La necesaria alfabetización científica

Primer estudio de la Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales sobre el futuro de la educación

Un documento presentado por la Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales (FIES) analiza el actual sistema de enseñanza de las ciencias y plantea la necesidad de abordarlo como un proceso de construcción social, en el que la participación de profesores y alumnos juega un papel fundamental.

Madrid. MARGARITA GIRON
"La 'alfabetización científica' para todos es un objetivo prioritario de la escuela futura y exige un cambio en el planteamiento actual de la enseñanza de las ciencias". Esta es una de las principales conclusiones extraídas del documento "La escuela y las nuevas exigencias éticas de la sociedad del conocimiento", elaborado por la Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales (FIES).
Esta entidad viene desarrollando distintos trabajos relacionados con el futuro de la educación y de las instituciones que la imparten, en un intento de definir las características de una escuela democrática en una sociedad democrática.
Para los autores del documento, en la mayoría de los estudiantes decrece el interés por los temas científicos a lo largo de su escolarización, siendo la escuela responsable de las actitudes pasivas ante el aprendizaje de las ciencias, al plantearse como un conjunto de conocimientos ya elaborados sin posibilidad de cuestionar. Además, mantiene una visión elitista de la actividad científica como algo reservado a minorías dotadas, a la vez que explica el desarrollo científico al margen de la técnica y de la sociedad.

Nueva visión

Por contraposición, los autores proponen una nueva visión de la ciencia y de la actividad científica como proceso de construcción social. Esta orientación, denominada Ciencia, Tecnología y Sociedad (CTS), tiene como objetivo, por un lado, la contextualización de la ciencia y la tecnología y, por otro, la promoción de la participación pública.
Su puesta en marcha requiere una nueva forma de entender el currículo de la ESO, considerando la CTS y los temas transversales como eje común a todas las materias. Además, debe permitir el trabajo a partir de proyectos de investigación que aborden los problemas sociales relevantes, a la vez que reconcilie los ámbitos científicos y humanísticos.
También plantean los autores un tratamiento interdisciplinario de el CTS, donde desaparezcan las fronteras de los departamentos organizados por áreas y los profesores se agrupen para diseñar, planificar y desarrollar los proyectos que el centro decida de forma colectiva. Los temas de estos proyectos se seleccionarían de la manera más consensuada posible, por ejemplo, a través de un comité de profesores y alumnos que estudien los posibles centros de interés para cada comunidad educativa.
La Fundación de Investigaciones Educativas y Sindicales tiene previsto abordar en sucesivos estudios otros temas educativos como la transformación experimentada por la familia y su repercusión en la escuela; las consecuencias de la inclusión de España en la Unión Europea; el papel de los medios de comunicación en la nueva formación; el desarrollo de la Escuela en relación con la configuración de Estado autonómico; o la institución escolar y los fenómenos migratorios.

 

arriba