La falta de valores genera personas dogmáticas e irracionales

Adela Cortina, Victoria Camps y Carmen Iglesias han participado en la tercera conferencia conmemorativa del centenario de la creación del MECD, que, bajo el título "Conocimiento, valores y educación", ha tenido lugar en la Fundación BBVA. La última
mesa redonda se ha celebrado en Valencia y ha versado sobre "Estado y Comunidades Autónomas en la administración Educativa".

Los ponentes, en un momento de su inter- vención en la mesa redonda celebrada en la sede del BBVA. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. MARGARITA GIRON
"No hay ninguna educación ni conocimiento que estén exentos de valores. Lo importante es reconocer cuales son y como los transmitimos". Así lo expresó Adela Cortina, catedrática de Filosofía de la Universidad de Valencia, durante su intervención en la mesa redonda sobre "Conocimiento, Valores y educación", que ha tenido lugar con motivo del centenario de la creación del MECD.
Para Cortina, "lo más perverso es la indoctrinación, que genera personas dogmáticas e irracionales, a las que se les transmite valores sin capacidad de heterocrítica". La educación hay que organizarla desde la razón práctica, teniendo presentes, a la vez, la racionalidad y el sentimiento.
Tres serían para esta experta las dimensiones de la razón práctica: la visión pragmática, la ética y la moral. La primera nos enseña los medios para conseguir los fines, lo cual significa que la escuela debe de dotar de conocimientos científicos y técnicos a los alumnos, e inculcarles el valor de la responsabilidad por el uso que hagan de los mismos.
En la visión ética, la educación tiene que tener en cuenta las tradiciones de la sociedad para crear en los alumnos arraigo y raíces, así como preocupación por el entorno.
En el campo de la moral, la educación ha de mantener estrecha relación con la justicia, la cual rompe con los hábitos de grupos étnicos concretos que solo entienden como correcto sus valores y normas. "El nosotros no puede tener fronteras, debe caminar hacia una visión cosmopolita y universal", añade Cortina.

Desafíos educativos

Para Victoria Camps, que también intervino en el acto, la actual sociedad del conocimiento nos plantea una serie de desafíos, especialmente en el terreno de las biotecnologías y el multiculturalismo. La educación ha pasado de ser formación a ser solo información, como si esta última pudiese ser neutra y aséptica. Falta una orientación para ver la realidad, que es lo que debe transmitir la educación.
Camps considera que tenemos que aprender a vivir en un mundo en el que "lo que era tradición ha pasado a ser objeto de elección y decisión. Antes, el modelo de familia era solo uno, ahora hay muchos, y lo mismo ocurre en el terreno profesional. Por ello, la educación debe tener presente esta incertidumbre actual pero sabiendo transmitir una serie de certezas".
Por último, Carmen Iglesias, catedrática de Historia de las Ideas Políticas y Sociales de la Universidad Complutense de Madrid, señaló que el verdadero enemigo del conocimiento es la irracionalidad, que puede darse tanto en doctrinas religiosas como políticas, "el nacionalismo actual nos da una buena muestra de ello". Para Iglesias, "la patria no es el lugar de nacimiento, sino el lugar donde una persona vive bajo las leyes y en libertad. La nueva forma de conocimiento y el concepto de educación van unidos a la idea de ciudadanía".
La última de las mesas redondas celebradas con motivo del centenario del MECD ha tenido lugar en Valencia y ha versado sobre "Estado y Comunidades Autónomas en la administración educativa". En ella han intervenido José Luis Mira, director general de Educación del MECD; Santiago Arellano, director general de Educación del Gobierno de Navarra; y Sebastián Cano, viceconsejero de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía. Actuó como moderador Josep Vicent Felip, director general de Ordenación e Innovación Educativa de la Comunidad Valenciana.

 


Concluye el
ciclo de mesas redondas conmemorativas del centenario
del MECD

arriba