El pasado lunes, 14 de enero, entró en vigor la Ley Orgánica de Universidades (LOU), que auspiciará una renovación de la Universidad española, con la elección de nuevos claustros, la elaboración de nuevos estatutos y con la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación y del Consejo de Coordinación Interuniversitaria.

Las universidades españolas afrontan un proceso de renovación de sus órganos de gobierno con
la entrada en vigor
de la nueva Ley.
(Foto: Rafael Martínez)

La LOU entra en vigor y abre el proceso de renovación de la Universidad

Madrid.
La Ley Orgánica de Universidades (LOU), tras su aprobación por el Par- lamento, el día 20 de diciembre de  2001,

Los nuevos claustros deberán estar constituidos en el próximo mes de julio

y su preceptiva publicación en el "Boletín Oficial del Estado", con fecha 24 de diciembre de 2001, entró en vigor el pasado lunes, 14 de enero, en todos sus artículos, a excepción de los apartados 2 y 3 del artículo 42, referentes a la necesidad de una titulación de bachiller o equivalente para el acceso a la Universidad y al nuevo sistema de acceso a la Universidad, que sustituirá a las actuales pruebas de acceso (selectividad), y el establecimiento de los procedimientos para la admisión de alumnos en los centros universitarios.
La LOU, en el citado artículo 42, relativo al sistema de acceso a la Universidad, establece que será necesario el título de Bachillerato o equivalente y superar los procedimientos de admisión de cada universidad, establecidos bajo la normativa básica que regulará el Gobierno previo informe del Consejo de Coordinación Interuniversitaria. La puesta en marcha de este sistema precisa de la definición de cómo se obtiene el citado título de Bachillerato, objeto de la reforma prevista en el ámbito de la futura Ley de Calidad de la Enseñanza, que será presentada próximamente por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
En la disposición final quinta de la LOU se especifica a este respecto que los apartados 2 y 3 del artículo 42 no entrarán en vigor hasta que sea expresamente derogada la Ley 30/1974 que estableció las pruebas de acceso (selectividad). Previsiblemente tal derogación no entrará en vigor hasta el curso 2004-2005.
Entre las novedades más significativas de la nueva Ley de Universidades figura la creación del Consejo de Coordinación Interuniversitaria, máximo órgano consultivo y de coordinación del sistema universitario, que, según se recoge en el texto, deberá constituirse en un plazo máximo de tres meses, y la creación de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación, mediante acuerdo del Consejo de Ministros y previo informe del Consejo de Coordinación Interuniversitaria.

Proceso de renovación y adaptación

En relación con las universidades de titularidad privada, la LOU establece un plazo de quince meses para que éstas se adapten a las nuevas exigencias normativas, aunque este plazo se amplía a cinco años en el apartado referido a la exigencia de que en sus plantillas exista un mínimo de un 25% de profesorado doctor, con la evaluación positiva de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación o del órgano de evaluación externa que la Ley de la Comunidad Autónoma de ubicación determine.
Para el acceso del profesorado a los cuerpos de funcionarios docentes, la LOU establece un sistema de habilitación del profesorado cuya convocatoria de plazas será efectuada por el Consejo de Coordinación Interuniversitaria y cuyas pruebas serán juzgadas por comisiones compuestas por siete profesores del área de conocimientos correspondiente, elegidos por sorteo público.
Una de las consecuencias inmediatas de la entrada en vigor de la LOU es la convocatoria de elecciones a claustros, cuya composición estará regulada por la Junta de Gobierno de las Universidad. Los nuevos claustros deberán estar constituidos en julio, y serán los encargados de elaborar los estatutos que regirán la vida universitaria.
Los estatutos deberán estar elaborados en los nueve meses siguientes a la constitución de los nuevos claustros, y si en ese plazo no son presentados para su control de legalidad, el Consejo de Gobierno de las Comunidad Autónoma correspondiente acordará unos estatutos en el plazo máximo de tres meses.
Según la nueva Ley, el rector será elegido por la comunidad universitaria, entre funcionarios del cuerpo de catedráticos en activo, mediante elección directa y sufragio universal libre y secreto.

Críticas a la LOU de PSOE e IU

La secretaria de Educación, Universidad, Cultura e Investigación del PSOE, Carmen Chacón, afirmó el pasado día 13, en declaraciones efectuadas a la cadena SER y recogidas por Europa Press, que su partido "intentará minimizar el daño" que "la impuesta" Ley Orgánica de Universidades va a hacer a la Universidad española "con diferentes iniciativas parlamentarias".
Chacón resaltó que con la entrada en vigor de la nueva Ley "se ha perdido una oportunidad para poder reformar en profundidad una institución tan importante para la sociedad española", y señaló que la LOU "pondrá patas arriba la Universidad durante dos años, con la elección de nuevos rectores, jefes de departamento y otros cargos, en vez de estar investigando, innovando y poniendo la Universidad española al nivel europeo".
Por su parte, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, señaló ese mismo día, según informa EFE, que la LOU "será modificada más pronto que tarde", y que a partir de ahora deberá pasar por "la prueba de fuego de ser aplicada por aquellos que la rechazan".
"Será ahora la propia Universidad -resaltó Llamazares- la que tenga que desarrollar una Ley alternativa a la aprobada por el Gobierno, y que seguramente será cambiada más temprano que tarde".

 

arriba