Este proyecto transnacional está dirigido
a jóvenes mayores de 16 años,
mujeres sin titulación y grupos de inmigrantes

Crear una red de formación para dar respuesta a las necesidades de la población adulta es uno de los objetivos del proyecto NETA (Red de Educación
NETA quiere coordinar las acciones
formativas que llevan a cabo administraciones, entidades
locales y otras organizaciones. (Foto: Rafael Martínez)

Una red para la educación de personas adultas

Madrid.
El proyecto "NETA: ¿Qué hacemos en la Educación de Adultos?", es una iniciativa transnacional aprobada por la Unión Europea dentro de la convocatoria 2000 del Programa Sócrates II (Acción Grundtvig). Con un presupuesto cercano a los 33 millones de pesetas (197.476 euros), cantidad que será financiada a un 50 % por fondos comunitarios, su desarrollo está  previsto entre septiembre de

de Personas Adultas), iniciativa transnacional en la que participan el MECD, Comunidades Autónomas, instituciones y departamentos de formación de cuatro países europeos.

2000 y septiembre de 2002. Entre otras finalidades, NETA quiere dar respuesta a las necesidades formativas de aquellas personas mayores de 16 años que abandonan el sistema educativo sin ninguna titulación, sobre todo jóvenes en riesgo de exclusión social, mujeres sin cualificación que desean acceder al mundo laboral y grupos de inmigrantes que demandan una formación profesional inicial.
El proyecto está coordinado por la Subdirección General de Formación Profesional del MECD y tiene como socios nacionales a: la Dirección General de Promoción Educativa de la Comunidad de Madrid; la Dirección General de FP e Innovación Educativa de la Comunidad de Murcia; la Dirección General de Centros y Educación Permanente de la Comunidad de Castilla-La Mancha; la Federación Española de Universidades Populares; y la Fundación Formación y Empleo (FOREM). Comunidad Escolar Digital actúa también como socio nacional del proyecto al objeto de divulgar información tanto de las diferentes acciones que se lleven a cabo como de los resultados de estos trabajos. Entre los socios europeos se encuentran Departamentos de Educación de Personas Adultas de los Ministerios de Educación de Portugal, Irlanda, Rumania y el Consejo del Condado de Viborg, en Dinamarca.

Dispersión de oferta

¿Por qué el proyecto NETA?. Uno de los motivos fundamentales de su puesta en marcha es que España, al igual que otros países de la UE, ha realizado un proceso de descentralización de competencias educativas a las diferentes comunidades autónomas, que a partir de ahora son las encargadas de organizar la oferta de enseñanza. Sin embargo, dicha descentralización dificulta muchas veces el acceso a la educación y formación de las personas adultas, al no existir una información y orientación clara al respecto.
En este sentido, tanto las Administraciones educativas como un buen número de instituciones, asociaciones sin ánimo de lucho, ONGs o sindicatos, tienen entre sus objetivos la educación y formación permanente de las personas adultas con unas propuestas muy variadas. Pero esta dispersión provoca por un lado duplicidad de ofertas y, por otro, que no se llegue a dar respuestas a las necesidades concretas de la población. Todo ello dificulta el acceso de las personas adultas a una formación entendida como un proceso a lo largo de toda la vida. Desde este punto de vista, el citado proyecto se plantea las siguientes interrogantes: ¿Responde la oferta actual a las necesidades que demanda la Europa del nuevo milenio? ¿La formación actual tiene en cuenta las necesidades sociales y da respuesta a la demanda productiva europea? ¿Existe un sistema de cualificación en los países de la Unión que acrediten los cursos de formación no reglada que imparten las diferentes instituciones?

