Estudiantes de secundaria y universitarios podrán acceder a las ayudas que convoca el MECD para la recuperación y utilización educativa de pueblos abandonados. Este programa se desarrolla en Búbal (Huesca), Granadilla (Cáceres) y Umbralejo (Guadalajara).

El programa pretende un acercamiento a la vida
rural.

Alumnos de secundaria y universidad recuperan pueblos abandonados

Las actividades se desarrollan en Búbal, Granadilla y Umbralejo

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha hecho pública la convocatoria de ayudas para participar en las actividades de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados. Este programa se llevará a cabo, durante la primavera y el otoño, en las localidades de Búbal (Huesca), Granadilla (Cáceres) y Umbralejo (Guadalajara).
Los destinatarios de esta convocatoria son los estudiantes matriculados en centros españoles, que cursen 2º ciclo de ESO, Bachillerato, Módulos formativos de Grado Medio, Garantía Social, Escuelas Taller y enseñanza universitaria. Los participantes formarán grupos de 25 alumnos, acompañados por uno o dos profesores, y la duración de la estancia será de una semana.

Primavera y otoño

El primer turno tendrá lugar del 7 abril al 29 de junio, para los alumnos de 14 y 15 años. El segundo período se ha organizado del 6 de octubre al 30 de noviembre, para los alumnos de 16 a 18 años, y del 1 al 7 de diciembre para los universitarios.
Las ayudas previstas en cada turno son 50 para Búbal, 75 para Granadilla y 50 para Umbralejo. El importe máximo de cada una es de 71 euros (11.813 pesetas), que se destinarán a cubrir los gastos de alojamiento, manutención y desarrollo de las actividades.
Los interesados deberán formalizar la solicitud a través de la dirección de sus centros y remitir las instancias a la Dirección General de Cooperación Territorial y Alta Inspección, Subdirección General de Becas y Promoción Educativa, calle Torrelaguna, nº 58, 28027 Madrid. El plazo de admisión de solicitudes finaliza el día 20 de febrero próximo.

Programa educativo

El programa de recuperación y utilización educativa de pueblos abandonados pretende un acercamiento a la vida rural de los jóvenes, que viven en un ámbito urbano, y un cambio de actitudes, para asegurar el equilibrio del hombre con su entorno.
Fomentar actitudes de respeto y tolerancia; considerar la riqueza y variedad del patrimonio natural, social y cultural; desarrollar hábitos de vida saludable individual y colectiva; y conocer las posibilidades de utilización del tiempo libre constituyen los objetivos educativos de este programa. Las cuatro grandes áreas de actividades se concretan en la recuperación y mantenimiento; medio ambiente y labores agropecuarias; salud; y animación y convivencia.
Para su puesta en marcha se organizan talleres de antropología, carpintería, cerámica, expresión corporal, danzas, salud, reciclaje y transformaciones, vídeo y fotografía, entre otros.
Asimismo, estos pueblos disponen de casas de alumnos y profesores, comedor y sala de proyecciones, museos, minipolideportivo, auditorio al aire libre e invernadero.

Diversidad geográfica

Situado en el Valle de Tena, Búbal pertenece al término municipal de Biescas en la provincia de Huesca. Los estudiantes que acudan a este paraje pirenaico comprobarán los contrastes geomorfológicos y de vegetación, debido a sus grandes diferencias de altura y al origen glaciar seguido de una fuerte erosión del agua y el hielo, que originó la aparición de simas y vidas interiores. La distribución geológica produce una diversificación de ambientes y suelos. En las zonas bajas próximas al río Gallego se propicia el cereal y los huertos pequeños, mientras que en altura existen matorral y formaciones de pino común, abeto, roble y pino negro. Entre las especies de su fauna, algunas son objeto de especial protección, como el quebrantahuesos, última población estable de Europa Occidental.
Enclavada en una roca de durísima pizarra, Granadilla en la actualidad queda reducida a una península, con una única vía de acceso, ya que las vegas del río que la rodeaban quedaron cubiertas por el embalse de Gabriel y Galán. Los estudiantes que se desplacen a esta localidad cacereña disfrutarán de un paisaje con pino negral y eucaliptos, donde predominan las jaras, olmos, madroños y zarzales. Dentro de su fauna, destacan los jabalíes, zorros, hurones, gineta, tejones, gatos monteses y ciervos, además de las águilas calzada, culebrera y real y los buitres negros y leonados.
De procedencia medieval, Umbralejo es un ejemplo de arquitectura negra, basada en la pizarra y cuarcita. En esta localidad de la Sierra de Ayllón, en la provincia de Guadalajara, los visitantes pueden contemplar jabalíes, corzos, jinetas y zorros, así como pequeños pájaros como el pinzón, herrerillo, trepador azul, cuco, zorzal y cárabo, entre otros.

 

arriba