De cada 100 estudiantes que ingresan en
la Universidad para cursar estudios de primer ciclo de ingenierías técnicas, sólo 30 consiguen finalizar con éxito sus estudios, según se señala en un informe realizado por el Instituto de Ciencias de la Educación, en el ámbito de aplicación y desarrollo del III Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, que analiza el rendimiento académico en estas disciplinas.

Un total de 61 universidades españolas,
46 de titularidad pública, imparten
estudios de ingenierías técnicas, con una oferta global de unas 50.000 plazas.

Las ingenierías técnicas presentan una elevada tasa de abandono

Madrid.
En el marco de las acciones especiales desarrolladas en la aplicación del III Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, el Instituto de Ciencias de la Educación, con la colaboración del Gabinete de Planificación y Evaluación de la Universidad Politécnica de Catalunya, ha realizado un informe que, bajo la denominación "Evaluación de Estudios de Primer Ciclo (Ingenierías Técnicas)", analiza a escala nacional el rendimiento de estas disciplinas universitarias.
El estudio, cuyos resultados fueron presentados en el último Pleno del Consejo de Universidades, se marcaba como objetivo el "disponer de información que aporte conocimiento sobre la evolución en la última década y situación actual de los títulos oficiales de primer ciclo de Ingeniería, tanto por tipos de centros (propios o adscritos, escuelas técnicas o centros pluridisciplinares), universidades (públicas o privadas, tradicionales en este tipo de estudio, politécnicas, nuevas) y Comunidades Autónomas, como de tipo transversal, título a título".
Según se apunta en el informe, un 14% de la población estudiantil universitaria española está matriculada en enseñanzas técnicas de ciclo corto, porcentaje que ha experimentado un incremento de 3 puntos a lo largo de la década de los 90.

Oferta de titulaciones y plazas

El estudio de la oferta de titulaciones de ingeniería técnica en el curso 2000-2001, que se pueden agrupar en 11 ámbitos o áreas diferentes (Topografía, Diseño Industrial, Informática, Obras Públicas, Industrial, Telecomunicación, Agrícolas, Forestal, Minas, Naval y Aeronáutica), muestra que estos estudios tienen presencia en las 17 Comunidades Autónomas y en 61 universidades (45 públicas y 15 privadas) de las 63 universidades españolas, distribuidos en 160 centros (144 propios y 16 adscritos) de los casi 1.000 que existen en España.
La oferta de titulaciones más amplia corresponde a las ingenierías técnicas industriales (impartidas en 17 CC.AA., 44 universidades y 65 centros), y a las ingenierías de ámbito informático (impartidas en 14 CC.AA., 46 universidades y 58 centros), mientras que la oferta más reducida corresponde a las ingenierías del área naval (5 centros) y del área de la aeronáutica (un único centro, la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Aeronáutica de Madrid).
De las 43.457 plazas públicas de ingenierías técnicas de primer ciclo ofertadas en el curso 2000-2001, casi la mitad se concentran en cuatro Comunidades Autónomas (Andalucía, Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana, por este orden), mientras que en la distribución por universidades, según se señala en el informe, "la oferta pública se concentra mayoritariamente en universidades creadas con anterioridad a la promulgación de la Ley de Reforma Universitaria en 1983 (70% de las plazas); en universidades de tamaño mediano o pequeño, con una oferta anual de plazas inferior a 10.000, y en universidades de carácter no politécnico, de tal forma que las cuatro universidades politécnicas, caracterizadas por una oferta de enseñanzas técnicas que supera el 70% del total de su oferta, representan menos del 25% de la oferta de ingenierías técnicas".
Por lo que respecta a la oferta privada, ésta sólo cubre 7 de las 11 áreas, destacando la oferta de estudios del área informática (impartidos en 14 centros de 11 universidades) y del área de industrial (8 centros de 8 universidades).