Aprendizaje permanente

Es un hecho que los responsables de la política educativa de la UE abogan desde hace años por un modelo de aprendizaje a lo largo de toda la vida, como eje de futuro para el desarrollo económico, del empleo y de la cohesión social. Según los impulsores del proyecto NETA, la renovación que necesita la educación de personas adultas para entrar con garantía de éxito en el siglo XXI y construir la Europa del conocimiento, ha de alcanzar a todos los dominios del aprendizaje, comprendiendo la enseñanza general y profesional, tanto de carácter formal como no formal.
En este contexto el proyecto se enmarca entre las siguientes acciones:
-Desarrollar servicios de información, orientación y asesoramiento para estudiantes y para quienes imparten esta enseñanza.
-Fomentar la demanda individual de actividades de aprendizaje permanente para personas adultos.
-Responder a las necesidad de la personas que carecen de una educación y cualificaciones básicas.
-Potenciar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres.

Red piloto

En líneas generales, NETA pretende poner en marcha una red piloto en la que estén representadas las ofertas formativas existentes de carácter formal y no formal a nivel regional y de cada una de las instituciones de los diferentes países participantes: centros específicos de educación de personas adultas, centros educativos que impartan estas enseñanzas en alguna de sus franjas horarias, organizaciones, sindicatos o asociaciones sin ánimo de lucro que trabajan en este ámbito.
Establecida dicha red se trataría de analizar la oferta formativa en cada uno de los países, a nivel regional y local, rentabilizar los recursos existentes e introducir las modificaciones necesarias para dar respuesta a las necesidades sociales y demandas de empleo de la nueva Europa. La oferta formativa tendría en cuenta como destinatarios prioritarios tres amplios sectores reseñados anteriormente: la población inmigrante, jóvenes mayores de 18 años en riesgo de exclusión y las mujeres sin titulación. Una vez terminado el proyecto piloto regional este se generalizaría en cada país.
Los socios participantes en el proyecto NETA persiguen la creación de una base de datos sobre las instituciones y organizaciones que trabajen en educación de personas adultas en los diferentes países implicados y sobre la base legal o desarrollo legislativo que tienen las ofertas. También quieren establecer un intercambio permanente de información entre los establecimientos y ofertar a la población adulta una información clara y orientación sobre sus posibilidades de formación a través de la red, guías, CD-Rom y otros recursos. Otro de sus propósitos es diseñar un modelo conjunto que permita establecer en cada región una oferta de educación básica y formación profesional inicial, estableciendo las relaciones necesarias entre la educación formal y no formal y sus certificaciones con la experiencia laboral. Asimismo, NETA se propone adaptar las ofertas existentes a las nuevas necesidades formativa en la UE, introduciendo modernas metodologías, tecnologías de la información, y fomentando el aprendizaje de lenguas en la población adulta.
En la reunión celebrada la semana pasada en Madrid, los socios de NETA analizaron los objetivos del proyecto y discutieron las fases en las que se estructurará el mismo. También se comprometieron a realizar un estudio de la realidad relativa a la educación de personas adultas de cada país/región participante, además de un informe sobre las necesidades y dificultades detectadas en el marco del estudio. También elaborarán un modelo de educación de personas adultas que de respuesta a estas necesidades. Una vez diseñado dicho modelo se establecerá una red entre los países participantes.

Página web

Asimismo se ha creado una página web (dirección provisional: www.terra.es/personal6/red_extensa) que ha sido presentada en esta primera reunión transnacional, y que va a servir como elemento de comunicación entre los socios y donde se irá recogiendo la evolución y los resultados del proyecto. La página web tendrá enlaces con los diferentes países y regiones participantes. Asimismo, se establecerá una base de datos fruto del estudio realizado.

Por otro lado, en el encuentro se acordó que los productos que se espera conseguir del desarrollo del proyecto -informes, red, modelo de educación y guía de orientación- se presenten en dos lenguas español e inglés. Aquellos países que lo deseen podrán traducirlos a su lengua. Los anexos presentados por la Subdirección General de Formación Profesional del MECD -socio coordinador-, relativos al plan financiero y a las funciones y responsabilidades, fueron aceptados por todos los participantes, que se comprometieron a enviar trimestralmente una memoria de actividades y justificación de gastos. La primera justificación se realizará a finales de septiembre.

