En esta sección se publicarán las cartas dirigidas por correo o vía electrónica. El tema será libre y no deberá superar las 30 líneas. COMUNIDAD ESCOLAR se reserva todos los derechos para seleccionar, extractar y publicar las cartas recibidas. Para colaborar es necesario enviar nombre y dos apellidos y el DNI, datos que se mantendrán en absoluta reserva
comunidad.escolar@educ.mec.es

 
   
 
   

Aprendizaje a lo largo de la vida

Trinidad Martín es la alumna más veterana de la Comunidad de Madrid. Hasta hace 4 años era analfabeta y tras la muerte de su esposo se quedó sin el lector de las cartas que le enviaba su hijo desde Inglaterra. Entonces decidió que nunca es tarde para aprender a leer y escribir. A sus 95 años asiste todas las mañanas, sin faltar una, a los cursos de alfabetización de adultos que se imparten en el centro cultural de un barrio madrileño. Para completar su formación participa en diversas actividades extraescolares, como visitas a museos y excursiones. Esta tenaz estudiante constituye un ejemplo de que el aprendizaje puede desarrollarse a lo largo de toda la vida.
Este es una de las líneas de actuación que, en materia educativa, ha diseñado el MECD con motivo de la presidencia española de la Unión Europea. Para lograr este objetivo este Departamento apuesta por definir estrategias coherentes y medidas prácticas, que fomenten la educación permanente para todos, desde la etapa preescolar hasta después de la jubilación; además, debe abarcar todo el espectro del aprendizaje formal, no formal e informal.
Entre otras prioridades, este programa establece el acceso de todos a las competencias básicas, incluyendo una cultura digital básica; e informar para facilitar el acceso de todos, ya que la cultura del aprendizaje depende del aumento de los niveles de participación. Por último, se debe incrementar la inversión en tiempo y dinero y acercar las oportunidades de aprendizaje a los alumnos mediante el apoyo a las comunidades, ciudades y regiones, creando centros locales de aprendizaje.

María Isabel López Amorós
Fuenlabrada (Madrid).

 
   
 
   

Reconocimiento a la labor docente

Como profesional de la enseñanza, he leído detenidamente el texto del proyecto de la Ley de Calidad, que han incluido en la última edición de su periódico COMUNIDAD ESCOLAR. Me ha sorprendido gratamente que este documento dedique un apartado a la función docente y carrera profesional, donde se especifican las funciones del profesorado, la formación inicial, la carrera profesional y formación permanente, además del reconocimiento de la labor docente que, a mi juicio, está cada vez más desprestigiada.
En cuanto a la formación inicial, este texto recoge que se desarrollará "un curso específico para la adquisición del Título profesional de especialización didáctica, de modo que su contenido y organización se adecuen mejor a la estructura y requerimientos actuales del sistema educativo". Este título será requisito imprescindible para el ejercicio de la labor docente en la Secundaria y en las enseñanzas postsecundarias y de régimen especial.
Además, coincido con el contenido de este proyecto que apuesta por la formación permanente, como "un elemento esencial para lograr una educación de calidad". En este sentido, señala que las administraciones educativas facilitarán la participación de los profesores en actividades formativas y la elaboración de proyectos que incluyan innovaciones curriculares, metodológicas, didácticas o de organización de centros.
Otra las propuestas más interesantes -en mi opinión- se concreta en que el Instituto Superior de Formación del Profesorado establecerá Planes de Formación Permanente de alta cualificación para todo el profesorado.
No deseo terminar esta reflexión sin subrayar el párrafo que hace referencia a "las medidas que afiancen la necesaria autoridad y el reconocimiento social de los docentes", que tan necesarias nos parecen a los educadores. Algunas de ellas, me parecen especialmente interesantes, como la participación activa del profesorado en el Informe de Evaluación Escolar al finalizar la ESO y la participación colegiada del profesorado en la junta de evaluación para determinar el acceso a cursos superiores en la ESO. Y, por último, apruebo el párrafo que determina que "se fomentará la debida protección y asistencia jurídica al profesorado de los centros públicos en todas aquellas situaciones que se relacionen con el ejercicio de la profesión".
Los profesionales de la enseñanza que, en los últimos tiempos, nos hemos sentido desmotivados y hemos comprobado como el reconocimiento a nuestra labor se iba deteriorando paulatinamente, confiamos en que estas medidas, que calificamos de positivas, contribuyan a recuperar nuestra ilusión por enseñar y la consideración por parte de padres y alumnos.

Eduardo González
Madrid.

 

 
arriba