El proyecto de Ley Orgánica de Universidades aprobado por el Congreso será ahora debatido en el seno de la Cámara Alta. (Foto: Rafael Martínez)

El Pleno del Congreso de los Diputados, en reunión celebrada
el pasado 31 de octubre, aprobó, con los votos de Partido
Popular (PP), Convergencia i Unió (CiU) y Coalición Canaria (CC), el proyecto de Ley Orgánica de Universidades (LOU), que ahora se remite al Senado para que prosiga con su preceptiva tramitación parlamentaria. Por otra parte, la jornanda de huelga contra la LOU convocada por CC.OO. y UGT con el apoyo
de diversas organizaciones estudiantiles, tuvo un seguimiento
del 90% según fuentes sindicales.

El texto, que incorpora 150 enmiendas de las 700 presentadas, continúa ahora su tramitación parlamentaria en el Senado

Madrid.
El Pleno de la Cámara Baja aprobó, tras casi tres horas de debate, el dictamen de la Comisión de Educación del Congreso relativo al proyecto de Ley Orgánica de Universidades, que incluía unas 150 enmiendas de las más de 700 propuestas presentadas  por los diversos  grupos durante

el mes largo de tramitación del proyecto. Finalmente, tras la votación de las enmiendas y del dictamen de la Comisión de Educación, el proyecto de Ley Orgánica de Universidades presentado por el Gobierno fue aprobado por 197 votos a favor, emitidos por PP, CiU y CC, y con 129 votos en contra (PSOE, IU, PNV y Grupo Mixto).
Entre las enmiendas incorporadas al texto del proyecto, introduciendo significativas modificaciones al mismo, destacan la relativa a la eliminación de la obligatoriedad del cese de los rectores con la entrada en vigor de la nueva Ley, la referida a la regulación de la presencia de los representantes de los Consejos de Gobiernos de las universidades en los Consejos Sociales, la relativa a la eliminación del plazo de seis para la entrada en vigor del sistema de habilitación de funcionarios docentes y la incorporación de un nuevo Título referido a la creación, en el futuro, del espacio único europeo de la enseñanza superior.
A lo largo del debate, los grupos parlamentarios opuestos al proyecto (PSOE, IU, PNV y Grupo Mixto) reiteraron sus críticas por "la celeridad que ha seguido la tramitación del proyecto desde que el Gobierno lo envió al Parlamento" y por el "rodillo" aplicado por el PP.

Intervenciones de los grupos parlamentarios

La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Carme Chacón, lamentó en su intervención que "el trámite parlamentario de la LOU se haya saldado con una discusión de un minuto por enmienda", y calificó la nueva Ley de "retrógrada, centralista y reaccionaria".
El portavoz del Grupo Popular, Juan Carlos Guerra Zunzunegui, rechazó las críticas expresadas por el PSOE, y tras señalar que "algunas de las enmiendas del Grupo Socialista limitan el papel de las Autonomías" aseguró que el esfuerzo de financiación que reclaman todos los grupos "debe acometerse desde las Comunidades Autónomas".
Por su parte, la diputada de Izquierda Unida, Marisa Castro, calificó de "trágala" el debate parlamentario, y aseguró que el dictamen de la Ponencia "empeora el texto inicial".
El diputado nacionalista vasco José Juan González de Txabarri, tras defender las enmiendas presentadas por grupo y asegurar que "las mantiene vivas", defendió un modelo de Universidad que se aproxime al anglosajón, "con más modernidad y diversidad, frente al presentado en el proyecto de Ley, que es latino y napoleónico".
El portavoz de los nacionalistas catalanes, Ignasi Guardans, coincidió con los grupos de oposición al afirmar que "el trámite acelerado del proyecto es injustificable y ha tensionado a la sociedad", y elogió "los numerosos aspectos positivos que se han introducido en el proyecto de Ley durante las últimas semanas", si bien expresó su oposición al sistema de habilitación estatal de los funcionarios docentes incluido en el proyecto.
El portavoz de CiU en el Congreso, Xavier Trías, aseguró en su intervención que su grupo "ha conseguido, entre otros aspectos, que la nueva Ley salve las competencias autonómicas, traspase a la Generalitat la gestión de becas y subsanar muchas carencias y deficiencias del proyecto, además de garantizar la enseñanza virtual y, en concreto, proteger a la Universidad Abierta de Cataluña (UOC)".
Paralelamente a la sesión del Pleno del Congreso de los Diputados, y en protesta por el proyecto de la LOU, un millar de profesores. alumnos y representantes sindicales se concentraron ante la sede del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en Madrid, mientras que en Barcelona un centenar de estudiantes y delegados de CC.OO. y UGT se concentraron frente a la Consellería de Universidades de la Generalitat.
Tras la aprobación del proyecto de Ley Orgánica de Universidades por el Congreso de los Diputados, y en el transcurso de una sesión de control al Gobierno celebrada tras el debate del proyecto, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, cuestionó la utilidad de las reformas universitarias contempladas en la LOU y aseguró que "el PSOE derogará la Ley cuando llegue al Gobierno".
El presidente del Gobierno, José María Aznar, por su parte, mostró su convencimiento de que "los ciudadanos respaldan la reforma universitaria aprobada en el Congreso", y aseguró que esas reformas "servirán para mejorar la calidad de la enseñanza superior".
Aznar insisitió en su intervención en que la Universidad española "debe alcanzar mayor calidad en la docencia y en la formación de los profesores", y tras asegurar que las reformas no son "modificaciones improvisadas" recordó que la nueva Ley es un compromiso electoral del Partido Popular.
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, según informa EFE, destacó ante los medios de comunicación, tras la sesión de control al Gobierno, "el amplio apoyo parlamentario que ha conseguido el proyecto de Ley Orgánica de Universidades", y achacó las declaraciones de Rodríguez Zapatero "al fragor del debate parlamentario".