Socios nacionales

Perteneciente la Dirección General de Formación Profesional e Innovación Educativa del MECD, la Subdirección General de Formación Profesional es responsable de las líneas generales de las políticas en la Educación de Personas Adultas y actúa como coordinadora de esta iniciativa transnacional. Su misión consiste en diseñar el plan de trabajo y los cauces para la coordinación entre los socios, establecer las herramientas de recogida de datos, así como tabular los datos aportados por los participantes para la elaboración de un informe conjunto.
Por lo que respecta a los socios españoles, la Comunidad de Madrid participa a través de la Dirección General de Promoción Educativa, que es la encargada de la gestión de la educación de adultos en la región, un departamento que cuenta con gran experiencia en la gestión de centros específicos en este ámbito y que ha participado en anteriores convocatorias en el programa Sócrates. En la Comunidad Autónoma de Murcia, la Dirección General de Formación Profesional e Innovación Educativa, es la encargada de este cometido, que dentro de la región desarrolla una importante labor en el trabajo con inmigrantes y en la coordinación entre entidades sociales y centros públicos en materia de educación de adultos.
Por su parte, en Castilla-La Mancha, un ejemplo de Comunidad Autónoma de la zona rural, la que gestiona las competencias recientemente adquiridas en materia de educación, es la Dirección General de Centros y Educación Permanente. Todas estas CC.AA. cuentan con una red de centros específicos de educación de adultos en sus territorios, con profesorado específico y oferta gratuita de enseñanzas en horario continuado.
Como socio nacional está también la Federación Española de Universidades Populares (FEUP), organismo que aglutina las diferentes Universidades Populares que desarrollan su acción en distintos puntos de España y suponen un proyecto de desarrollo social en la comunidad. Estas se ubican en los centros culturales de los Ayuntamientos y su objetivo es promover la participación dentro del ámbito local a través de una oferta formativa que abarca acciones regladas y no regladas. Asimismo, la Fundación Formación y Empleo. (FOREM) es una entidad sin ánimo de lucro promovida por el sindicato Comisiones Obreras con representación en todo el territorio nacional. El eje de su actividad es la formación profesional ocupacional y continua para personas paradas y trabajadores. Participa también en proyectos de formación e inserción laboral como Now, Horizon, Yourthstar, así como en los Programas Sócrates y Leonardo.

Socios europeos

Entre los socios transnacionales se encuentra Dinamarca, a través del Viborg County Council. La experiencia danesa aporta la realidad desde la perspectiva regional de la formación de las personas adultas ya que coordina y gestiona toda la oferta formativa que se imparte en su región. Cuenta además con una gran tradición en el diálogo e inserción social y en la educación de Personas Adultas desde la perspectiva de los países del norte de Europa, con un índice socioeconómico mas elevado y una tasa de fracaso escolar muy baja.
Irlanda, igual que España, tiene una gran población en territorio rural y con un nivel alto de población sin titulación básica y con riesgo de exclusión social. Participa en NETA a través de Department of Education and Science (Adult Education), organismo que ha publicado recientemente el Libro Blanco de la Educación de Adultos en el que se recogen los ejes que articulan este tipo de formación, entendida como un proceso permanente formal y no formal. Actualmente elabora un sistema de acreditación de competencias profesionales Consejo Nacional de Certificados Profesionales (NCVA), al igual que ocurre en España con el Instituto Nacional de Cualificaciones.
Rumanía, participa a través del Ministerio de Educación. Este país se encuentra en vías de adhesión europea y de transformación de sus estructuras económicas y políticas, siendo uno de sus principales desafíos la reforma educativa.
Finalmente, Portugal colabora por medio del Centro de Area Educativa Do Douro Sul, región en la que se establecerá la experiencia piloto y trabajará en colaboración con la Agencia Nacional para la Educación y Formación de Personas Adultas, institución de reciente creación ligada a los Ministerios de Educación y Trabajo. Desde ella se diseña la oferta educativa y formativa para las personas adultas así como la formación permanente en todas sus acepciones. Este organismo investigará también el nuevo Sistema de Acreditaciones Profesionales.

 

arriba
z