La Biblioteca Nacional muestra una selección de sus mejores estampas sobre los dos grandes temas del arte

Amor y muerte

Representados en la creación artística desde el comienzo de los tiempos como las dos esenciales vivencias del ser humano, el amor y la muerte concentran en sus imágenes múltiples los grandes deseos y terrores de una existencia terrenal. Ahora las más bellas y elocuentes de sus estampas llegan hasta nosotros.

Madrid. JULIA FERNÁNDEZ
El amor y la muerte han sido los dos grandes temas que han inspirado a artistas y escritores de todas las culturas a través del tiempo. Pero es a partir del siglo XV cuando los grandes pintores europeos, basándose en obras literarias de la antigüedad clásica, del Renacimiento y, sobre todo, en las Sagradas Escrituras, comienzan a generar obras de extraordinaria belleza, en las que volcaron toda su sabiduría y su genio, en torno al Amor y la Muerte.
Sus versiones gráficas, salidas en muchos casos de la mano del propio creador, lograron una extraordinaria difusión en la Europa de la Imprenta y la renovación ideológica, logrando hacer de estas estampas del amor y la muerte presencia cotidiana y familiar. Una idea trágica y misteriosa de la muerte y una idea cálida y trágica del amor, tejían las bases de la cultura del ser humano en la silenciosa esfera del arte.
Artistas como Durero, Ribera, Rembrandt, Tiepolo, Goya o Picasso fueron algunos artistas-grabadores que plasmaron en sus estampas lo mejor de su arte, lo más nuevo, lo más íntimo. Los grabados eran también su campo de experimentación, un reto continuo del creador consigo mismo y con las técnicas de grabar que terminan dominando y poniendo al servicio de sus ideas. El resultado son auténticas obras maestras dedicadas en su gran mayoría al amor y a la muerte, de extraordinaria fuerza expresiva y belleza.

Símbolos para la vida

Un paseo por la evolución que estas dos grandes ideas matrices han tenido en la creación artística es la propuesta que la Biblioteca Nacional ha desarrollado, en colaboración con la Fundación Caixa de Cataluña, en la muestra titulada "Del amor y la muerte. Dibujos y grabados de la Biblioteca Nacional".
Seleccionadas entre los ricos fondos de la Biblioteca –40.000 dibujos, 150.000 grabados y otro medio millón de grabados que forman parte de libros ilustrados- y exhibidas casi todas ellas por vez primera, las obras que reúne esta exposición son los mayores logros de la simbología artística del amor y de la muerte realizados a lo largo de más de cuatro siglos. Tres grandes secciones: El Amor, El Amor y la Muerte, y La Muerte, con apartados dedicados a la Mitología y literaturas clásicas, El amor humano, Los amantes, La muerte de Jesucristo, La muerte del hombre y El triunfo sobre la muerte, van desgranando la liada esfera de lo simbólico, para llegar a la esencia de las pasiones ligadas al amor y a la muerte.
La propuesta de sus imágenes son más allá de su extraordinaria belleza formal una reflexión sobre nuestra propia existencia y de la mano de artistas como Miguel Angel, Rafael, Tiziano, Durero, Hogarth, Goya...o la larga lista de creadores expuestos. Una meditación fabulosa del arte.

 

arriba