IV Fórum de la Enseñanza Madrileña

Profesores y expertos debaten sobre los problemas del sistema educativo y la futura Ley de Calidad

Madrid.
Analizar la situación actual del sistema educativo regional y debatir con el profesorado aquellos aspectos que afectan a la calidad de la enseñanza en los diferentes niveles, han sido algunos de los objetivos del IV Fórum de la Enseñanza Madrileña, celebrado entre los días 24 y 26 de septiembre bajo el título "¿De qué calidad hablamos?". El encuentro, organizado por la Federación Regional de Enseñanza Madrileña (FREM) de CCOO, se ha estructurado en mesas redondas, conferencias, intercambio de experiencias, talleres y exposición de trabajos.
En la presentación del fórum, Francisco García, secretario general de la FREM, consideró que la futura Ley de Calidad va a suponer un ataque contra los aspectos más progresistas de la reforma. "Frente a las propuestas del Partido Popular -dijo-, centradas en una educación más selectiva, normativa y académica, CCOO apuesta por la igualdad de oportunidades en el sistema educativo". A este respecto, su visión de calidad educativa pasa, entre otros objetivos, por una adecuada financiación de la enseñanza, responder a las necesidades de escolarización, el diseño de un modelo de servicio público educativo y una nueva organización de los centros.
El catedrático de Didáctica y Organización Escolar de la Universidad de Valencia, José Gimeno Sacristán, analizó en una ponencia "El binomio evaluación-calidad" así como diversas cuestiones que actualmente afectan al debate educativo. "Aunque se desconocen los contenidos de la Ley de Calidad -apuntó Gimeno- se anuncia como determinante la reinstauración de las revalidas, procedimientos que fueron suprimidos por la Ley General de Educación de 1970, y cuyos resultados fueron desastrosos". Sobre dicha norma dijo que el PP "va a utilizar procedimientos que van a hacer equiparables las diferencias de partida, con desigualdades inevitables, y este es un concepto selectivo de la enseñanza que desde el punto de vista democrático es intolerable". En su opinión, la evaluación externa puede tener una virtualidad política democrática de información sumamente clave. "Así, si los colegios privados tienen mejores resultados que los públicos, ese es un dato sumamente importante para justificar no dar ni un duro a la enseñanza privada mientras que la pública produzca peores resultados". Este experto en el currículo y en la innovación educativa recomendó al profesorado olvidarse de las grandes macroestrategías y centrar su trabajo en aquello que está condicionando actualmente la vida de las aulas.

Participación

Durante las jornadas se desarrollaron varias mesas redondas, entre ellas, la titulada "La Organización de los centros y la participación", en la que Joaquín Gairín, profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona, consideró que la participación es una oportunidad para construir comunidades de aprendizaje, el fomento de la ciudadanía y el crecimiento colectivo. Para este profesor "las líneas de actuación deben proponer modelos de participación más cercanos y que el profesorado asuma que tienen responsabilidades en la dinamización de los centros educativos".
En la mesa redonda dedicada a abordar "El asesoramiento externo de los centros y del profesorado", J.M. Moreno Olmedilla, vicerrector de la UNED y profesor de Didáctica, destacó la importancia de la función de asesoriamiento como medio de enlace entre la teoría y la práctica educativa, una labor que, a su juicio, "debe estar orientada más a promover los cambios que a controlarlos". Por su parte, J. M. Esteve, profesor de la Universidad de Málaga, analizó la cuestión del prestigio social del profesorado como uno de los ejes centrales para la mejora de la calidad de la enseñanza.
En la clausura del encuentro, Fernado Lezcano, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO señaló que la Ley de Calidad que prepara el Gobierno "lo único que quiere arbitrar son medidas que contenten a determinados segmentos de la enseñanza, independientemente de las repercusiones que ello pueda tener". En este sentido dijo que CC.OO nunca apoyará una norma sobre calidad que no garantice "que la red pública es la vertebradora del sistema educativo, porque es la que asegura el principio de igualdad de oportunidades".

 

arriba