La mayoría de los alumnos se culpan de su fracaso escolar

Más del 80% de los alumnos creen que el fracaso escolar es debido a su poco esfuerzo o capacidad, según los resultados de una encuesta difundidos por la Fundación para
la Modernización de España. Por contra, profesores y padres son menos autocríticos,
y un tercio de la comunidad educativa no relaciona los problemas de aprendizaje con
las dificultades para encontrar trabajo.

Una encuesta revela que estudiantes, profesores y padres tienen distintas opiniones sobre las causas de dicho problema

La mayor parte de los alumnos de
entre 13 y 18 años reconocen que su falta de esfuerzo o capacidad es la principal causa del fracaso escolar, y sólo una minoría responsabiliza a los profesores. (Foto Rafael Martínez)

Madrid. G. ARIANES
La Fundación por la Modernización de España (FME) es un colectivo de "personas de diferentes estratos sociales y políticos, que pretendemos ofrecer una plataforma de diálogo, un vehículo donde los expertos discutan aquellos temas que creemos que pueden ser de interés", según su vicepresidente, Carlos Hernández. Uno de dichos temas es la educación y, por ello, la FME ha organizado en los últimos años dos debates sobre los cambios pedagógicos y el fracaso escolar, y sobre la calidad de la enseñanza y la violencia en los centros. Y acaba de celebrar unas "Jornadas sobre valores sociales y fracaso escolar".
En este encuentro se han presentado los resultados de un estudio sobre "la opinión de los alumnos, los profesores y los padres sobre el fracaso escolar", elaborado para esta Fundación por el Instituto de Evaluación y Asesoramiento Educativo (IDEA). Se ha realizado a través de una encuesta con tres cuestionarios complementarios dirigidos a 8.631 alumnos de ESO, Bachillerato, COU y FP (de entre 13 y 18 años); 821 docentes de niveles no universitarios; y 3.868 familias; de centros públicos y privados.
El máximo responsable de esta encuesta ha sido Álvaro Marchesi, exsecretario de Estado de Educación y catedrático de Psicología Evolutiva de la Universidad Complutense de Madrid, quien ha informado sobre los datos más significativos del trabajo en compañía del citado Carlos Hernández. De ellos se desprende que los alumnos se responsabilizan del fracaso escolar que, en una gran mayoría, atribuyen a su poco esfuerzo, mientras que los padres piensan más en los escolares y el profesorado, y los docentes culpan a los estudiantes y las familias.

Autocrítica

Así, el 78,2% de los alumnos piensan que el fracaso es debido a su propio esfuerzo y el 6,7% a su poca capacidad, mientras que el 6,3% opinan que el profesorado no adapta las enseñanzas, el 3,3% que las familias no colaboran, y el 5,4% que los contenidos son poco interesantes. Las familias dan un lugar destacado al funcionamiento de la educación, ya que el 33,2% responsabilizan a los docentes y el 9,0% los contenidos, mientras que el 9,6% asumen su propia responsabilidad, y el 43,2% y el 5,0% reconocen el poco esfuerzo o capacidad, respectivamente, de sus hijos. Por su parte, el 55,4% de los profesores señalan la falta de interés de los alumnos y el 5,5% su poca capacidad, el 17,1% lamentan la falta de colaboración de las familias, el 10,2% denuncian el escaso interés de los contenidos, y el 11,8% admiten su parte de culpa. En cualquier caso, ninguno de esos tres sectores considera la capacidad de los alumnos como una causa importante del fracaso escolar.
Los estudiantes también son los menos críticos con la sociedad, pues sólo el 34,9% creen que ésta trata injustamente a los que fracasan, porcentajes que se elevan al 56,3% y el 42,0% cuando responden los padres y los profesores, respectivamente. Además, el 44,2% de las familias creen que los docentes valoran menos a los alumnos con problemas de aprendizaje, opinión que sólo es compartida por el 25,3% del alumnado y el 19,7% de los enseñantes. Por otra parte, el 61,8% de los padres advierten a sus hijos contra los compañeros con conductas antisociales, y sólo el 15,3% contra los que tienen malas notas.
Finalmente, casi un tercio de la comunidad educativa (28,4% del alumnado, 36,4% de las familias y 34,6% del profesorado), no cree que los estudiantes con problemas de aprendizaje tendrán dificultades para encontrar trabajo. Aunque el 34,9% de quienes cursan educación secundaria postobligatoria sí creen que los problemas de aprendizaje plantean muchas dificultades para conseguir un empleo, afirmación compartida por el 43,3% de los alumnos de 2º ciclo de ESO y el 49,4% de los de primer ciclo.

Conclusiones

Partiendo de los resultados de esta encuesta y de las ponencias y aportaciones de los expertos que han participado en las jornadas, la FME ha elaborado unas conclusiones que, "a través del cambio en los valores sociales, ayudarían a prevenir y reducir el fracaso escolar en España". Para ello, habría que "confiar en que todos los alumnos pueden aprender; rechazar la discriminación; evitar la separación de los alumnos en itinerarios con distinta valoración; fomentar la tolerancia y el respeto a las diferencias; educar en la responsabilidad y en el esfuerzo; preferir la cooperación a la competitividad; evaluar de acuerdo con las posibilidades de cada alumno, y valorar la tare de educar". Y, sobre todo, que los profesores, padres, alumnos y la propia administración educativa asuman "su responsabilidad en el fracaso escolar".

 

arriba