Jornada de protesta estudiantil contra la Ley de Universidades

El plazo de presentación
de enmiendas en el Senado se amplía hasta el sábado 24 de noviembre

Decenas de miles de estudiantes se manifestaron el pasado día 14 en contra de la Ley
de Universidades.
A la derecha, Pilar del Castillo junto
a los consejeros
de Educación de las comunidades autónomas gobernadas por el PP, que acudieron a Madrid para apoyar la LOU. (Foto: Rafael Martínez)

Decenas de miles de estudiantes universitarios y de Enseñanzas Medias participaron en la jornada de movilizaciones celebrada el pasado día 14 en toda España en protesta por el proyecto de Ley Orgáni-ca de Universidades (LOU), actualmente
en fase de tramitación en el Senado.

Madrid.
La jornada de protesta, convocada por la Plataforma Estatal contra la LOU, que agrupa a un centenar de organizaciones estudiantiles, y apoyada por los sindicatos FETE-UGT y CC.OO, y con el respaldo de PSOE e IU, contó con la participación, en las distintas manifestaciones y concentraciones desarrolladas en las principales ciudades del país, de más de 250.000 estudiantes, según los convocantes.
Todas las manifestaciones transcurrieron sin incidentes, y las más nutridas tuvieron lugar en Madrid, Barcelona (Cataluña y Baleares celebraron la jornada de protesta el día 13) y Santiago de Compostela.
Para el próximo día 28 de noviembre está convocada una nueva jornada de "huelga general y unitaria y manifestaciones" en todo el territorio nacional por parte del Sindicato de Estudiantes.
La Plataforma Estatal por la Universidad Pública de Calidad y contra la LOU calificó de "éxito" la jornada de huelga convocada por las organizaciones estudiantiles y anunció en la tarde del día 14 la convocatoria de "una marcha estatal sobre Madrid que aglutinará al conjunto de la sociedad" para el próximo día 1 de diciembre.

Tramitación de la LOU en el Senado

En relación con el proyecto de la LOU, el presidente del Gobierno, José María Aznar, señaló el pasado día 15 que "el Gobierno está dispuesto a hacer mejoras técnicas" antes de que quede cerrado su trámite parlamentario, "siempre que no se desvirtúe el planteamiento de fondo de la reforma".
Por su parte, la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, manifestó durante la celebración del congreso "En clave de calidad: hacia el éxito escolar", que tuvo lugar el pasado día 17 en Madrid, que la oposición está haciendo "una política deliberada de confusión constante" en relación con el proyecto de la LOU, y tras precisar que "se pueden tener discrepancias, pero esto no justifica las acciones irresponsables", exigió a la oposición que "actúe con responsabilidad y que cese de verter falsedades sobre los objetivos del proyecto".
El proyecto de Ley Orgánica de Universidades está actualmente en fase de tramitación en el Senado, y el plazo de presentación de enmiendas al mismo, fijado hasta el día 19 de noviembre, ha sido ampliado en otros cinco días, a petición del Grupo Parlamentario Popular en el Senado.
El vicepresidente primero del Senado, Alfredo Prada, anunció que la Cámara Alta tiene previsto que el proyecto de la LOU "se debata en la última sesión plenaria del mes de diciembre, después del debate de Presupuestos", y señaló que la ficha límite de tramitación es el día 6 de febrero de 2002.
Tras la jornada de movilizaciones estudiantiles, el MECD emitió un comunicado en el que se señala que "según los datos facilitados por los Servicios de Seguridad Ciudadana y por las Delegaciones del Gobierno en las Comunidades Autónomas, las manifestaciones convocadas hoy (día 14) en distintos puntos de España en protesta por la Ley de Universidades –que se encuentra actualmente en trámite parlamentario- han contado con la participación de unos 140.000 alumnos", y se recuerda que "a las movilizaciones estaban convocados alumnos de las Universidades españolas y alumnos de Enseñanzas Medias", que suman en nuestro país algo más de cuatro millones de estudiantes.

