MECD y CRUE mantienen discrepancias sobre el anteproyecto de Ley de Universidades
Rectores y Ministerio emiten sendos comunicados en los que clarifican sus posiciones
La ministra Pilar del Castillo, compareció ante la Comisión
de Educación y Cultura del Congreso de los Diputados
para exponer y detallar los contendidos del anteproyecto
de la Ley de Universidades. (Foto: Rafael Martínez)
El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (MECD) y la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) mantienen fuertes discrepancias en relación con el anteproyecto de Ley de Universidades elaborado por el MECD.

Madrid.
Tanto MECD como CRUE han calificado como "decepcionante" la postura de su interlocutor en el actual proceso de debate del anteproyecto de la nueva Ley de Universidades, y han coincidido asimismo en reafirmar su voluntad de diálogo para superar las discrepancias existentes al respecto.
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, afirmó el pasado lunes, día 4, en relación con la futura Ley de Universidades, que "en cada sector existen versiones distintas, pero el Gobierno y el Parlamento deben trascender de esas visiones parciales, ya que es necesario avanzar porque la sociedad cambia".
Pilar del Castillo, en declaraciones efectuadas en la presentación de la campaña "Libros a la calle", resaltó que "el Parlamento es el ámbito donde puede trascender la visión particular y alcanzar un planteamiento global que represente al conjunto de la sociedad y no sólo a las universidades". En este sentido, añadió que "las corporaciones e instituciones a reformar no pueden ser los principales actores del contenido de la reforma, porque tienen una visión parcial del sector".
Pilar del Castillo, expuso y detalló ante la Comisión de Educación y Cultura del Congreso de los Diputados, en comparecencia celebrada el pasado 29 de mayo, los contenidos del anteproyecto de Ley de Universidades, y tras recibir las propuestas elaboradas por la CRUE en la reunión de su Asamblea General, el pasado día 1, ha calificado las mismas como "decepcionantes".
Idéntico calificativo, "decepcionante", ha sido el utilizado por el rector de la Universidad Autónoma de Barcelona, Carles Solá, al referirse a la respuesta dada por el MECD al comunicado emitido por la CRUE tras su Asamblea General, precisando al respecto que "los rectores consideran decepcionante y muy preocupante" dicha respuesta.

Comunicado de la CRUE

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), reunida en Asamblea General el pasado día 1, ratificó el acuerdo adoptado el día 21 de mayo en relación con el anteproyecto de Ley de Universidades elaborado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y centró su trabajo, según se precisa en un comunicado emitido al término de la reunión, "de forma exclusiva, en la conexión entre autonomía universitaria y gobierno de las universidades".
Asimismo, en el comunicado de la CRUE se informa del establecimiento de "un procedimiento de trabajo que permitirá, con responsabilidad, aportar propuestas a los diversos aspectos esenciales contenidos en el borrador del anteproyecto de Ley de Universidades".
Las propuestas acordadas por la CRUE, limitadas exclusivamente al apartado de los órganos de gobierno de las universidades, son presentadas en el comunicado en los siguientes términos:
"El órgano de gobierno propuesto por el borrador de anteproyecto, el Consejo de Gobierno, debe estar formado por el Consejo de Dirección y representantes de los diferentes sectores de la comunidad universitaria. Su tamaño, composición y funciones deberán ser determinados por los Estatutos de cada Universidad. En consecuencia, no sería necesaria la Junta Consultiva.
El Consejo Social es el órgano de participación de la sociedad en la Universidad y, como tal, la representación social debe contemplar la presencia mayoritaria de los distintos agentes sociales. Asimismo, juzgamos preciso incorporar a las funciones del Consejo Social la de contribuir a la financiación de las universidades, necesaria pero muy poco desarrollada hasta ahora.
El Claustro, máximo órgano representativo de la comunidad universitaria, debe tener una dimensión razonable y una composición que favorezca la participación de todos los sectores de la comunidad universitaria, manteniendo las actuales proporciones.
En las Juntas de Facultad o Escuela y en los Consejos de Departamento, que deberán ser ambos órganos colegiados de gobierno, se asegurará la representación de los diferentes sectores de la comunidad universitaria, en la forma que señalen los Estatutos de cada Universidad.
En cuanto a la elección del Rector por sufragio universal directo, juzgamos que este procedimiento puede resultar complicado y costoso, y favorecer las injerencias externas. Son los Estatutos de las Universidades los que deben regular su elección, la duración del mandato y la posibilidad de reelección y revocación.
En todo caso, carecen de sentido las reprobaciones de cargos unipersonales previstas por el borrador de anteproyecto. Además, creemos necesario eliminar los trámites de audiencia para los nombramientos de vicerrectores, secretario general y gerente, todos ellos integrantes, junto al Rector, del Consejo de Dirección".