Altas tasas de abandono y bajo rendimiento

En el informe sobre el rendimiento de las ingenierías técnicas se expone, desde el punto de vista de las salidas del sistema, que "el número de titulados es reducido, tanto si lo comparamos con el número de estudiantes matriculados (por cada 100 alumnos matriculados se titulan cada año 8) como si lo hacemos con el número de estudiantes que ingresan en el sistema (de cada 100 alumnos que ingresan, tan sólo 30 consiguen finalizar con éxito sus estudios)". Estos titulados tardan, de media, 5,4 años en lograr el título, y lo hacen a una edad de 25 años. Otro dato significativo a este respecto es que el número de estudiantes que se titulan en el tiempo previsto representa un 11% del total de titulados de un año académico, y el 1% de los titulados de una determinada cohorte de entrada.
El estudio señala asimismo que "la relación titulados/matriculados, que toma un valor medio a nivel nacional del orden del 8%, valor mucho menor que el ideal (33,3%)", e inferior al registrado en países de nuestro entorno, ya que autores de otros trabajos sobre la situación de las ingenierías técnicas dan valores del 15,3% en Alemania y del 17,9% en Francia.
Estos datos relativos a porcentajes de titulados implican un alto abandono, que se distribuye por igual en dos etapas: durante los dos primeros años de los estudios (35%) y a partir del 5º año en que el estudiante está matriculado (35%). En el informe se apunta que este último abandono "puede achacarse, probablemente, al proyecto fin de carrera y al hecho de que muchos estudiantes se ponen a trabajar en los últimos años de carrera, disminuyendo consecuentemente su rendimiento", y se concluye que "estos dos motivos apuntados no explican por si solos el bajo rendimiento de las ingenierías técnicas", ya que un análisis de la situación al finalizar su tercer año académico de la cohorte de alumnos que ingresó en los estudios de ingenierías técnicas en el curso 1995-96 "desmiente que éstas sean las causas principales, puesto que de este análisis se deduce que, al cabo de tres años, tan sólo un 1% de los estudiantes ha finalizado sus estudios, y sólo un 2% de los alumnos están pendientes únicamente del proyecto fin de carrera; del resto de la cohorte, casi un 40% han abandonado los estudios con menos de la mitad de la carrera aprobada y, de los que permanecen matriculados, tan sólo la mitad ha pasado el ecuador de la misma".
Los resultados presentados en el informe son coherentes con los resultados obtenidos en los estudios y trabajos realizados por otros autores y especialistas. Así, en informes de autoevaluación analizados por los autores del informe se obtiene una relación titulados/matriculados del 7,69%; una tasa de graduación del 33%; una tasa de éxito del 4%; una tasa de abandono del 36%, y una duración media de los estudios de 5,4 años.

La procedencia repercute en el rendimiento

Donde sí se encuentran diferencias significativas, según el informe, es en la comparación del rendimiento de los estudiantes que acceden a los estudios de ingenierías técnicas a través de las Pruebas de Aptitud para el Acceso a la Universidad (PAAU), conocidas como Selectividad, con los alumnos que acceden a partir de los estudios de Formación Profesional. Así, según se especifica en el informe, "mientras que la tasa de abandono en el primer año para los alumnos procedentes de las PAAU es del 21%, para los estudiantes provenientes de la FP es del 39%, mientras que la tasa de rendimiento para estos últimos es del 49%, inferior a la mostrada por los alumnos procedentes de las PAAU, que es del 57%".
Esta diferencia en la tasa de rendimiento entre los dos colectivos se produce fundamentalmente en el primer curso (41% FP frente a 51% PAAU), ya que en segundo y tercer curso de las carreras las tasas son prácticamente iguales para ambos colectivos (63% y 65% en segundo curso, y 74% y 77% en tercer curso). Este hecho, junto a la elevada tasa de abandono que en general se produce en primer curso, aconsejan, a juicio de los autores del informe, "realizar un análisis profundo del diseño de primer curso en estos estudios".

 

El Instituto
de Ciencias de la Educación realiza un estudio de evaluación transversal del rendimiento académico
en estas titulaciones de primer ciclo

arriba