En esta sección se publicarán las cartas dirigidas por correo o vía electrónica. El tema será libre y no deberá superar las 30 líneas. COMUNIDAD ESCOLAR se reserva todos los derechos para seleccionar, extractar y publicar las cartas recibidas. Para colaborar es necesario enviar nombre y dos apellidos y el DNI, datos que se mantendrán en absoluta reserva
comunidad.escolar@educ.mec.es

 
   
 
   

Ayudas para escolares madrileños

Con el regreso de las vacaciones, los bolsillos vacíos y las tarjetas de crédito a cero, las familias con hijos en edad escolar debemos afrontar con valor y sin recursos este mes de septiembre, que ya es el más caro del año. Matrículas, libros, cuadernos y uniformes suman unos gastos que terminan por vaciar nuestros exhaustos bolsillos.
El único alivio que he experimentado ante tan preocupante situación, es una noticia sobre un programa de la Comunidad de Madrid, por el que se destinan 6.000 millones de pesetas para ayudas escolares. Al parecer, estas subvenciones van dirigidas a familias con niveles económicos medios y bajos, sector en el que confío se encuentre la mía.
Los beneficiarios de este programa serán los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y ESO de colegios públicos y concertados que seleccionará el Consejo Escolar del centro.
Según especificaba esta información, los libros son adquiridos por los centros que los distribuirán entre los seleccionados para su utilización en régimen de préstamo. Al finalizar el año escolar, estos chicos devuelven los textos para que los aprovechen los alumnos que se incorporen a su curso. También, las familias de sectores desfavorecidos tendrán acceso a ayudas de comedor y transporte.
Con la puesta en marcha de este programa, la Consejería de Educación madrileña pretende universalizar progresivamente la gratuidad de los libros de texto en los niveles de enseñanza obligatoria. Los padres con hijos en edad escolar aplaudimos esta iniciativa de la Comunidad de Madrid y esperamos que se extienda a otras autonomías.

María Dolores Sánchez Olmos
Fuenlabrada (Madrid).

 
   
 
   

Inmigración infantil

Los medios de comunicación han recogido, en estos días, una información que, a mi juicio, puede paliar el problema de la inmigración de menores, sobre todo los procedentes de Marruecos. En la ciudad autónoma de Ceuta podemos observar la presencia de numerosos adolescentes de origen magrebí deambulando por las calles.
Para frenar este problema, el delegado del Gobierno Luis Vicente Moro ha declarado que se están llevando a cabo gestiones con el Gobierno marroquí, para la construcción de dos centros educativos en Tetuán y Nador. Con una capacidad para unos 250 alumnos, además de acoger a los niños que cruzan la frontera sin recursos ni apoyos, estos centros les proporcionarían una formación marroquí y española. El coste de esta iniciativa correría a cargo de la Unión Europea y del Gobierno español.
También, el delegado de Ceuta ha manifestado que los jóvenes que obtengan una titulación serían los primeros en entrar en los cupos de inmigración legal.
Somos conscientes de que la solución a la inmigración ilegal, que afecta especialmente a la ciudad ceutí, una de las vías de acceso a España para los africanos, resulta complicada para las autoridades. Pero, por lo menos, con esta iniciativa varios centenares de menores, que carecen de lo más elemental para una vida digna, tendrían un lugar de acogida y unas mejores expectativas de futuro.

Francisco Gómez
(Ceuta).

 

 
arriba