CC.OO apuesta por la coeducación

Ha editado un CD-ROM didáctico para ofrecer a los docentes pautas para implantar una enseñanza igualitaria y no discriminatoria por razones de sexo

CC.OO ha editado un CD-Rom didáctico para ayudar al profeso-rado a promover en su práctica diaria una enseñanza igualitaria entre chicos y chicas. Parte de la base de que la escuela sigue reflejando la discriminación social de las mujeres, y quiere ofrecer pautas para que los docentes aborden estrategias coeducativas.

Madrid. G. A.
El secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO, Fernando Lezcano, y la responsable de la Secretaría federal de la Mujer de este sindicato, Carmen Heredero, han presentado el programa "Claves coeducativas", una herramienta para "ayudar al profesorado en su tarea docente, y promover activamente desde la escuela la igualdad y los valores de una sociedad auténticamente democrática y solidaria". Se trata de un CD-Rom con material didáctico sobre coeducación, elaborado por un equipo de la citada Secretaría de la Mujer y dirigido a profesores de Educación Infantil, Primaria y Secundaria, de centros públicos y privados.
Los autores de este trabajo creen que, "existe un amplio consenso social para avanzar legal y realmente hacia la coparticipación de ambos sexos en todos los ámbitos en los que se desenvuelve la vida de las personas". Y que "la escuela, como importante vía de socialización, constituye un espacio privilegiado para contribuir a la construcción de una sociedad más igualitaria". Pero advierten que "persisten barreras estructurales relacionadas con papeles sociales diferentes y jerarquizados, que hacen que mujeres y hombres, chicas y chicos, no estén todavía en las mismas condiciones frente al empleo, la economía, la política, la cultura, las responsabilidades domésticas, ni tampoco dentro del sistema educativo".

Discriminación

Fernando Lezcano ha ratificado estas afirmaciones, al señalar que "la mayoría de nuestros centros educativos son mixtos, lo cual constituye un avance claro frente a la antigua escuela segregada, pero ello no es sinónimo de coeducación. El lenguaje -añade- discrimina a las mujeres; los contenidos formativos siguen ofreciendo una visión androcéntrica de la historia, de la cultura, etc., sin recoger las aportaciones de las mujeres a la sociedad; los libros de texto representan fundamentalmente personajes masculinos y las escasas mujeres que aparecen lo hacen acatando decisiones tomadas por los hombres. Y la propia organización de los centros escolares y su sistema de jerarquías sigue reflejando la discriminación social de las mujeres".
En consecuencia, cree que "el objetivo debe ser la generalización de la coeducación en el conjunto del profesorado en un centro, en el conjunto de los centros y, más aún, en el sistema educativo. Y para ello, las administraciones educativas no pueden inhibirse como lo están haciendo". Por ello, los responsables educativos de CC.OO han considerado conveniente "realizar intervenciones específicamente enfocadas a incidir en las bases estructurales de la discriminación", y propone actuaciones prácticas para "posibilitar realmente que chicos y chicas se eduquen con las mismas posibilidades".

Módulos

Este curso ha sido financiado por FORCEM y el Fondo Social Europeo, y consta de cinco módulos: "¿Educamos en igualdad?", "Aclaración de conceptos" (sobre sexismo, la igualdad de oportunidades, la coeducación y la transversalidad), "¿Qué pasa en los centros?" (El lenguaje, actitudes y valores, contenidos o curriculum, organización escolar, materiales y recursos, y orientación y tutoría), "Claves para educar", y "Plan de trabajo". Se completa con datos bibliográficos, recursos audiovisuales, direcciones de Internet, documentos, propuestas de cuentos dramatizados y representaciones teatrales, y actividades para realizar por los profesores con sus alumnos.
Su principal objetivo es proporcionar un material "que facilite la inclusión de la transversal de igualdad de oportunidades entre los sexos en las áreas curriculares". Y aportar asimismo "los elementos teóricos básicos que posibiliten el análisis y comprensión de los elementos discriminatorios que perviven en el ámbito educativo, y ofrecer pautas o claves para que cada docente establezca su propia estrategia coeducativa y realice actuaciones acordes a un modelo más plural de escuela". Todo ello porque "no se trata sólo de que en la escuela no deban existir prácticas discriminatorias, sino de promover la igualdad, venciendo las actitudes cotidianas profundamente arraigadas tras siglos de cultura androcéntrica".

 

arriba