Dos profesores de un instituto de Huesca coordinan un programa didáctico para conseguir que los alumnos aragoneses de enseñanzas medias descubran todos los aspectos de la creación cinematográfica. A través de proyecciones de películas acompañadas de material complementario y coloquios, intentan que los estudiantes sean espectadores con espíritu crítico.
La proyección
de la última película de Saura sobre supuestas aventuras de juventud de
Buñuel, Dalí y Lorca en Toledo,
es una de las actividades del programa "Un
día de cine"
para este curso
en el instituto Pirámide.

Un día de cine

Un programa didáctico intenta acercar a los alumnos de enseñanza media de Aragón
al proceso
de creación de
las obras cinematográficas

Madrid. G. ARIANES
En la primavera de 1999 el entonces director del Instituto Pirámide de Huesca, Mariano Buera, y los responsables de su Departamento de Ciencias Sociales, Ángel Gonzalvo y Enric Plá, diseñaron el programa "Un día de cine", para acercar el lenguaje cinematográfico y la experiencia fílmica a sus alumnos, y formar al profesorado del centro en el mundo audiovisual y en sus posibilidades didácticas. Sus principales objetivos eran "recuperar el acto social de ir al cine, convirtiendo el salón de actos del instituto en lugar de encuentro y convivencia; y que los estudiantes vean el cine en su formato original, propiciando que aprendan a combinar de un modo creativo sus vivencias con el análisis, la comprensión y la elaboración de ideas propias, a la hora de ver cine y hablar de él".
"Un día de cine" se puso en marcha durante el curso 1999-2000 con el apoyo inicial de la Unidad de Programas del Servicio Provincial de Educación de Huesca, aunque sus promotores pretendían convertir esta iniciativa en "un centro difusor de recursos y experiencias cinematográficas y audiovisuales, en relación a la enseñanza para toda la comunidad aragonesa". Así, en su primera edición tuvo ámbito provincial, pero adquirió carácter autonómico desde el segundo año con la participación de 5.000 alumnos procedentes de 40 centros de todo Aragón. Desde entonces cuenta también con el apoyo y patrocinio de Caja Inmaculada (CAI), la Fundación Anselmo Pie y el Festival de Cine de Huesca.

Materiales de apoyo

Cada edición se desarrolla de septiembre a junio coincidiendo con el respectivo curso escolar, en jornadas con grupos de entre 180 a 250 estudiantes y profesores de distintos institutos de la red pública aragonesa. Los docentes reciben materiales complementarios y sugerencias de aplicación didáctica para preparar en sus aulas cada sesión, y también se entrega a cada asistente un "cuadernillo de explotación del film" elaborado por los coordinadores del programa. Las sesiones comienzan en el salón de actos del IES Pirámide con actividades de introducción sobre la biografía del director, ficha técnica y artística, puntos de interés de la película, etc. Tras la proyección ininterrumpida de la película los coordinadores proponen y dinamizan actividades acompañadas de montajes ilustrativos en vídeo, coloquios y pruebas para fomentar la participación del alumnado.
La jornada finaliza con un concurso que pone a prueba la cultura cinematográfica de los asistentes, que reciben asimismo una copia en vídeo de la película, sugerencias para actividades posteriores, y un vocabulario e indicaciones para realizar una crítica cinematográfica. También hay sesiones dedicadas al cortometraje enfocadas hacia alumnos más formados en el mundo de la imagen, en las que participan realizadores, directores de fotografía, actores, etc.
La edición "Un día de cine 2001-02" incluye pases de las películas "El secreto de la pirámide", dirigida por Barry Levinson y producida por Steven Spielberg, sobre la adolescencia de Sherlock Holmes y el comienzo de su amistad con Watson; y "Café Irlandés", de Stephen Frears, una comedia costumbrista que plantea el conflicto que supone para una familia el embarazo de la hija mayor. Se proyectará asimismo "El verdugo", de Luis García Berlanga, un reflejo de la España de los años 50 y 60 en clave de ironía y humor negro y una crítica demoledora de la pena de muerte. También habrá dos sesiones monográficas sobre "El sonido en el cine", con proyección de varios cortos, el acompañamiento musical al piano en directo de una película muda, y un debate con actores de doblaje.

Buñuel según Saura

Además, los responsables del programa han contado con la colaboración de la productora Rioja Films para proyectar "Buñuel y la Mesa del rey Salomón", la última película de Carlos Saura estrenada en el circuito comercial el 9 de noviembre. Es una coproducción España-Alemania-México del género fantástico/aventuras, cuya sipnosis argumental arranca cuando un productor encarga a Buñuel que haga una película ambientada en Toledo durante su juventud. En ella deben aparecer él mismo y sus amigos Dalí y Lorca buscando la mítica Mesa del Rey Salomón, de la que se dice que tiene un espejo capaz de reflejar el pasado, el presente y el futuro.
Ángel Gonzalvo cree que la proyección da esta película es una oportunidad inigualable para que los alumnos de bachillerato y de los ciclos formativos se acerquen a estos geniales cineastas aragoneses. "Es una aventura interior por la mente de Buñuel, y un recorrido por el Toledo de su juventud junto a Lorca y Dalí". Este profesor ha realizado el cuadernillo didáctico sobre la película, que puede utilizarse "desde una perspectiva multidisciplinar. Entendemos –afirma- que las películas serán educativas si quien las ve está capacitado para valorar y criticar el tema y su desarrollo argumental, el guión, la interpretación, la fotografía, el montaje, la banda sonora, etc."

La obra cinematográfica

Por ello, dicho cuadernillo se ha estructurado en el binomio información-actividades. "Con él pretendemos -añade- que quienes lo usen puedan acercarse a Carlos Saura y Luis Buñuel como personas y como cineastas, antes de ver la película. También nos parece interesante que se conozca lo complejo del proceso de creación de una obra cinematográfica", con explicaciones sobre la ficha técnico-artística, sobre cómo se gestó el proyecto y sobre las intenciones de Saura. Una memoria narrativa para recordar lo visto y oído durante la proyección da paso a unas actividades finales, que plantean cuestiones de cultura general y cinematográfica, aspectos técnicos y temáticos. Y un vocabulario mínimo refleja los términos más específicos empleados en el cuadernillo.
El programa nace cuando Ángel Gonzalvo y Enric Pla se preguntan, "como muchos otros docentes", porqué el lenguaje más "característico y popular del siglo XX" sigue estando ausente del sistema educativo". Y cuando intentan "cambiar la orientación de nuestros alumnos, que son espectadores de televisión que consumen grandes dosis de imágenes con poca atención y espíritu crítico, para que adopten actitudes de espectadores de cine que hacen un esfuerzo voluntario: elegir una película y desplazarse a una sala para verla. Y para que reflexionen a través de determinadas películas sobre valores, conflictos y otros temas transversales que la LOGSE propone y no siempre encuentran espacio en las clases normalizadas. En definitiva, "Un día de cine" nace para "lograr espectadores críticos con los medios audiovisuales".

 

arriba