Alumnos de
Secundaria de un instituto de Alcobendas (Madrid) reconstruyen su pasado a
través del testimonio
de sus abuelos

"Años de pobreza, contados por nuestras abuelas y abuelos", es el proyecto confeccionado por alumnos del instituto Giner de los Ríos de Alcobendas (Madrid), que ha obtenido la beca de un millón de pesetas en el XIV concurso "Investiga al través del entorno y expónlo". Este trabajo de investigación aborda la emigración en la década de los sesenta, a partir de los testimonios de sus protagonistas.
Para el
montaje de la exposición, los protagonistas han cedido fotografías del album familiar y documentos de la época. (Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Recuperar el pasado histórico era una de las finalidades de este proyecto, para cuya elaboración los estudiantes han recopilado testimonios recogidos según la metodología de las Fuentes Orales. Carmen Ochoa, coordinadora de la experiencia, explica que esta metodología permite a los alumnos acercarse a nuevos aspectos del conocimiento y a técnicas de trabajo activas. "El proceso de investigación propicia conocer los hechos más recientes del pasado, a través de los testimonios directos relatados por las familias, así como estos jóvenes se convierten en protagonistas de su historia y en transmisores de una realidad de la que se sentirán más partícipes", afirma.
Trescientos alumnos de 4º de ESO y Bachillerato han llevado a cabo este proyecto interdisciplinar, que implica a las áreas de Geografía e Historia, Lengua Española, Música, Informática y Taller de Teatro.

Fuentes Orales

A juicio del profesorado, esta experiencia favorece la coordinación entre cursos y áreas y la formación personal en el empleo de las Fuentes Orales como herramienta pedagógica.
Además de la exposición de fotografías de la época, testimonios y documentos, el proyecto incluye un vídeo que recoge las entrevistas más representativas, un CD-rom en formato de página web, un libro catálogo del material recogido y una obra de teatro creada por los alumnos.
Siguiendo un orden cronológico, la exposición se ha estructurado en torno a cuatro temas. El espacio dedicado a la emigración muestra las causas, las consecuencias, la modificación del espacio geográfico en la zona norte de Madrid, la población activa y su empleo por sectores.
"Lo único que sobraba... era el hambre" es una de las declaraciones, que figura en la zona dedicada a la vida en el campo. Los testimonios de los abuelos ponen de manifiesto que las malas condiciones de supervivencia, la escasez de expectativas de futuro, la falta de trabajo y la "mala vida" propiciaron la emigración del ámbito rural a las ciudades en la segunda mitad del siglo XX.

Viaje interminable

"Desde Sepúlveda a Madrid, cogí el coche de línea y el viaje duró cinco horas... traía un taleguito de tela la muda y cinco duros...". Este recuerdo constituye un ejemplo de los azarosos recorridos que debían realizar los antepasados de estos alumnos en su traslado a la ciudad. En este espacio se refleja el paso a la vida urbana y, especialmente, el viaje desde los lugares de origen a ciudades, donde el emigrante se enfrentaba a un cambio de costumbres y a un destino incierto, que le provocaba una sensación de inseguridad.
"Lo que más me llamó la atención es que Madrid también había casas bajas y miseria, como en mi pueblo, casuchas, calles sin asfaltar...", constata otro de los abuelos que han colaborado en este proyecto. Según se plantea en esta sección de la muestra, durante la segunda mitad del siglo XX, Madrid representaba a la ciudad industrializada que favorece la inmigración y distribución desordenada de los habitantes en suburbios y extrarradios.
Aunque la Historia se estudia habitualmente partiendo de fuentes escritas, familias y estudiantes han demostrado que, en esta ocasión, se puede confeccionar su propia historia, recuperando la tradición oral y hurgando en la memoria de sus abuelos.

 

 
arriba