Científicos españoles a favor de obtener
con fines terapéuticos células madre a partir de embriones humanos

Barcelona. La directora del Observatorio de Bioética y Derecho del Parque Científico de Barcelona, María Casado, y el catedrático de Biología Celular de la Universidad Autónoma de dicha ciudad, Josep María Egozcue, encabezan un grupo de expertos y juristas españoles que han suscrito un documento defendiendo la extracción, con fines terapéuticos, de células madre a partir de embriones humanos. Por ello piden una modificación de la legislación actual, y afirman que el uso de embriones humanos con finalidades no reproductivas podría producir distintos tipos de tejidos y órganos, como neuronas para tratar enfermedades degenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, o islotes pancreáticos para combatir la diabetes.
Por ello, recuerdan que dos sentencias del Tribunal Constitucional de 1996 y 1999 "hacen hincapié en que los embriones son bienes jurídicamente protegidos pero no son personas; son dignos de protección pero no tienen derechos fundamentales hasta que nacen". Y afirman que "sería inmoral no utilizar las posibilidades que hay a nuestro alcance para curar ciertas enfermedades".
Mientras tanto, el director del Instituto de Bioingeniería de la Universidad "Miguel Hernández" de Elche, Bernat Soria, ha anunciado su intención de dejar dicho cargo y continuar en el extranjero sus investigaciones para curar la diabetes a partir de células embrionarias, ante la negativa del Gobierno a modificar normas como la Ley de Reproducción Asistida, de 1988, para permitir el uso de células madre de embriones humanos con objetivos médicos. Dicha oposición registró un nuevo episodio el pasado 18 de diciembre de 2001, cuando el PP votó en el Parlamento en contra de una propuesta del PSOE apoyada por IU, para permitir y estimular este tipo de investigaciones.
El profesor Soria y su equipo fueron los primeros científicos del mundo que, en febrero de2000, lograron la conversión de células madre de ratón en las llamadas células beta, que son las que producen la insulina en el páncreas. Con ellas consiguieron curar a ratones afectados por la diabetes de tipo I, provocada por la muerte de las células beta. Después comenzaron a estudiar la forma de aplicar dicha técnica con el hombre, y antes del pasado verano consiguieron convertir las células madre humanas en células beta de páncreas productoras de insulina. Pero entonces toparon con impedimentos legales y con la oposición del PP y la iglesia católica. Mientras tanto, dos laboratorios de EE.UU, uno de Israel y una empresa de California han empezado a aplicar sus investigaciones.

El gasto en I+D llega a 951.000 millones
de pesetas, el 0,94% del PIB

Madrid. El gasto en investigación científica y desarrollo tecnológico (I+D) fue en el año 2000 de 951.560 millones de pesetas (5.718,99 millones de euros), lo que supone el 0,94% del Producto Interior Bruto (PIB) según un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), cuyas cifras son el referente utilizado por la Comisión Europea para valorar la marcha de las actividades de investigación en el ámbito comunitario. Ello implica un aumento del 14,5% sobre 1999, "una de las mayores tasas de crecimiento de nuestra historia y de las más altas de la Unión Europea", según ha afirmado la ministra de Ciencia y Tecnología, Ana Birulés.
La inversión de las empresas llegó 510.000 millones de pesetas (3.065,16 millones de euros), con un aumento del 18,2% respecto al ejercicio anterior para situarse en el 54% del gasto total, lejos todavía del objetivo del 63% reconocido por la propia ministra. La enseñanza superior concentró 280.000 millones de pesetas (1.682,83 millones de euros), lo que representa el 29% con un aumento del 12,6%; y el sector público gastó 150.000 millones de pesetas ((901,52 millones de euros) lo que implica un 16% del total y una subida del 7,3%. El número de personas trabajando en actividades de I+D ha aumentado un 18% para superar las 120.000, de las que 49.000 están empleadas en el sector universitario, 47.000 en empresas y 22.000 en distintos organismos públicos. Entre todas ellas, el número de investigadores se eleva ya a 76.000.

Ayudas del Ministerio de Ciencia y Tecnología para la innovación empresarial

Madrid. Mas de 1.900 empresas o instituciones se han beneficiado durante el presente año de las ayudas concedidas por el Ministerio de Ciencia y Tecnología, dentro del "Programa de Fomento de la Investigación Técnica" (PROFIT). Las subvenciones aprobadas en la convocatoria de 2001 se han extendido a más de 3.100 proyectos de investigación e innovación empresarial, y han supuesto un total de 127.074 millones de pesetas (763,7 millones de pesetas, un 17% más que en el año 2000, el primero en que estuvo en vigor el Programa PROFIT.
La principal finalidad de este Programa es impulsar la competitividad del sector productivo, mediante el desarrollo de tecnologías innovadoras o la incorporación de nuevas tecnologías en las empresas. También se pretende fomentar la integración y cooperación de los agentes del sistema ciencia-tecnología-empresa, fomentando la cooperación entre los ámbitos científico y empresarial. Y favorecer asimismo "la adopción progresiva por parte de las empresas de las tecnologías de la información y las comunicaciones, como herramientas clave para su competitividad y para afrontar los retos de una economía globalizada".

 
arriba