Las vacaciones de Dodó
Yves Got.
Ediciones Destino, 2000.
En la playa, de excursión o en la granja, Dodó lo descubre todo. Los niños a partir de 18 meses pueden jugar y viajar con él al país de las palabras. De cometa a cama elástica, de cangrejo a espantapájaros, este libro de palabras es muy vivo y divertido. Las vacaciones están a la vuelta de la esquina y Dodó prepara su maleta, en la que no puede faltar el bañador, los juguetes, pero también unos libros.

 
 

El delfín, ¡vaya fauna!
Renée Le Bloas.
Ediciones SM, 2001.
A los niños les fascinan los delfines, porque son unos mamíferos marinos muy inteligentes. Con este libro, recomendado a partir de los 4 años, los pequeños pueden aprender mucho más sobre estos animales. Unas preciosas fotografías reflejan la belleza del océano y, también, la cara más simpática de este ser juguetón que vive en el mar, pero no es un pez.

   
 

Tú, ¿en qué piensas?
Stephen Law.
Alfaguara, 2001.
¿Cómo sabes que tus padres no son virtuales?, ¿hay vida después de la vida?, ¿por qué existe el bien y el mal?, ¿qué es la mente?, ¿dónde estoy?... Son preguntas que en algún momento nos hemos planteado y que constituyen motivo de discusión en numerosas ocasiones. Este libro ofrece argumentos a favor y en contra, dejando vía libre a la reflexión. Cada capítulo aborda una de las preguntas y todos ellos están ilustrados con divertidos dibujos. Un vocabulario filosófico completa este interesante libro.

   
 

Una (simple) historia de amor
Jordi Sierra i Fabra.
Espasa Juvenil, 2001.
A punto de cumplir los 18 años, Alba se enfrenta a un problema: sus padres están separados y ahora tiene dos familias. Mientras, Rubén ya es independiente y comparte piso con un amigo, pero va a quedarse solo y sin dinero. Estos personajes y sus insólitos mundos, llenos de trabajos extravagantes, ansias de libertad, inseguridades y malos rollos, están condenados a encontrarse. El autor de esta novela, Jordi Sierra i Fabra, ha cultivado todos los géneros literarios y es una de las mayores autoridades mundiales en música rock.

   
 

Un fantasma al atardecer
Magdalen Nabb.
Ediciones Siruela, 2001.
Carrie, una niña de 11 años, se ve obligada a vivir con su familia en la vieja y polvorienta casa de su abuela. La chica que cuida de la anciana cuenta historias de Irlanda, su tierra, y también relatos de fantasmas. Hasta que la protagonista empieza a ver el fantasma de una niña de mirada triste. Cuando descubre en el desván un álbum de fotos familiar, se entera de que esa niña tiene una historia que contar, donde se desvelarán muchos de los misterios de sus antepasados y de la casa.

   
 

Miguel Strogoff
Julio Verne.
Edebé, 2001.
Miguel Strogoff, un agente secreto del zar de Rusia, debe llevar un importante mensaje al otro extremo del imperio, sacudido por levantamientos y guerras y plagado de espías y amenazas. La lucha contra el oso siberiano, las tormentas y las fuerzas de la naturaleza, la prisión y la tortura son algunos de los peligros que ha de afrontar a lo largo de su recorrido. Esta es una de las características de las novelas de aventuras: poner todo tipo de dificultades al héroe, para que mida sus fuerzas y nos muestre su capacidad de superación, su grandeza.

   
 

El gato negro
Edgar Allan Poe.
Anaya, 2001.
Uno de los rasgos representativos de Edgar Allan Poe, en su tratamiento del terror, consiste en la mezcla de elementos terroríficos en sí mismos con otros que producen el mismo efecto por vía indirecta. Espacios cerrados, amores fúnebres, mares tenebrosos, tumbas, cadáveres, sangre y esa opresión psicológica procedente de lo extraordinario están presentes en los doce relatos que integran este volumen, entre los que figuran algunos de sus cuentos más memorables.

   
arriba