Comunicado de respuesta del MECD

En relación con el comunicado emitido por la CRUE, el MECD hizo público al día siguiente, 2 de junio, un comunicado de respuesta, en cuyo inicio se precisa que "en nuestro sistema político, la iniciativa legislativa corresponde al Gobierno y a los Grupos Parlamentarios, lo que no impide, pues es aconsejable, que se abran debates sobre los borradores de anteproyecto de Ley en los órganos consultivos establecidos en nuestro ordenamiento", y se añade que "por otra parte, sería muy difícil efectuar cambios en las corporaciones e instituciones si éstas fueran los definidores principales de dichos cambios; el contenido de las leyes no pueden determinarlo los grupos presentes en el ámbito en el que se aplicará la reforma, ya que el fin último del Gobierno y del Parlamento son los intereses de la sociedad a la que sirven y representan".

Necesidad de reformar la LRU

"Desde hace años –se indica en el comunicado del MECD- hay unanimidad en todos los sectores, dentro y fuera de la Universidad, sobre la necesidad de proceder al cambio de la actual Ley de Reforma Universitaria (LRU) para corregir las ineficiencias demostradas y adaptarse a la nueva situación y a las demandas de la sociedad española y europea; prueba de esta necesidad son los numerosos seminarios, debates, estudios e informes que, desde el Consejo de Universidades, desde las propias universidades y desde otras asociaciones e instituciones se han llevado a cabo en torno a la reforma de la LRU".
"Teniendo en cuenta todos estos informes y opiniones –se señala en el comunicado- el Ministerio elaboró un borrador de anteproyecto de Ley cuyas líneas básicas fueron presentadas por la ministra en la sesión del Pleno del Consejo de Universidades celebrada el pasado 19 de abril. En dicho informe quedaban ya claramente perfiladas las líneas principales de cambio en temas como los órganos de gobierno, profesorado y evaluación y acreditación de la calidad de la enseñanza e investigación. En la misma sesión se propuso y se aceptó un procedimiento para la discusión y debate del borrador, tanto por la Comisión Académica –rectores, Parlamento y Gobierno- como por la Comisión de Coordinación –CC.AA., Parlamento y Gobierno- para finalizar en un debate en el Pleno del Consejo de Universidades y emitir el correspondiente informe".
"No hay precedentes –se precisa- de que un borrador de anteproyecto de Ley de Universidades haya sido debatido con tanta transparencia y rigor".

Ampliación del plazo de debate

"Posteriormente, –se añade en el comunicado- conocido el texto completo del borrador, tanto por los responsables de la política universitaria de las CC.AA. como la CRUE pidieron al Ministerio que se ampliara el plazo previsto para desarrollar el debate. Se aceptó, por parte del Ministerio, la petición, y se amplió el plazo, siempre buscando el diálogo, sin condiciones previas y con el ánimo de tener en cuenta las opiniones y propuestas y así mejorar el borrador de anteproyecto".
"El plazo ampliado es suficiente –se afirma en el comunicado ministerial- si hay voluntad de decir qué es lo que se quiere, sobre todo existiendo informes como el informe "Universidad 2000" (Informe Bricall), ampliamente debatido en la comunidad universitaria y presentado al Parlamento, aunque, desgraciadamente, no se hayan derivado del debate sobre dicho informe propuestas de la propia Conferencia de Rectores que lo encargó".
"En el día de ayer (1 de junio), la ministra y el secretario de Estado recibieron un documento de dos páginas en el que una de ellas contenía la propuesta de los rectores sobre los Órganos de Gobierno, y en el que substantivamente plantean no introducir ningún cambio en la situación actual".
"Sobre el compromiso públicamente manifestado por parte de los rectores –en el Consejo de Universidades- de explicitar, en la misma fecha y en el mismo documento, su propuesta sobre el tema del profesorado no ha habido ningún pronunciamiento".

Continuación del debate

En el comunicado del MECD se añade que "continuamos con el debate, ya se han celebrado dos reuniones de la Comisión de Coordinación y una previa de la Comisión Académica del Consejo de Universidades; este organismo convocará de manera inmediata una reunión de las Comisiones Académica y de Coordinación con la finalidad de continuar en ellas la discusión de todas las propuestas que sean aportadas por todos sus miembros, entre los cuales, como es conocido, están todos los rectores".
"Desde el Ministerio –concluye el comunicado- se reitera la voluntad de diálogo y debate, sin condiciones previas, en el seno del órgano máximo de consulta que establece la propia LRU. Con posterioridad, el Ministerio definirá el contenido último del borrador de anteproyecto que presentará al Gobierno para su aprobación y envío al Parlamento, institución que representa a la sociedad española, a la que se debe el servicio público de educación superior que es la Universidad".

 

arriba