante con ilustraciones de Miguel Barceló para una edición especial conmemorativa del 40º aniversario del Círculo de Lectores. Un recorrido expositivo en el que el placer de leer sí está asegurado.

arriba