Más de 30.000 universitarios españoles participarán este año en las acciones de movilidad del programa Erasmus

Madrid. Según ha hecho público la Comisión Europea durante la pasada semana, un total de 120.000 estudiantes y 1.800 universidades de 30 países participarán durante este curso académico en el programas comunitario Erasmus de movilidad de estudiantes universitarios.
Para el curso actual, 2001-2002, el presupuesto comunitario destinará al programa Erasmus la cantidad de 150 millones de euros, de la que un 80% será para becas de movilidad. Erasmus es, en el ámbito del programa educativo global Sócrates de la Unión Europea, el subprograma dedicado a la enseñanza universitaria, y en el período 2000-2006 recibirá un 51% de los fondos asignados al programa Sócrates, cuyo presupuesto global para dicho período supera los 1.850 millones de euros.
Según explicó la Comisión Europea, los países más activos, en términos absolutos, en el desarrollo de acciones de movilidad estudiantil del programa Erasmus durante el presente curso "serán Francia, Alemania, España, Reino Unido e Italia, aunque, en términos relativos, países como Bélgica, Suecia, Finlandia y Portugal mostrarán también un dinamismo notable".
Este año participarán en las acciones del programa Erasmus 30.450 estudiantes universitarios españoles, de los que más de 6.000 tendrán como destino Francia, unos 4.500 Alemania y 3.800 irán al Reino Unido.
Por su parte, las universidades españolas acogerán a 28.800 estudiantes de otros países, la mayoría de ellos procedentes de Francia, Alemania, Italia y Reino Unido.
Alemania, Francia y España son también los países más activos en las acciones de movilidad de profesores universitarios.
Por áreas de estudio, los estudiantes más activos en las acciones de intercambio corresponden a las carreras de gestión (18%), lengua y filosofía (14%), ingenierías, ciencias y tecnología (12%) y ciencias sociales (10%).

La presencia femenina en las carreras
técnicas apenas supera el 20%

Madrid. Sólo un 21% de las mujeres matriculadas en el curso académico universitario 1999-2000 eligieron una carrera técnica, frente a un 25,3% en el curso precedente, a pesar de que, según diversos informes, las chicas obtienen mejores resultados y acaban en menos tiempo este tipo de estudios superiores técnicos, según explicó a EFE Magdalena Salazar, profesora de la Escuela Técnica Superior de Telecomunicación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), participante en la jornada "La mujer en las carreras y profesiones técnicas", celebrada en la UPM el pasado día 13.
En el encuentro, organizado conjuntamente por la UPM y el Instituto de la Mujer con objeto de informar a las alumnas de últimos cursos de Enseñanza Secundaria sobre los estudios técnicos, participaron asimismo la directora del Instituto de la Mujer, Pilar Dávila; el secretario general del Consejo de Universidades, Vicente Ortega, y la secretaria general de Asuntos Sociales, Concepción Dancausa, y varios centenares de alumnas.
Concepción Dancausa destacó los condicionantes educativos y culturales que inhiben a la mujer a la hora de optar por carreras técnicas, y apuntó que "en general, las mujeres siempre han elegido carreras de Humanidades, y sólo un 27%, de media, se ha matriculado durante los últimos años en carreras técnicas, aunque más de la mitad de la población universitaria es femenina".
Por su parte, la profesora Magdalena Salazar señaló que "las alumnas de estudios técnicos obtienen mejores resultados académicos y terminan antes los estudios que los chicos, debido a que son más constantes, en ocasiones se han enfrentado a la opinión contraria de sus familias, son más vocacionales y están más motivadas".
Respecto a los datos referidos a la UPM, la mayor universidad politécnica de España, el porcentaje de mujeres admitidas en el curso académico 1999-2000 se situó en un 43,7%.

Minoritaria presencia femenina en la investigación pública y el profesorado superior de los países de la UE

Madrid. Solamente uno de cada cuatro profesores de enseñanza superior de los sistemas universitarios de los países miembros de la Unión Europea y menos de un tercio de los investigadores del sector público son mujeres, a pesar de que la proporción de universitarias es ligeramente superior (52%) al de universitarios, según datos hechos públicos recientemente, en Bruselas, por la Oficina Europea de Estadísticas Europeas, coincidiendo con la celebración en la capital belga de la Conferencia "Mujeres e Investigación".
Según esos datos, las mujeres están mínimamente representadas en los cargos de enseñanza superior, ocupando una media del 26% de la plantilla de personal de la enseñanza superior en Europa. Esta proporción es singularmente baja en Alemania (9%), Irlanda (12%), Bélgica (14%) y Holanda (15%). Los países con porcentajes más elevados de presencia femenina en las plantillas son Finlandia (36%), Suecia (33%) y España (32%).
Según los estudios y análisis efectuados en las plantillas de personal de la enseñanza superior europea y de la administración pública en general, se concluye que "hay más mujeres en los cargos más bajos del escalafón". Mientras que el 32% de los profesores asistentes son mujeres, su porcentaje cae al 28% en los profesores asociados, y al 11% entre el "profesorado con plenos derechos". En todos los países de la Unión Europea los puestos más elevados en los citados ámbitos están ocupados por hombres.
Por otra parte, el 66% de los investigadores contratados por el Estado y el 72% en la educación superior, entre los países de la UE, son varones. Sólo algunos países tienen una presencia femenina superior al 40% en la administración (Irlanda, Grecia y Portugal).
Por materias, la proporción de investigadoras en la enseñanza superior europea varía entre un 12% en el área de la ingeniería y la tecnología, y un 33% en medicina, ciencias sociales y humanidades.

 
arriba