La CECE pide "un debate sereno y constructivo" sobre la reforma

El Congreso de esta organización vuelve a reclamar gratuidad para la Educación Infantil e igualdad de medios entre centros públicos y privados
La CECE quiere "un debate sereno y constructivo" sobre la reforma educativa y pide la colaboración entre las distintas administraciones, según las conclusiones del último Congreso de esta organización. También ha vuelto a reclamar la gratuidad del segundo ciclo de la Educación Infantil y un trato de igualdad entre la enseñanza privada y la pública.

Madrid. G. A.
La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha celebrado a mediados de marzo en Murcia el "XXX Congreso de la enseñanza privada", cuyas sesiones se han dedicado a debatir las grandes reformas legislativas que está promoviendo el Ministerio de Educación, como la Ley de Formación Profesional, actualmente en trámite parlamentario, y la futura Ley de Calidad. La presidenta de la CECE, Isabel Bazo, ha destacado la importancia de este encuentro debido, precisamente, a la máxima actualidad de los temas analizados, como las citadas leyes o la financiación de la Educación Infantil. Y el presidente del Consejo Escolar del Estado, Alfredo Mayorga, ha hecho referencia al lema central del Congreso, al decir que "todos debemos tener como objetivo el servicio a la educación, para lo que la iniciativa privada debe estar en igualdad con la pública, y hay que dejar de buscar la dicotomía entre las dos titularidades ya que todos somos necesarios, complementarios y no excluyentes".
Por su parte, la secretaria general de Educación y Formación Profesional, Isabel Couso, ha afirmado que el documento de bases de la Ley de calidad "es un texto sobre el que debatir y reflexionar el futuro de la educación en España". Y ha justificado esta iniciativa porque "el actual sistema ha demostrado su fracaso al no conseguir integrar al 30% del alumnado que abandona sus estudios". Ha reiterado que "los itinerarios no son segregadores, sino que pretenden integrar a todos los alumnos, especialmente a los que han perdido el interés y la autoestima en su vida escolar". Y sobre la financiación de la Educación Infantil ha avanzado que "es uno de los temas que está valorando el Ministerio, pero hay que considerar la complejidad de este asunto ya que el MECD no tiene competencias en este aspecto".
El vicepresidente de la CECE, José Díaz Arnau, ha dicho que esta organización está de acuerdo con algunas de las propuestas incluidas en la Ley de Calidad, como la reválida o los itinerarios. Pero también ha manifestado su desilusión con el proyecto "porque se vuelve a olvidar de la enseñanza privada", y ha hablado de "la necesidad de que todos los niños tengan derecho a la gratuidad de la Educación Infantil". Por último, han intervenido los directores generales de las consejerías de Educación de Navarra, Valencia, Baleares, Galicia, Cataluña, Castilla y León, Murcia y Canarias, quienes han manifestado sus respectivos puntos de vista sobre la reforma de la ESO.

Conclusiones

A partir de todas estas intervenciones y de las restantes ponencias los organizadores del Congreso han llegado a una serie de conclusiones, y han propuesto "un debate sereno y constructivo" hacia la Ley de Calidad "que necesita el sector educativo". También han pedido "el esfuerzo y la colaboración de la Administración General del Estado y de las comunidades autónomas en las reformas educativas", y que se refundan "todas las normas legales en un sólo texto con los contenidos positivos de la nueva Ley y de las precedentes (LODE, LOGSE y LOPEG), para facilitar su aplicación y hacer posible una gestión razonable y viable de los centros".
La CECE quiere para los centros privados "la misma consideración que a los públicos en lo referente a organización, respeto por su identidad propia, características singulares, etc."; que se mejoren "todos los aspectos relativos a los conciertos educativos"; y que se impulse "la concepción de la Educación Infantil como enseñanza básica y gratuita". Además, reclama medios para implantar los itinerarios, una "solución urgente" a los problemas referentes al régimen impositivo y fiscal de los colegios privados, y "una mayor sensibilidad de las comunidades autónomas" hacia los temas de este sector. Sobre la Ley de Formación Profesional, el Congreso de la CECE quiere que los grupos parlamentarios "realicen un esfuerzo para conseguir que nuestra sociedad se inserte en un contexto europeo, a través de un adecuado programa de cualificaciones que facilite la movilidad de los trabajadores, dote de unidad al mercado de trabajo, y otorgue a los centros de formación un papel central en este escenario".

 

arriba