Más de 500 profesores de Primaria y Secundaria han participado en el Congreso "En clave de calid@d: hacia el éxito escolar", celebrado en Madrid. La incorporación al espacio
educativo europeo, el alumno como eje de la educación, la integración de inmigrantes, el futuro profesional de los estudiantes, la evaluación o la inspección educativa fueron algunos de los temas que se analizaron
en las jornadas.

Pilar del Castillo presentará la Ley de Calidad
ante la Conferencia Sectorial

Isabel Couso se dirige a los participantes
en el Congreso.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Convertir la función docente en un instru-mento indispensable de mejora de la calidad y modernización de la educación española era la finalidad de este encuentro, organizado por el Instituto Superior de Formación del Profesorado. Durante  su  intervención  en el

Congreso, Pilar del Castillo se comprometió a informar de forma "precisa y directa" sobre la futura Ley de Calidad de la Enseñanza y solicitó la colaboración de los profesores para llevar a cabo esta reforma. La ministra de Educación, Cultura y Deporte anunció que, próximamente, presentará las bases del proyecto de ley ante la Conferencia Sectorial de Educación.
Asimismo, la titular del MECD aludió a las tres reformas que ha emprendido su Departamento y advirtió que desde un principio "era consciente de las dificultades" que conlleva su desarrollo, aunque "la responsabilidad del Gobierno es proponer soluciones a los problemas".
En referencia a la Ley de Calidad, Del Castillo puntualizó que este Congreso se sitúa en la "recogida de opiniones para definir el proyecto".

Inspección educativa

La inauguración de este encuentro, que corrió a cargo de la secretaria general de Educación y Formación Profesional, Isabel Couso, también contó con la presencia de José Luis Mira, director general de Educación, Formación Profesional e Innovación Educativa, y de Juan Angel España, director general de Cooperación Territorial y Alta Inspección.
Durante la celebración de las jornadas, se puso de manifiesto que la mejora de la calidad educativa constituye un objetivo prioritario en todos los países desarrollados y que en este ámbito cobra una especial relevancia la Inspección Educativa. Así como, los participantes señalaron la evaluación de los centros educativos como instrumento de mejora que redunda en beneficio del sistema.
En este sentido, el MECD apuesta por el refuerzo de la Alta Inspección para que controle el cumplimiento de los programas educativos en los centros, que garanticen la vertebración del sistema. Para ello, concluirá el proceso de formación y puesta en marcha de los servicios de la Alta Inspección en las Comunidades Autónomas y profesionalizará la labor de los inspectores.

Opinión del profesorado

En el transcurso de su intervención en este Congreso, Isabel Couso manifestó su preocupación ante el "desánimo de los profesores" y aludió a una encuesta realizada a 2.250 docentes por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA). De esta muestra se desprende que, sobre aspectos decisivos de la enseñanza, los profesores dan muestras de "claro descontento". Sobre la ampliación de la ESO hasta los 16 años, sólo un 20% la valora positivamente, mientras que un 47,7% la considera negativa.
También reveló que un 66% de los profesores denuncia problemas de disciplina en los centros y un 79% se muestra partidario de intervenir con más dureza para evitarlos. Casi un 50% conoce a compañeros que se sienten amedrentados por los alumnos y un 86% no se siente valorado por la sociedad. Así como, la supresión de los exámenes de septiembre cuenta con el rechazo del 61% y casi la mitad de los encuestados se opone a que exista una titulación única al finalizar la ESO.

Demanda de reformas

Ante estos datos, la secretaria general de Educación concluye que la opinión de los profesores es masivamente favorable a la reforma del actual sistema, porque "el profesorado es consciente de las dificultades que se están generando".
Isabel Couso constató que un elevado porcentaje de profesores -el 37% de la enseñanza concertada y el 62% de la pública- demanda reformas en aspectos fundamentales del sistema; así como, que un 72% pide que se establezcan itinerarios diferenciados por capacidades, a partir de los 14 años. "Demanda que va mucho más allá de los planteamientos ministeriales", subrayó.
Para estos profesionales, en la calidad de la enseñanza contribuyen dos aspectos básicos: la preparación del profesorado, para el 94%, y el orden y disciplina, para más del 90%.
"Ante las evidencias de estos datos, es difícil defender con solvencia intelectual que la legislación educativa no debe modificarse, y más bien creo que esto se hace desde posiciones políticas e ideológicas, poco abiertas a incorporar los elementos de modernidad, dinamismo y flexibilidad que tienen hoy la sociedad española del siglo XXI", declaró.
No obstante, Couso considera que es deseable un extenso diálogo que incorpore "al mayor número posible de voluntades, sobre el conjunto de propuestas reales que se contendrán en el texto de la futura Ley de Calidad de la Educación".

Objetivos de la Ley

A su juicio, la nueva Ley de Calidad pretende reducir el fracaso escolar, asegurar la libertad en la elección de centro, facilitar la integración de los inmigrantes, mejorar la calidad del sistema, favorecer una formación intelectual y humana de calidad, motivar a profesores y alumnos, profesionalizar la función directiva, definir los órganos de gobierno y de gestión escolar, intensificar la inspección educativa y el aprendizaje de lenguas extranjeras.
Para dar continuidad al Congreso, los profesores que deseen incorporarse a este debate pueden participar accediendo a la dirección de Internet: en.clave.mec.es

 

arriba