La ministra Pilar del Castillo presidió la reunión
del Pleno del Consejo de Universidades, que antes de fin de curso dará paso,
según establece la LOU, al
Consejo de Coordinación Interuniversitaria.
(Foto: Rafael Martínez)

Pilar del Castillo anuncia en el Pleno del Consejo de Universidades un avance rápido en el desarrollo de la LOU

El pasado día 5 se presentó en la reunión del Pleno del Consejo de Universidades el informe de resultados correspondiente a la III Convocatoria del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, en la que han participado un 90% de las instituciones de enseñanza superior existentes en España. En
su intervención ante el Pleno, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, anunció que se avanzará "de una manera sólida y rápida" en el desarrollo de la normativa de la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

En la reunión
se presentó el informe de resultados de la III Convocatoria del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades

Madrid.
En la reunión del Pleno del Consejo de Universidades, celebrado en Madrid el pasado día 5 de febrero bajo la presidencia de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, se presentó el informe de resultados de la III Convocatoria del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, elaborado a partir de 384 documentos correspondientes a los estudios realizados por alrededor de 900 analistas pertenecientes a las 55 universidades españolas (un 90% de las existentes) que han participado, voluntariamente, en esta tercera edición del Plan Nacional.
El informe presentado en el Pleno del Consejo de Universidades, que contiene 8.401 "puntos fuertes", 10.713 "puntos débiles" y 9.623 "propuestas de mejora", tiene como objetivo, al igual que los informes correspondientes a las dos convocatorias anteriores del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades, facilitar información a la sociedad y a los responsables de la gestión educativa sobre los resultados obtenidos en el estudio y análisis de la realidad de la Universidad española.
En esta tercera convocatoria se han evaluado 283 titulaciones, que, sumadas a las evaluadas en las dos convocatorias anteriores, suponen un 39% del total de las titulaciones existentes en el conjunto de las universidades españolas.
Uno de los "puntos débiles" que se ha venido detectando en las tres convocatorias del Plan es "la falta de definición de objetivos y metas en la mayoría de los ámbitos de las universidades españolas", así como la notable ausencia de "definiciones de perfiles profesionales de las titulaciones". Por ello, según se indica en el informe, "se considera necesaria la realización de estudios que permitan conocer y definir el perfil profesional demandado en el mercado para adecuar los planes de estudios a los resultados de tales análisis".
La reforma de los planes de estudios realizada recibe, en general, "una valoración positiva, sobre todo por el incremento de la oferta de créditos de prácticas. Prácticas en empresas y desarrollo del practicum, aunque es preciso hacer un mayor esfuerzo para potenciar estas actividades". Además, en las titulaciones de nueva creación, se destaca como "punto fuerte" la dimensión europea del currículo. También se destaca en el informe el esfuerzo realizado por ajustar el número de alumnos por grupo, aumentando en muchos casos la contratación y el equipamiento docente.
Asimismo, en el informe se valora positivamente la acción tutorial, por su potencial pedagógico, si bien se señala que "la utilización de las tutorías por parte de los alumnos es escasa, debido a razones tales como sus coincidencias de horarios con clases, escasa motivación por parte de los estudiantes o poca atención por parte de algunos profesores".
Por otra parte, aunque sigue predominando la metodología expositiva a la hora de impartir las clases, se ha detectado una creciente preocupación del profesorado por la innovación pedagógica, buscando metodologías didácticas más activas y participativas.

Tasas de éxito y fracaso académico

Los resultados en las tasas de éxito y de abandono por parte de los estudiantes universitarios, según se ha podido corroborar en los resultados de la tercera convocatoria del Plan Nacional, varían sensiblemente en función de las titulaciones. En términos generales, la tasa de abandono en los dos primeros años presenta una media de un 24% en el ámbito de las titulaciones de ciclo corto (diplomatura) y de un 30% en los estudios de ciclo largo (licenciatura).
En ciclo corto, la tasa de abandono menor corresponde a las titulaciones de Ciencias de la Salud, un 11%, y la tasa de abandono más alta a las Enseñanzas Técnicas, con un 35%. En estudios de ciclo largo, la mayor tasa de abandono se registra en las titulaciones de Ciencias Experimentales, con un 43%.
Las titulaciones de ciclo corto de Ciencias de la Salud ofrecen asimismo las mayores tasas de éxito entre los alumnos, ya que un 78% de los estudiantes matriculados finalizan sus estudios en el tiempo previsto, sin pérdida de año o curso. Por otra parte, las tasas de éxito más bajas, así como los promedios más altos de duración de los estudios, se registran en las Enseñanzas Técnicas, que sólo un 11% de los alumnos de ciclo corto y un 15% del alumnado de ciclo largo concluye en los años previstos.
Para mejorar esta situación, según se precisa en el informe, ya se han adoptado algunas medidas en los últimos años, tales como "el establecimiento de grupos específicos para alumnos procedentes de Formación Profesional (donde se registran mayores tasas de fracaso); la corrección del número de alumnos por asignatura y aula, y la implantación de cursos de iniciación en algunos centros (denominado Asignatura Cero)".

Desarrollo de la LOU

En su intervención en el Pleno del Consejo de Universidades, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo señaló que "hemos comenzado el siglo XXI con una nueva Ley de Universidades, y comenzamos ahora el año 2002 con nuevos y ambiciosos retos para nuestro sistema universitario; he mantenido en diversas ocasiones que el futuro del sistema educativo es el futuro de nuestro país, y esta declaración, tan sencilla en apariencia, nos obliga a esforzarnos a todos por conseguir las metas de excelencia que el sistema universitario merece".
Tras resaltar que "la aprobación de la Ley de Universidades no supone el final de una etapa, sino, por el contrario, un punto de partida que nos vuelve a brindar la posibilidad de continuar trabajando por los únicos intereses que verdaderamente importan: los intereses generales de la sociedad", la ministra precisó ante el Pleno que "el trabajo que ahora consideramos prioritario consiste en elaborar los reales decretos que desarrollen la Ley de Universidades, fundamentalmente, y en primer lugar, los referidos al sistema de habilitación, plazas vinculadas, áreas de conocimiento, profesores extranjeros, Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación y constitución del Consejo de Coordinación Interuniversitaria".
"Para avanzar con rapidez en esta tarea –señaló la ministra- el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte hace explícito su compromiso de hacerles partícipes de los borradores de los correspondientes textos para su estudio, como explícita se ha hecho también su colaboración, particularmente la de los rectores, para desarrollar en común la Ley de Universidades".
En su comparecencia ante los medios de comunicación, la ministra Pilar del Castillo indicó que "se va a avanzar de una manera sólida y rápida en el desarrollo de la Ley Orgánica de Universidades (LOU)", y anunció que antes del final del curso académico se aprobarán los tres primeros reales decretos, que desarrollarán la creación del Consejo de Coordinación Interuniversitaria (previsiblemente antes del 13 de abril), la creación de la Agencia de Evaluación de la Calidad y la Acreditación, y la habilitación docente, cuyos borradores "están prácticamente ultimados" y serán remitidos en breve al Consejo de Universidades para su discusión y debate.

 

arriba