El proyecto prevé la integración de los actuales sistemas de enseñanza reglada, ocupacional y continua

El Consejo de Estado da el visto bueno a la futura Ley de FP

La futura Ley de FP integrará los tres sistemas de enseñanza reglada, ocupacional y continua,
e implantará centros para la innovación, según un proyecto
que ha recibido el dictamen favorable del Consejo de Estado. También establecerá un Catalogo Nacional de Cualificaciones con las actuales profesiones del sistema productivo, y el reconocimiento de otras avaladas por la experiencia laboral.
La nueva Ley pretende desarrollar una amplia reforma de la FP, con el referente de las recomendaciones de la
Unión Europea en materia
de creación de empleo.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. G. A.
La comisión permanente del Consejo de Estado ha emitido un dictamen favorable sobre el anteproyecto de Ley de Formación Profesional y de las Cualificaciones, elaborado por los Ministerios de Educación, Cultura y Deporte y de Trabajo y Asuntos Sociales. Este órgano consultivo resalta la "amplia participación" con que se ha contado para su tramitación, pues han sido "oídas y escuchadas" las comunidades autónomas, el Consejo General de la Formación Profesional, el Consejo Escolar del Estado, el Consejo Económico y Social (CES) y "otras instituciones relevantes" en el ámbito de la FP.
El Consejo de Estado reconoce que se trata de "una ambiciosa reforma del sistema de la Formación Profesional, en un afán de acercarla a las líneas de acción que, para la creación de empleo, recomienda la Unión Europea". Y considera que la principal innovación que supone este proyecto es la integración de los tres sistemas que la FP tiene actualmente en España: la reglada, la ocupacional y la continua, es decir, la que se imparte en los centros educativos, la destinada a personas desempleadas y la que se ofrece a los trabajadores durante su vida laboral.

Catálogo

El proyecto también establece la creación de un Catálogo Nacional de Cualificaciones, que recogerá todas las profesiones del sistema productivo. Según el informe del Consejo, "implica un sistema de incentivación positiva de las enseñanzas al permitir que cualquier tipo de conocimiento real, incluso el no formal, consistente en la mera experiencia laboral", pueda tener un reconocimiento e, incluso, una certificación profesional titulada". Dicho reconocimiento llegaría a través de "sistemas de certificación y sistemas que permitan completar los distintos módulos".
En su dictamen el Consejo de Estado valora positivamente la fórmula de implantación de los Centros de Referencia, otra de las innovaciones que introducirá la futura Ley. Estarán encaminados a proyectos y trabajos de innovación en la FP. Y podrán ser gestionados en parte por la Administración General de Estado, mediante convenios de cooperación con las respectivas Comunidades Autónomas.
El Consejo de Estado ha realizado asimismo una serie de recomendaciones, observaciones y mejoras técnicas que "perfeccionan y aclaran" el anteproyecto de Ley, y que serán incluidas en el mismo para su tramitación ante el Consejo de Ministros. También ha aconsejado destacar en la exposición de motivos "el valor de la Formación Profesional como mecanismo favorecedor de la homogeneización, a nivel europeo, de los niveles de formación y acreditación profesional, de cara al libre movimiento de los trabajadores y de los profesionales en el ámbito de mercado que supone la Comunidad Europea".

Formación y trabajo

Por otra parte, el Ministerio de Educación y las Cámaras de Comercio han organizado recientemente en Sevilla unas "Jornadas Nacionales de Formación en Centros de Trabajo", para debatir medidas que fomenten la colaboración de las empresas en la mejora de la calidad de la FP. Y para analizar las experiencias y resultados de los programas de formación y de las prácticas empresas estipuladas por ley, actividades realizadas con la colaboración de las comunidades autónomas.
Según se afirma en las conclusiones de estas jornadas, el 70% de los alumnos de FP encuentran trabajo en menos de tres meses, y el 40% de ellos lo consiguen en la misma empresa en la que han realizado las prácticas formativas obligatorias. Y según ha añadido el director de formación de las Cámaras, Valeriano Muñoz, "por primera vez en la historia está aumentando la matriculación de alumnos de FP mientras se reduce en las universidades". En su opinión, ello es debido a "una mayor valoración empresarial y social de las distintas especialidades de Formación Profesional".
Las Cámaras de Comercio cuentan con más de cien centros en todo el territorio nacional. En ellos se imparten más de un centenar de titulaciones, desde cursos de informática o contabilidad hasta masters internacionales en colaboración con las universidades europeas, pasando por cursos de escaparatismo o charcutería técnica, entre otros. En ellos hay más de 95.000 alumnos matriculados este curso, de los que 70.000 estudian algunas de las diferentes especialidades de FP.

 

arriba