El presente proyecto, realizado en dos escuelas de Buenos Aires (Argentina) con alumnos de 11 y 12 años, surge de la necesidad vislumbrada por su creadora de "optimizar la producción escrita en inglés, por un lado, y de lograr la mayor cantidad de disparadores y motivaciones posibles a la hora de aprender un idioma extranjero".

Alumnos de dos escuelas bonaerenses utilizan
la elaboración de historietas como elemento motivador en el aprendizaje de inglés

Esta sección está abierta a todos aquellos profesores que realizan trabajos de innovación en el aula, unidades didácticas, proyectos interdisciplinares o que pongan en marcha nuevos métodos de aprendizaje en clase. Los textos, de una extensión máxima de tres folios, deben llegar en disquete a COMUNIDAD ESCOLAR (Alcalá, 34. 6ª planta. 28071 Madrid), o a nuestra dirección de correo electrónico.

Crea tu propio comic

Las grandes ventajas de las historietas o "comics" radican en que manejan un lenguaje claro y simple, son un discurso que integra ilustraciones -lo cual las hace más atractivas todavía- y, utilizadas correctamente, permiten hacer volar la inagotable imaginación de los chicos. En base a dichos objetivos se trató de buscar un material significativo, cercano y atractivo para ellos, que los motivara para un primer análisis y una posterior creación de dicho discurso.
En cuanto a los contenidos, el presente proyecto abarca todos aquellos vistos hasta el momento, y en ciertos casos dará lugar a la introducción de los nuevos, si es que el docente lo considera necesario.
Los destinatarios fueron los alumnos de 6º y 7º grado (11 y 12 años), por su nivel de lengua (superior al de los más pequeños) y porque son aquellos en los que primero pensamos a la hora de la motivación: Cómo hacerlo, cómo atraerlos, cómo lograr que el aprendizaje de una lengua extranjera se vuelva algo cotidiano... ¿Qué mejor que diálogos inmersos en situaciones diarias en los que además pudieran incluir aquello aprendido en otras áreas, como la de Plástica?

Líneas de acción

Para dicho trabajo es necesario prever con anticipación los recursos necesarios a fin de obtener los mejores resultados.
En cuanto al espacio, se puede trabajar en el aula o, si se prefiere, en la biblioteca, ya que muchas veces en ella se encuentran mesas de gran tamaño que permiten trabajar con mayor comodidad.
El material utilizado por los chicos consistirá en aquel tipo de hoja o afiche que ellos prefieran. Incluso podrían incluir las técnicas de la Plástica que consideraran adecuadas.
En cuanto a los tiempos, al presente proyecto se le ha dedicado un mes y medio, pero bien podría extenderse si el docente lo creyera necesario.
El proyecto, llevado a cabo en las escuelas Número 21 y Número 7 del D.E.8º de Buenos Aires, ha sido encarado de la siguiente manera: En principio se expuso ante los alumnos una serie de tiras cómicas originalmente escritas en Inglés. De esta manera, los alumnos estuvieron en contacto con material auténtico para luego poder producir.
Los personajes seleccionados fueron aquellos que formaban parte de su realidad cotidiana y que además inspiraban cierto afecto: Mafalda, Garfield, etc.
Se analizaron los personajes y sus respectivas características de diversas maneras: Torbellino de ideas, cuadros comparativos, etc. (dicha actividad fue capitalizada también para el aprendizaje de adjetivación).
Se realizó el trabajo de comprensión lectora con varias tiras cómicas y, una vez expuestos reiteradas veces a dicho tipo de discurso, se les propuso diferentes tipos de actividades, guiadas en forma gradual, hasta llegar a una producción final.
El procedimiento de trabajo fue el siguiente:
-Dadas ciertas tiras cómicas de personajes conocidos ellos debían completar los diálogos.
-El procedimiento inverso: Se les proveían las burbujas de diálogo con contenido y ello debían dibujar los personajes y recrear la situación.
-Finalmente se les propuso crear su propia historieta con personajes situación y diálogos a elección de cada autor.

Conclusiones

Creo que este proyecto presenta una herramienta mucho más útil y eficaz de lo que pensamos, ya que puede trabajarse de diferentes maneras:
-Podría utilizarse en función de un contenido especifico. Tomando el discurso de la historieta con cierta transversalidad, de manera que todo lo aprendido sea reflejado en pequeñas tiras cómicas
-Asimismo podría ser un corolario de un proyecto de lectura en el que los alumnos tuvieran que transformar el texto leído en viñetas.
-Una vez familiarizados con este discurso incluso serían capaces de elaborar pequeñas revistas de historietas a lo largo de uno o varios años en las que los mismos personajes atravesaran diferentes episodios.
En síntesis, el presente proyecto ha resultado ser un disparador más que interesante para la producción escrita de los chicos, cumpliéndose no solamente el objetivo idiomático en sí sino también obteniendo una respuesta entusiasta, participativa e incluso innovadora por parte de los alumnos.

Marta Fernández García
Profesora de Inglés y de Música en las
Escuelas Nº. 21 y Nº 7 del D.E.8º
de Buenos Aires (Argentina)

 

arriba