El transporte escolar estrena nueva normativa

La normativa vigente desde este curso, especifica medidas más precisas en el itinerario y las paradas. (Foto: Rafael Martínez)

Un alumno por plaza, un acompañante si el 50% de los ocupantes es menor de 12 años y medidas más precisas sobre itinerario y paradas son las novedades que introduce la nueva normativa sobre seguridad en el transporte escolar que entra en vigor este curso 2001-002.

Este conjunto de medidas mejorará la seguridad de los alumnos

Madrid. ROSAURA CALLEJA
El Real Decreto sobre condiciones de seguridad en el transporte escolar y de menores establece medidas mínimas, por lo que las administraciones educativas y los organizadores del transporte podrán exigir un mayor nivel de seguridad.
Una de las novedades se concreta en que la edad de los menores que se toma en consideración pasa de 14 a 16 años. Además, la antigüedad máxima de los vehículos se rebaja de 18 a 16 años y cada menor ocupará una plaza, prohibiendo que tres niños viajen en dos asientos.
Por otra parte, esta normativa contempla la presencia de un acompañante, si el 50% o más de los alumnos sea menor de 12 años, y también especifica medidas más precisas sobre el itinerario y las paradas.
En cuanto al acceso y abandono de los vehículos, se realizarán bajo la vigilancia de un adulto, en las inmediaciones de los centros escolares.
La duración máxima del viaje se adapta a las normas sobre tiempos de conducción y descanso de la UE y los organizadores del transporte deberán exigir que el transportista sea titular de la correspondiente autorización.
Asimismo, el régimen sancionador se adapta a la legislación vigente en materia de tráfico, circulación y seguridad vial y de ordenación de los transportes terrestres.

Accesibilidad

Para mejorar la accesibilidad de los autobuses, esta normativa incluye la reserva de plazas para personas con dificultades motóricas; así como, el piso del vehículo será antideslizante y se instalarán barras y asideros para facilitar del acceso y abandono.
Los alumnos con graves afectaciones motóricas, que acudan a un centro de educación especial, dispondrán de ayudas técnicas para resolver el acceso y abandono del vehículo y los bordes de los escalones serán de colores vivos. Otra medida hace referencia al uso de cinturones de seguridad por niños de 5 a 11 años.
En este sentido, el secretario general de la Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros (ASINTRA), Lorenzo Chacón, ha manifestado que "el transporte escolar es el más seguro", no obstante matizó que "hay algunas cuestiones que hay que superar".

Críticas

La Plataforma por la Seguridad en el Transporte Escolar rechaza la nueva normativa que regula el traslado de menores y exige su reforma. Este colectivo, formado por sindicatos, CEAPA, y asociaciones de consumidores y usuarios, denuncia que la obligatoriedad del acompañante, establecida en el Real Decreto, queda eliminada en los trayectos rurales desde los pueblos a las cabeceras de comarca de los alumnos de 12 a 16 años. Además, mantiene las dos horas diarias como duración máxima del viaje, al plantear un máximo de una hora, pero por cada sentido del viaje, lo que a juicio de la Plataforma es "excesivo".
También vertieron sus críticas al apartado que fija la edad máxima de los vehículos en 10 años, pero permite circular autobuses con 18 años de antigüedad hasta el 2004. A pesar de determinar unos condicionantes técnicos bastante rigurosos, se permite el transporte de alumnos en vehículos no dotados de arcos antivuelco.
La Plataforma considera que los escolares de Galicia, Castilla y León y Asturias se verán especialmente afectados por la aplicación de esta norma.
Por ello, manifiesta su rechazo al citado Real Decreto y exige que se eleven de forma homogénea y en todo el Estado los niveles de seguridad activa y pasiva de los vehículos.

 

arriba