La FERE quiere diálogo y consenso para las reformas educativas

Manuel de Castro ha sido elegido nuevo secretario general de los religiosos de enseñanza

La FERE apuesta por la negociación y el consenso para abordar las reformas educativas anunciadas por el Gobierno, según han manifestado el nuevo secretario general de esta organización, Manuel de Castro, y su antecesor en el cargo, Ángel Astorgano. Ámbos han coincidido asimismo al destacar el reto que supone ofrecer a los inmigrantes una educación integradora.

Manuel de Castro.

Madrid. G. ARIANES
El salesiano Manuel de Castro es desde principios de septiembre el nuevo secretario general de la Federación Española de Religiosos de Enseñanza (FERE), organización que representa a 1.907 centros, concertados en su gran mayoría, en los que estudian 1.090.497 alumnos a cargo de 60.035 profesores. Licenciado en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca, su ciudad natal, Manuel de Castro es maestro de Educación Primaria y profesor de Religión y de Lengua en Bachillerato, y ha sido director titular de varios colegios de Salamanca y Madrid. Sustituye a Ángel Astorgano, quien ha estado al frente de la FERE durante los últimos ocho años.
El relevo se ha plasmado públicamente en una reciente rueda de prensa, en la que ambos dirigentes han resaltado la "situación de especial importancia" que está viviendo la educación en España, y han hecho un llamamiento todos los sectores de la comunidad educativa para trabajar "por el encuentro, el consenso y el pacto". Según Ángel Astorgano, "estamos en un momento de cambio, de reforma, de modificación y, esperamos, de mejora de las tres leyes que regulan actualmente a la educación española: la LODE, la LOGSE y la LOPEG. Y también estamos viviendo una gestión educativa totalmente descentralizada con una nueva misión del MECD, que debería asumir tareas de coordinación y de animación para liderar el proceso de mejora de la calidad de la enseñanza en toda España, y evitar la desvertebración del sistema educativo".

Minorías que dejarán de serlo

El anterior responsable de la FERE ha añadido que "también hay que tener en cuenta la presencia ya ordinaria en nuestras escuelas, de inmigrantes, de lo que hasta ahora eran minorías étnicas o culturales y que dentro de poco dejarán de serlo. Debemos responder adecuadamente y de forma integral a la educación de estos alumnos, dando respuesta a las peculiaridades de cada una de las diversidades que van a estar presentes en nuestras aulas". Por todo ello, cree que hay que continuar en la línea de la "Declaración conjunta en favor de la educación" firmada en1997, "que supuso un gran logro y un gran esfuerzo por parte de las instituciones sociales de la enseñanza, pero que no fue correspondido por la administración ni por los partidos políticos".
Por su parte, Manuel de Castro ha manifestado su intención de "continuar en el espíritu de encuentro y de diálogo que ha caracterizado el trabajo del anterior equipo directivo de la FERE, porque creemos que la mejora de la educación en España requiere el esfuerzo de todos". Además, ha adelantado los proyectos más inmediatos de su organización, como "un estudio sobre la significatividad de nuestros centros, sobre lo que significan y aportan a la sociedad, que estará terminado en breve plazo. O el refuerzo de las actividades de formación, especialmente del profesorado y de los equipos directivos". Por último, ha reiterado la disposición de la FERE para asumir la escolarización de alumnos inmigrantes o de minorías étnicas, "pero a la vez pedimos los medios necesarios para poder ofrecerles una enseñanza que les permita integrarse plenamente en la sociedad".

 

arriba