Más de un centenar de expertos europeos e iberoamericanos han analizado los sistemas de evaluación de la calidad de las universidades y la transparencia en el proceso de implantación de la Educación Superior Europea. (Foto: Rafael Martínez)

Transparencia para la educación superior europea

Madrid acoge la celebración de una conferencia sobre la
calidad
en las universidades
y la evaluación de sus actividades

Más de un centenar de expertos en enseñanza y gestión univer- sitarias de países europeos e iberoamericanos han participado en la Conferencia sobre "Transparencia para la Educación Superior Europea", celebrada en Madrid los días 21 y 22 de enero y organizada por el Consejo de Universidades, en el ámbito de los actos organizados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con motivo de la Presidencia española de la UE.

Madrid.
En la jornada inaugural de la Conferencia sobre "Transparencia para la Educación Superior Europea", celebrada en la sede del Consejo de Universidades, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, señaló en su intervención que "los objetivos en el ámbito de la educación superior son, en la actualidad, muy similares en todos los países", y precisó al respecto que "para que la movilidad de estudiantes y profesores sea una realidad es necesaria la transparencia en la calidad, que va a permitir conocer mejor los sistemas universitarios". En este sentido, Iglesias de Ussel resaltó que "durante la Presidencia española de la UE se van a hacer esfuerzos de apoyo y de colaboración para impulsar las directrices del sistema de Educación Superior Europeo".
El presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) y rector de la Universidad Politécnica de Madrid, Saturnino de la Plaza, destacó en su intervención que "el sistema de calidad de las universidades debe servir para mejorar la docencia, la administración y la gestión de la universidad, y para que ésta rinda cuentas a la sociedad". De la Plaza defendió el fortalecimiento de la autonomía universitaria y el establecimiento de medidas precisas como fórmulas aplicables para llegar "a la armonización en la educación superior entre los distintos países europeos".
Por su parte, Marijk van der Wende, profesora de la Universidad de Twente (Holanda), señaló en la exposición de su ponencia que "en el actual marco de internacionalización de los sistemas educativos se hace preciso establecer mecanismos de garantía de calidad que permitan la comparabilidad entre los sistemas universitarios de distintos países", y afirmó que "en la actualidad, existe una gran diversidad entre los sistemas de evaluación y acreditación de las enseñanzas superiores en el seno de los países europeos; de ahí la necesidad de llegar a una armonización entre los mismos para favorecer la movilidad".

Ranking de universidades

Otro de los aspectos analizados y debatidos en la Conferencia ha sido el referido a la elaboración de "rankings de universidades" que vienen haciendo y publicando, desde hace algunos años, diferentes medios de comunicación europeos, como los diarios "Spiegel" y "Time". En este sentido, mientras que para algunos expertos tales prácticas constituyen "herramientas útiles en la toma de decisiones, tanto por parte del alumnado como de las distintas administraciones públicas y otros sectores sociales", para otros resultan "de dudosa eficacia, tanto por la metodología y parámetros empleados en el proceso de elaboración como por la subjetividad que entrañan en las mediciones".
Entre las intervenciones más significativas de la Conferencia cabe destacar asimismo la ponencia presentada por el profesor José Luis García Garrido, miembro de la Comisión de Coordinación Técnica del II Plan Nacional de Calidad de las Universidades, para quien "la evaluación no es un objetivo en sí misma, sino una manera de controlar si las políticas prioritarias consiguen sus objetivos". En opinión de García Garrido, los objetivos básicos de la política universitaria son "la diversificación institucional de la Enseñanza Superior: la ordenación flexible, gradual y coherente de los estudios superiores con arreglo al principio del aprendizaje permanente, a lo largo de toda la vida; la profunda renovación metodológica de los estudios superiores; la movilidad, internacionalización e incentivación del profesorado universitario y superior; la responsabilización ética de la Universidad, y la agilización del gobierno de las instituciones". Desde su punto de vista, "sólo un ámbito de transparencia permite observar hasta qué punto estas políticas se diseñan, se aplican y se traducen en resultados".

Garantías de calidad

Por su parte, Peter Williams, miembro de la Agencia para la Garantía de la Calidad en la Educación Superior del Reino Unido, expuso en su ponencia que entiende la transparencia desde tres puntos de vista: "transparencia de los propósitos, es decir, que sean conocidos y entendidos los objetivos de las universidades y que éstos coincidan con lo que la sociedad necesita de estas instituciones; transparencia en los procesos por los cuales se alcanzan dichos objetivos, así como los mecanismos de garantía de calidad; y transparencia de los resultados de los procesos de garantía de calidad".
"Si se consigue transparencia en estos tres ámbitos -explicó Williams- además de tener grandes posibilidades de alcanzar niveles de calidad muy óptimos, tanto en procesos como en resultados, también se conseguirá el primer objetivo, que es el de informar a la sociedad y hacerla partícipe de las universidades".
El director general de Universidades del MECD, Ismael Crespo, destacó en su intervención el papel que desempeñará la Agencia Nacional de Evaluación y Acreditación, que se está diseñando actualmente y cuya creación se contempla en la Ley Orgánica de Universidades (LOU). Crespo explicó que "con la LOU se ha diseñado un sistema de auditoría y acreditación para garantizar la calidad a posteriori", y precisó que dicho sistema tiene como objetivo "mejorar la docencia y la investigación, impulsar la movilidad, seleccionar más competitiva y transparentemente al profesorado a través de un sistema de habilitación, y evaluar la calidad de los centros a través de una Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación".

 

arriba