Decenas de miles de manifestantes participaron en la "Marcha sobre Madrid" el pasado 1 de diciembre. (Foto: EFE)
La ministra Pilar del Castillo recibe a representantes estudiantiles que han expresado su apoyo
a la LOU. (Foto:
Rafael Martínez)

La Comisión de Educación
del Senado cierra el debate de enmiendas al proyecto

Decenas de miles de manifestantes en la "Marcha sobre Madrid" piden la retirada de la LOU

El proyecto de Ley Orgánica de Universidades (LOU) prosigue su tramitación parlamentaria en el Senado, tras la reunión de la Comisión de Educación, que aprobó la inclusión de 10 de las 607 enmiendas parciales presentadas. Mientras, la Conferencia de Rectores, los sindicatos CC.OO. y UGT, diversas organizaciones estudiantiles y PSOE e IU, que participaron en la "Marcha sobre Madrid" el pasado 1 de diciembre, solicitan su retirada.

Madrid.
La Comisión del Senado encargada de debatir las enmiendas presentadas en la Ponencia al proyecto de Ley Orgánica de Universidades, seis enmiendas de veto o totales y 607 parciales, en reuniones celebradas los días 29 y 30 de noviembre, admitió diez enmiendas parciales de los grupos de oposición y doce transaccionales, rechazando el resto.
Las seis enmiendas de veto al proyecto de Ley fueron presentadas por PSOE, ECP, PNV, BNG, EA e IU, mientras que las 607 enmiendas parciales correspondieron a PSOE (161), BNG (102), EA (67), PP (67), IU (60), ENC (60), PNV (57), CiU (24) y CC (9).
Entre las enmiendas aprobadas destacan la presentada por IU referente a la incorporación de la figura del Defensor Universitario y una enmienda que contempla la inclusión de miembros de la vida laboral en los Consejos Sociales.
Otras enmiendas aprobadas e incorporadas al proyecto de Ley contemplan que el número de miembros del Consejo de Gobierno pase de 40 a 50, con la posibilidad de incorporación de los vicerrectores si los rectores lo consideran oportuno; la prórroga de los contratos de los profesores asociados a cuatro años, frente a los tres anteriores, y la enmienda referente a que los profesores ayudantes no tengan que cumplir dos años de desvinculación de su Universidad para progresar en su carrera docente.
El vicepresidente primero del Senado, Alfredo Prada, anunció que el proyecto de Ley Orgánica de Universidades "estará tramitado, a más tardar, el 14 de diciembre", si bien matizó que dependerá del proceso de votación de las leyes de Presupuestos y de Acompañamiento.

"Marcha sobre Madrid"

Decenas de miles de personas (54.000 según la Delegación del Gobierno y entre 150.000 y 350.000 según las organizaciones convocantes) se manifestaron el pasado sábado, 1 de diciembre, en Madrid, bajo el lema "Por una Universidad pública y de calidad. No a la LOU", en protesta por el proyecto de Ley Orgánica de Universidad.
La manifestación, convocada, bajo la denominación "Marcha sobre Madrid", por los sindicatos CC.OO. y UGT y por diversas organizaciones estudiantiles (SE, BEI, FAES, CANAE) se desarrolló, según informa EFE, "en un ambiente festivo y sin incidentes", y "reunió a estudiantes, profesores, rectores y dirigentes de partidos políticos y sindicatos". Tres columnas de manifestantes, parte de los cuales llegaron a Madrid en alrededor de 600 autobuses procedentes de toda España, convergieron en la Plaza de España, donde se dio lectura a un manifiesto y tuvieron lugar varias actuaciones musicales.
La columna principal de la manifestación, que inició su marcha en la Plaza de Callao, contó con la presencia, entre otros, de los líderes del PSOE e IU, José Luis Rodríguez Zapatero y Gaspar Llamazares, de una veintena de rectores y de los secretarios generales de los sindicatos CC.OO. y UGT, José María Fidalgo y Cándido Méndez.
Todos los representantes políticos y sindicales presentes en la manifestación, según informa EFE, "rechazaron el texto del proyecto de Ley Orgánica de Universidades por la falta de diálogo y pidieron su retirada, mientras que IU y las organizaciones estudiantiles reclamaron la dimisión de la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo".
El secretario general del PSOE, Rodríguez Zapatero, aseguró al inicio de la manifestación que "en España se necesita una educación de calidad, y también una democracia de más calidad, en la que nadie cuestione el derecho a manifestarse, a debatir y a deliberar", y señaló que "a una Universidad con unos buenos docentes públicos no se le puede lanzar un mensaje de desmotivación y descrédito".
Rodríguez Zapatero, que dos días antes intervino en un acto celebrado en la Universidad Autónoma de Madrid y expuso su visión del presente y futuro de la Universidad española, acusó a la ministra Pilar del Castillo de "no haber dialogado", y le recordó que "ningún proceso de cambio puede hacerse sin participación, principalmente con su actores, alumnos, profesores y rectores, que han concitado una opinión muy clara de lo que es la ley". Zapatero afirmó asimismo que "esto de hoy es un acto de patriotismo constitucional en defensa de la Educación pública como principio de la igualdad de oportunidades".

