Más de 400 objetos, mapas, carteles, maquetas, fotografías, libros, así como la reproducción de dos aulas, una del

a cien años
de educación

La ministra posa ante la reproducción de un aula
de 1950. Numerosos objetos y material
escolar de
la época ambientan la exposición.

El MECD conmemora
su centenario con una exposición sobre
la historia educativa de España

siglo XIX y otra de medidos del XX, dan una idea al visitante de la evolución de cada una de las etapas por las que ha pasado la educación en nuestro país a lo largo del último siglo.

Madrid. MARGARITA GIRON
Bajo el título "La educación en la España del siglo XX", la Biblioteca Nacional acoge la exposición que cierra los actos que el Ministerio de Educación ha organizado para conmemorar el primer centenario de su creación.
La muestra ha sido inaugurada por la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, y tiene por objetivo reflejar, junto a la propia historia del MECD, la evolución de la educación española durante el siglo a través de sus acontecimientos principales.
"Hemos querido crear una atmósfera de proximidad a la educación, que atrape cien años de instrucción pública y sumerja al visitante en el fenómeno educativo", explica Antonio Molero, comisario de esta exposición y catedrático de Historia de la Educación de la Universidad de Alcalá. "Es un recorrido por los sistemas de enseñanza del último siglo, que va más allá de datos y cifras para centrarse en imágenes, música y objetos cuidadosamente seleccionados y capaces de transmitir cómo ha evolucionado la educación a lo largo de nuestra historia más reciente", añadió.
El recorrido de la exposición se inicia tras pasar por una puerta que reproduce fielmente a la de la sede del actual ministerio. A continuación, se estructura cronológicamente en cuatro bloques: la educación como función pública (1900-1930); Segunda República y guerra civil (1931-1939); la época franquista (1939-1975); y educación y restauración democrática (1976-2000).

Aulas del siglo XIX

Como aportación más curiosa, los visitantes pueden contemplar la reconstrucción de un aula del siglo XIX, inspirada en las descripciones realizadas en 1840 por el pedagogo Pablo Montesinos, así como otra de mediados del siglo XX.
Además, alrededor de 30 paneles o textos informativos, con abundante ilustración gráfica, recogen el movimiento político-legislativo de cada período. Seis grandes maquetas de gran calidad artística representan edificios emblemáticos como el actual Ministerio de Agricultura, en su día primera sede del Ministerio de Instrucción Pública, o el colegio San José de Valladolid. Igualmente, varias decenas de objetos, como termógrafos, galvanómetros y reostatos, muestran el material utilizado en los laboratorios de física y ciencias naturales de aquellos momentos.
Diversos carteles y mapas, así como pizarras, cuadernos de ejercicios, apuntes de maestros y numerosos manuales, dan una idea de lo que entonces se utilizaba como material escolar y recursos didácticos.
A mitad de recorrido de la muestra, se ha habilitado un espacio especialmente dedicado a la galería de retratos del MECD. Desde Antonio García Alix, primer ministro de Instrucción Pública, hasta Esperanza Aguirre, cincuenta y tres retratos, correspondientes a otros tantos ministros de Educación, componen esta colección que permite poner rostro a los protagonistas de todas y cada una de las reformas educativas llevadas a cabo en esta centuria.

Muestra pictórica

Otros seis cuadros sobre temática relacionada con la educación se reparten a lo largo de la exposición, mostrando el clima educativo de cada época. Para Molero, "uno de los testimonios más valiosos es el cuadro de la pintora gallega Julia Minguillón" que, con el título "La escuela de Doloriñas", ganó en 1941 el primer premio de la Exposición Nacional de Bellas Artes y describe como era la enseñanza doméstica.
Fotografías cedidas por la Agencia EFE recogen los levantamientos universitarios contra la policía nacional en la última etapa franquista, y dos grandes paneles muestran, respectivamente, los emblemas de las 68 universidades españolas que hoy existen y los nombres de los pedagogos españoles más importantes del siglo.
Cuatro monitores de televisión para uso individual de los visitantes exhiben documentos gráficos y audiovisuales de interés general; entre ellos, un conocido documental sobre las Misiones Pedagógicas rodado en 1932.
Al final del recorrido, una sala de audiovisuales con cuatro mesas de ordenador permiten al visitante realizar consultas sobre diversos programas y ofertas educativas. En ese mismo espacio, se proyecta de modo permanente un vídeo que recupera imágenes sobre educación relativas al pasado siglo.
En esta iniciativa han colaborado más de cincuenta instituciones públicas y privadas, muchas de ellas aportando alguna de las más de 400 piezas que componen la muestra.

 

arriba