Los docentes se quejan de la falta
de colaboración de las familias

La fundación Hogar del Empleado difunde los datos
de una encuesta sobre la opinión del profesorado sobre la calidad de
la enseñanza

Los profesores consideran que
la colaboración
entre docentes
y padres es
un factor determinante de
la calidad de enseñanza. (Foto: Rafael Martínez)
La mayoría de los profesores creen que las familias delegan
sus responsabilidades en la escuela y colaboran poco con los centros, según una encuesta realizada a nivel estatal por
encargo de FUHEM. El estudio revela que el 86,7% de los docentes no se sienten valorados por la sociedad y el 66,1% detectan problemas de disciplina.

Madrid. G. A.
El Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA) ha realizado un estudio sobre la Opinión de los profesores sobre la calidad de la educación, atendiendo a una iniciativa de la Fundación Hogar del Empleado (FUHEM). Se basa en una encuesta realizada con 2.250 profesores de todo el Estado, de los que el 44,4% son mujeres y el 56,6% hombres. Además, el 13,1% tienen entre 0 y 3 años de experiencia docente, el 20,2% entre 4 y 10 años y el 60,7% más de 10 años. El 22,5% imparten enseñanzas de Infantil o Primaria y el 77,4% restante de Secundaria, mientras que el 37,5% trabaja en centros concertados y el resto en públicos.
El director de IDEA, Álvaro Marchesi, y el máximo responsable del Centro de Innovación Educativa de FUHEM, Roberto Rey han presentado este trabajo, con el que se completan otros dos estudios anteriores en los que se daba a conocer la opinión de los padres (presentado el curso 1999-00) y de los alumnos (curso 2000-01). Según los datos relativos al profesorado, el 93% de los docentes opinan que la familia es el factor que más influye en la educación, por delante de la propia escuela (66,1%) y de los amigos (65,4%). Además, un 89,1% consideran que la acción coordinada de profesores y padres es uno de los principales factores de la calidad de enseñanza, pero un 92% creen que las familias delegan cada vez más sus responsabilidades educativas en la escuela, y un 79,4% cree que la colaboración de los padres con el centro es escasa.
Los profesores también afirman que los aspectos que más inciden en la calidad de la enseñanza son su propia preparación (94%), el orden y la disciplina (90,5%) y, como hemos indicado, la acción coordinada de docentes y padres (89,1%). Y creen que tienen menos importancia las actividades complementarias o extraescolares (47,5%), el cumplimiento de los programas (61,6%) y la evaluación del funcionamiento de los centros (64,1%).

La LOGSE

Respecto a los cambios introducidos en su día por la LOGSE, valoran positivamente la orientación con personal especializado (83,7%), las programaciones abiertas adaptadas a los centros (67,6%), la autonomía de los claustros para establecer la promoción (67,2%) y la igualdad de posibilidades educativas que ofrece la Ley (61,6%). Pero son muy críticos con la supresión de los exámenes de septiembre (61,4%), con la titulación única al finalizar la ESO (47,5%) y con la limitación del número de repeticiones (42%), pues son más quienes los valoran negativa que positivamente.
Por otra parte, sólo un 54% de los profesores de Primaria y un 20% de los de Secundaria valoran positivamente la ampliación de la escolarización obligatoria hasta los 16 años, e incluso el 47,7% de los docentes de este sector consideran negativa dicha ampliación. Para mejorar la ESO el 72,7% creen que hay que asegurar la formación pedagógica del profesorado de acuerdo con las características del alumnado, el 72,5% dicen que hay que establecer itinerarios diferenciados por capacidades a partir de los 14 años, el 65,3% se pronuncian por introducir de nuevo la convocatoria de septiembre, y el 58,5% proponen organizar la etapa por cursos y no por ciclos evaluables.

Horario y repeticiones

Además, casi un 73% consideran inadecuado ampliar el horario de los alumnos, mientras que el porcentaje de quienes están en contra de ampliar las repeticiones (42,3%) es ligeramente superior al de los que están a favor (32,2%). Y es muy similar el número de los que creen que para mejorar la educación es importante dedicarse a los alumnos que tienen mayor capacidad (67,1%) como a los que tienen dificultades (64,9%), y dotar con más y mejores medios a los centros (65,6%).
Por último, el 66,1% de los profesores detectan problemas de disciplina en los centros, un 79% consideran que debería intervenirse con mayor dureza y el 47% dicen conocer a compañeros que se sienten amedrentados por algunos alumnos. Además, el 86,7% consideran que la sociedad no valora suficientemente su trabajo. Sin embargo hay todavía un 72% de docentes que dicen que no cambiarían de profesión aunque pudieran, aunque el 18% sí lo harían, lo que supone un porcentaje de insatisfacción elevado".
Pero tienen, en general, una percepción muy positiva del trabajo que realizan, ya que afirman estar muy satisfechos con la atención que dispensan a las familias (82,4%), con sus relaciones con el alumnado (77,5%) y con su manera de enseñar (75,6%). Por contra, sólo el 30% se muestran conformes con el interés del alumnado y el 42% con el ambiente de estudio existente.

 

arriba