Manifiestos de apoyo a la LOU

La ministra Pilar del Castillo se reunió el día 21, en la sede del MECD, con los consejeros de Educación de las ocho Comunidades Autónomas gobernadas por el Partido Popular, que han acudido a Madrid para expresar a la ministra de Educación, Cultura y Deporte su respaldo al proyecto de Ley Orgánica de Universidades, y hacerle entrega de un comunicado conjunto de apoyo en el que se señala que "el conjunto de la sociedad española, y los propios miembros de la comunidad académica, han venido demandando desde hace muchos años una reforma del sistema universitario español, y entendemos que la futura Ley de Universidades supondrá un avance cualitativo de las universidades españolas y que contribuirá a acercar nuestro sistema universitario al escenario europeo de enseñanza superior".
En el comunicado, suscrito por los consejeros de Educación de Galicia, Cantabria, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana, Castilla y León, Murcia y Madrid, se afirma que "la LOU permitirá a las Comunidades Autónomas desarrollar sus competencias en materia de enseñanza universitaria, y que las universidades profundicen en el principio de autonomía universitaria atribuyéndoles nuevas competencias", y se precisa que "creemos que la Ley de Universidades propiciará el fin de la endogamia, uno de los principales problemas de la Universidad española, gracias a un sistema de selección del profesorado más objetivo, más objetivo y más transparente".
Por otra parte, la ministra Pilar del Castillo recibió el día 23 a una delegación de representantes de la Federación Nacional de Asociaciones de Catedráticos de Universidad (FACU), encabezada por su presidente, Luis Ortiz Berrocal, que expresó asimismo su apoyo al proyecto de Ley Orgánica de Universidades. La FACU es la única federación nacional de catedráticos que actualmente existe en España y agrupa a más de veinte asociaciones regionales, con alrededor de 1.800 asociados.
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, recibió el día 13, en la sede del MECD, a una representación de 47 catedráticos y 90 profesores universitarios de la Universidad de Valladolid, encabezada por José María Hernando Huelmo, catedrático de Química y Física, que han firmado un manifiesto a favor del proyecto de la Ley Orgánica de Universidades, actualmente en fase de tramitación parlamentaria en el Senado.
Dos días después, el jueves día 15, la ministra recibió a una representación de más de un centenar de catedráticos y profesores de la Universidad de Zaragoza que asimismo han promovido y suscrito un manifiesto a favor de la LOU, en el que, tras señalar que "se adhieren al texto del manifiesto firmado por profesores de la Universidad de Valladolid", expresan "su apoyo al proceso de desarrollo de la Ley Orgánica de Universidades, que actualmente se encuentra en trámite parlamentario, por considerar que en ella pueden incluirse mejoras sustanciales que hagan avanzar a nuestras universidades en los aspectos docentes e investigadores".
En el citado manifiesto se precisa que "este apoyo a la nueva ley no implica crítica a la normativa aún vigente; tan sólo debemos poner de manifiesto que la LRU cumplió su ciclo y que en estos momentos es imprescindible un cambio que, por una parte, cree nuevas expectativas en la comunidad universitaria y, por otra, nos acerque a las estructuras de calidad existentes en el mundo científico".
Tras "lamentar la politización que se está produciendo en torno a esta nueva ley", en el manifiesto se afirma que "con nuestro apoyo al proceso de renovación de la ley queremos manifestar nuestro rechazo a la endogamia y a otros efectos negativos que han presidido la mayor parte de los concursos para la selección del profesorado". El texto concluye señalando que "el nuevo sistema, basado en la habilitación nacional, debería garantizar una mejor valoración de los candidatos con el consiguiente beneficio para la comunidad universitaria y para la sociedad en general".
Tras la reunión, la ministra Pilar del Castillo resaltó ante los medios de comunicación que es evidente que existen "colectivos contrarios a la LOU", y afirmó que "lo que ya no es tan evidente es que son muy numerosos los sectores que la respaldan y que, precisamente por respaldarla, no se manifiestan", y citó el apoyo a la LOU por parte del CSIF, de la Federación de Catedráticos y de algunas organizaciones estudiantiles, "que ponen de manifiesto que es inequívoca la existencia, dentro del sistema universitario, de un conjunto de miembros de la comunidad universitaria que ampara el proyecto".

Comunicado de la Conferencia de Rectores

Por otra parte, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), emitió, el pasado día 14, un nuevo comunicado en el que se afirma que "el proyecto de Ley Orgánica de Universidades no sienta las bases que precisa la Universidad española del siglo XXI para dar un nuevo salto cualitativo que permita situarla a la cabeza de los sistemas universitarios europeos, marco imprescindible de referencia", sino que, por el contrario, "configura un modelo universitario que afectaría gravemente a la capacidad de nuestras instituciones universitarias para adaptarse a un contexto y demandas continuamente cambiantes y garantizar la calidad del servicio público de la educación superior".
"En su elaboración –se indica en el citado comunicado- se ha obviado la opinión de la comunidad universitaria y poco, o nada, tiene que ver su contenido con los objetivos de calidad que se anuncian, de forma insistente y reiterada, desde el MECD; además, es clamorosa la ausencia de compromisos financieros concretos que permitan nuestra convergencia con la media europea en gasto por estudiante, y que garanticen, a un tiempo, la suficiencia de recursos y la igualdad de oportunidades".
Tras señalar que "la masiva participación de profesores, estudiantes y personal de administración y servicios en las distintas convocatorias de protesta contra el proyecto no conoce precedente en la historia de nuestra Universidad" y expresar la preocupación de la CRUE "por la actitud del MECD ante el amplio rechazo que el proyecto ha generado en la comunidad universitaria", el comunicado concluye recalcando que "el trámite en el Senado ofrece la última oportunidad para abrir un proceso de diálogo y buscar, con el tiempo preciso y altura de miras, ese consenso, una oportunidad que pedimos una vez más al Presidente del Gobierno valore y aprecie adecuadamente y un diálogo para el que seguimos ofreciendo, como hasta ahora hemos hecho, nuestra más leal colaboración".

 

arriba