Petición de retirada de la LOU

Por su parte, el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Gaspar Llamazares, aseguró que "la LOU es una ley contra la Universidad, que nunca podrá ser puesta en práctica porque es papel mojado", y pidió la dimisión de la ministra, la retirada de la ley y la apertura de un diálogo sobre el futuro de la Universidad.
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, advirtió que "si no se retira la LOU emergerá, cada vez con más contundencia, un conflicto que no es sólo universitario, sino que afecta a toda la sociedad española frente a un Gobierno que pretende dejar maltrecha la Universidad pública española".
El máximo responsable de CC.OO., José María Fidalgo, afirmó que "esta marcha demuestra el rechazo masivo a la ley y a una forma de entender la política despreciando a la comunidad universitaria y a los sindicatos", y pidió que esta movilización "sirva para sacar conclusiones, porque si se quiere hacer lo mismo con la Ley de Calidad el conflicto será más duro".
Por su parte, el rector de la Universidad Autónoma de Madrid, Raúl Villar, presente en la manifestación, señaló que "para los máximos responsables de las universidades, manifestarse con sus profesores, alumnos y personal de administración y servicios es un acto de responsabilidad".
El mismo día 1 de diciembre, varios miles de estudiantes (4.000 según la Delegación del Gobierno y entre 15.000 y 20.000 según los organizadores) se manifestaron en Madrid, convocados por la Coordinadora de Asambleas de Escuela y Facultad (CAEF) y por el sindicato CGT en contra de la Ley Orgánica de Universidades y en rechazo de la marcha promovida por UGT, CC.OO y otros colectivos estudiantiles.
El portavoz de CAEF, Jorge Martínez, explicó al término de la manifestación, que transcurrió sin incidentes, que CAEF no se había sumado a la "Marcha sobre Madrid" porque "nuestros objetivos no son los mismos que los de los rectores y el PSOE, y porque estamos casi tan en contra de ellos como de la LOU".

"La reforma seguirá adelante"

Por su parte, la ministra Pilar del Castillo, afirmó en el transcurso de una rueda de prensa, al término de las manifestaciones, que "la reforma universitaria seguirá adelante, pese al rechazo de un determinado sector inmovilista", y en referencia a las peticiones de retirada del proyecto de la LOU y de dimisión de su cargo expresadas durante el desarrollo de la jornada de protesta dijo que "continuará trabajando".
Antes de valorar la manifestación de protesta, Pilar del Castillo calificó de "falso", según informa EFE, el contenido de las declaraciones efectuadas el día anterior por parte de representantes del PSOE acerca del régimen de incompatibilidades del profesorado universitario, porque "la LOU no regula ese aspecto", y precisó al respecto que "es exactamente la misma regulación que hay ahora" (real decreto 557/91).
"También es falso -insistió la ministra- que las modificaciones introducidas en el Senado reafirmen las tesis de que se está apoyando a la Universidad privada", ya que, según explicó, "deberán cumplir los mismos requisitos que la Universidad pública para la creación de un centro". En relación con este asunto, el MECD emitió ese mismo día una nota informativa en la que se detalla el contenido del real decreto 557/91 al respecto, actualmente en vigor.
Pilar del Castillo aseguró que "es indudable que las enmiendas del Senado han mejorado determinados aspectos del proyecto de Ley", como las referidas a que "los profesores ayudantes actuales no tendrán que cumplir dos años de desvinculación con su universidad para ser contratados como ayudantes doctor" y a que a los profesores asociados se les amplía en un año el mantenimiento de su contrato.
Respecto a la "Marcha sobre Madrid", la ministra señaló que "pese al diálogo habido, hay quienes no están de acuerdo con esta reforma", y resaltó que "también hay muchos" que respaldan la iniciativa legislativa, "y que hoy no están en la calle".
A este respecto, en las últimas dos semanas de noviembre la ministra de Educación, Cultura y Deporte recibió en la sede del MECD a representantes de docentes de las universidades de Granada, Zaragoza y Valladolid, de la Federación Nacional de Catedráticos de Universidad (FACU), y de 77 organizaciones estudiantiles y estudiantes claustrales de 34 universidades públicas que expresaron su apoyo al proyecto de la Ley Orgánica de Universidades. Asimismo, una representación de académicos numerarios pertenecientes a siete Reales Academias y al Instituto de España, entregaron el día 5 de diciembre a Pilar del Castillo una carta de apoyo a la Ley de Universidades.
Pilar del Castillo insistió en que respecto al proyecto de Ley Orgánica de Universidades "se ha desarrollado un proceso de diálogo como no ha habido nunca, y ahora, tras el debate parlamentario, continúa la oposición por parte de ese sector", y explicó que, tras ese proceso de debate, "llega un momento en el que el Parlamento tiene que adoptar una decisión".