Comunicado conjunto de CRUE, CC.OO y UGT

Por otra parte, el pasado lunes, día 5, se reunieron en Madrid el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), Saturnino de la Plaza, el secretario general de Comisiones Obreras (CC.OO), José María Fidalgo, y el secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Cándido Méndez, para tratar aspectos relativos a la Ley Orgánica de Universidades.
Tras la reunión, los participantes emitieron un comunicado conjunto en el que, entre otras cosas, se afirma que "el proyecto de Ley de Universidades ha generado un amplio rechazo" y que "en su elaboración se ha obviado la opinión de la comuniodad universitaria y poco, o nada, tiene que ver su contenido con los objetivos de calidad que se anuncian, de forma insistente y reiterada, desde el MECD".
Tras señalar en el comunicado que "además, es clamorosa la ausencia de compromisos financieros concretos que permitan nuestra convergencia con la media europea en gasto por estudiante (España ocupa en la actualidad el penúltimo lugar) y que garanticen, a un tiempo, la suficiencia de recursos y la igualdad de oportunidades", se afirma que "desde que se conocieron los primeros borradores, y de forma más acusada en su paso por el Congreso, ha quedado patente la falta de consenso, un consenso que es básico para garantizar que la nueva norma universitaria nace al servicio del interés general y para asegurar su capacidad transformadora".
"El trámite en el Senado –se concluye en el comunicado- ofrece una última oportunidad para abrir un proceso de diálogo y buscar ese consenso, una oportunidad que pedimos al presidente de Gobierno valore y aprecie adecuadamente, y un diálogo para el que ofrecemos, como hasta ahora hemos hecho, nuestra más leal colaboración".

Jornada de huelga

Por otra parte, la jornada de huelga en la Universidad española convocada el día 7 por los sindicatos CC.OO y UGT, con el apoyo de diversas organizaciones estudiantiles, en protesta por el proyecto de Ley Orgánica de Universidades, actualmente en fase de tramitación parlamentaria en el Senado, tuvo un seguimiento del 90%, según fuentes sindicales, entre los más de 100.000 trabajadores (profesores y personal de administración y servicios) de las universidades públicas españolas.
Según los sindicatos convocantes, el seguimiento del paro en las distintas Comunidades Autónomas ha sido el siguiente: Andalucía, 98%; Aragón, 95%; Asturias, 50%; Baleares, 70%; Canarias, 90%; Cantabria, 85%; Castilla-La Mancha, 92%; Castilla y León, 85%; Cataluña, 80%; Extremadura, 90%; Galicia, 100%; La Rioja, 85%; Madrid, 90%; Murcia, 85%; Navarra, 60%; Comunidad Valenciana, 90%, y País Vasco, 70%.
Miles de profesores, miembros de personal de administración y servicios y de estudiantes (200.000 según los convocantes y 50.000 según datos proporcionados por el MECD) participaron en las diversas manifestaciones y concentraciones convocadas en las principales ciudades del país, bajo el lema "Universidad pública y de calidad: No a la Ley Orgánica de Universidades".
La jornada de huelga transcurrió sin incidentes en los campus españoles y únicamente en las manifestaciones de Madrid y Las Palmas de Gran Canaria hubo, a su término, ligeros enfrentamientos entre grupos de estudiantes y fuerzas de la Policía Nacional.
Al término de la manifestación celebrada en Madrid, que culminó ante la sede del MECD con la lectura de un manifiesto y en la que se guardó, como en otras concentraciones, un minuto de silencio en memoria del magistrado José María Lidón, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, compareció ante los medios de comunicación para ofrecer una valoración por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte sobre el desarrollo de la jornada de huelga. Iglesias de Ussel, tras explicar que, a su juicio, "gran parte de las afirmaciones en que se sustentan las protestas de hoy no responden al contenido de la Ley" y afirmar que el proyecto de la LOU "se ha mejorado durante su trámite en el Congreso y que seguirá esa línea en el Senado", precisó que, según datos facilitados por las Delegaciones del Gobierno de las Comunidades Autónomas, "las manifestaciones convocadas hoy en distintos puntos de España en protesta por la LOU han tenido un seguimiento del 1,57%".
En un comunicado emitido por el MECD se apunta que "a las movilizaciones estaban convocados profesores y alumnos de las universidades españolas y alumnos de Enseñanzas Medias", y que, "según la estadística oficial del Consejo de Universidades, el número total de profesores y alumnos en las universidades españolas asciende en la actualidad a 1.413.740 alumnos y 81.818 profesores. A ellos se suman los 2.672.561 alumnos de Enseñanzas Medias, con lo que el total de personas convocadas hoy a las diversas movilizaciones asciende a 4.109.390".

 

Aspecto de la manifestación
en contra de la LOU celebrada
en Madrid.
(Foto: Rafael Martínez)
arriba