Jornada de huelga en Secundaria contra la actual política educativa

Un tercio de los alumnos optó por la inasistencia a clase, según datos oficiales
Uno de cada tres alumnos de Secundaria, Bachillerato
y FP optó por la inasistencia
a clase en la jornada de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes el día 25 en protesta por la política educativa del Gobierno y por el proyecto
de Ley de Calidad. El seguimiento de la jornada de protesta fue muy desigual, y las manifestaciones más nutridas se desarrollaron en Madrid y Barcelona.
Aspecto de la manifestación estudiantil ante la sede del MECD en Madrid. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid.
La jornada de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes el pasado día 25 de octubre contra la política educativa del Gobierno, y más concretamente contra los proyectos de Ley de Calidad de la Enseñanza, Ley de Formación Profesional y Ley Orgánica de Universidades, tuvo un seguimiento muy desigual en toda España, estimado en un 32% de inasistencia a clase, según datos proporcionados por las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas.
Varios miles de estudiantes de ESO, Bachillerato y FP (40.000 según las organizaciones convocantes y unos 10.000 según fuentes de las diversas policías municipales) han participado en el medio centenar de manifestaciones y concentraciones convocadas en otras tantas ciudades de todo el territorio nacional.
En Madrid, unos 4.000 alumnos (15.000 según el Sindicato de Estudiantes) participaron en la manifestación que cerró su itinerario ante la sede del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, al término de la cual un grupo de jóvenes provocó altercados que se saldaron con la detención de seis alborotadores.
En Barcelona, unos 4.000 estudiantes, según la Guardia Urbana (10.000 según los organizadores) participaron en la manifestación convocada por la Associació de Joves Estudiants de Catalunya (AJEC) y Sindicato de Estudiantes en contra del proyecto de Ley de Calidad.
La portavoz del Sindicato de Estudiantes, Mirian Municio, calificó de éxito la manifestación celebrada en Madrid, y aseguró, según informa la Agencia EFE, que la jornada de huelga del día 25 "es el primer paso para una movilización mucho más fuerte e importante, convocada para el día 7 de noviembre, a la que están llamados estudiantes de enseñanzas medias, universitarios, profesores de Universidad y personal de administración y servicios de Universidad en una movilización conjunta con los sindicatos CC.OO. y FETE-UGT y otras organizaciones en contra de la Ley Orgánica de Universidades".
Las movilizaciones estudiantiles del pasado día 25, convocadas por el Sindicato de Estudiantes, contaban con el apoyo de la asociación de padres CEAPA, de los sindicatos CC.OO., FETE-UGT y STEs y de IU.
Por su parte, el director general de Cooperación Territorial y Alta Inspección, Juan Ángel España, señaló, respecto a la Ley de Calidad, cuyo proyecto centraba las protestas estudiantiles, que "no hay, en estos momentos, ninguna manifestación explícita por parte del MECD, por lo que resulta poco explicable que haya algún tipo de valoración de discrepancia en relación a algo que no está formulado".

Seguimiento desigual

Según datos facilitados por las Consejerías de Educación de las Comunidades Autónomas, la huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes ha tenido un seguimiento del 32, 46% en todo el Estado. El porcentaje más alto de seguimiento de la huelga, según estos datos, se ha registrado en Asturias (76%), Castilla-La Mancha (73,38%), Cantabria (61%), Melilla (45%), Castilla y León (42%), Extremadura (41,59%), Madrid (39,33%) y Cataluña (32%), mientras que la jornada de huelga apenas tuvo repercusión en Ceuta y Canarias (0,1%), País Vasco (5,24%) y Navarra (6,34%).
En la Comunidad Valenciana el seguimiento fue del 28,67%, en Aragón del 23,54%, en Baleares del 21% y en Murcia del 19,08%.
En España cursan estudios de Enseñanza Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional algo más de 2.600.000 alumnos, por lo que, según los datos porcentuales citados, en torno a unos 850.000 estudiantes no asistieron a sus clases en la jornada de huelga convocada por el Sindicato de Estudiantes, "lo que no significa –según fuentes ministeriales- que apoyaran las concentraciones y manifestaciones".

 

arriba