"Confrontación de intereses"

La ministra de Educación afirmó asimismo que la única forma de concitar el acuerdo de quienes rechazan ahora la LOU sería "no hacer la reforma, y eso no es posible", resaltó que el problema de fondo reside en "una confrontación de intereses entre aquellos a favor de una apertura y transparencia del sistema y la postura inmovilista de quienes quieren que todo siga igual, más satisfactorio para sus intereses y cotas de poder", y matizó a este respecto que "el tema de los estudiantes no está vinculado a esta confrontación de intereses", reiterando que el proyecto de ley no contempla "la subida de tasas, la privatización de la Universidad ni la reducción de becas".
"En los últimos veinte años -afirmó la ministra- ha habido una constante pugna entre dos líneas de dinamización; una de modernización, que ha impulsado la calidad de la enseñanza y de la investigación, y otra que ha desarrollado unas estructuras y toma de decisiones que han favorecido la autarquía y el encerramiento, que en muchos casos ahogan las iniciativas de modernización".
Pilar del Castillo afirmó asimismo ante los medios de comunicación que en la "Marcha sobre Madrid" ha habido "una concurrencia de intereses políticos claros, a la que se han sumado activamente un determinado número de rectores".
La ministra manifestó asimismo su intención de "continuar trabajando", ya que "hay mucho trabajo por hacer", citando expresamente la futura Ley de Calidad y la de la Formación Profesional.

Comunicado de la CRUE

Tras la manifestación, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) emitió un comunicado en el que se señala que "estudiantes, profesores y personal de administración y servicios de las 48 universidades públicas españolas se han manifestado hoy, de forma masiva y pacífica, en la Marcha de Madrid para demostrar su oposición al proyecto de Ley Orgánica de Universidades; acompañados por más de 100 rectores y vicerrectores, y con una participación hasta ahora desconocida en una protesta universitaria, han mostrado su rechazo a una norma que será incapaz de lograr los objetivos que ella misma pretende y, sobre todo, no será en modo alguno la Ley que nuestro sistema universitario necesita para su mejora y progreso".
En la citada nota se afirma también que "ni un solo claustro apoya el proyecto del Gobierno, un proyecto que recurre a fórmulas antiguas y ya superadas en los países de mayor desarrollo científico y retrógrado por su concepción de la autonomía universitaria".
"La CRUE -se afirma en el comunicado- quiere reiterar su preocupación por la actitud del Ministerio de Educación ante el amplio rechazo social y universitario que el proyecto ha generado, y se ve obligada a reiterar, hoy con más motivo que nunca, su solicitud de retirada del proyecto de Ley Orgánica de Universidades y el comienzo de un proceso de elaboración de un nuevo proyecto que responda al objetivo, ampliamente compartido, de abrir un nuevo ciclo para nuestra Universidad después de los 18 años de vigencia de la Ley de Reforma Universitaria (LRU)".
Por otra parte, la Universidad Complutense de Madrid solicitará la retirada del proyecto de Ley de Universidades, tras la decisión adoptada por el Claustro en este sentido el día 4 de diciembre.

 

arriba