Se invertirán más de 22.000 millones en cuatro años

El MECD presenta un plan de fomento de la lectura

El programa, dirigido a alumnos
de 8 a 16 años, pretende mejorar las bibliotecas públicas y escolares

Más de 22.000 millones de pesetas destinará el MECD, en los próximos cuatro años, al fomento de la lectura entre jóvenes y adolescentes. Además, este plan pretende mejorar la red de bibliotecas públicas y escolares y potenciar las campañas de promoción de los hábitos lectores.

Pilar del Castillo
junto a Luis Alberto de Cuenca en
un momento
de la rueda de prensa.
(Foto: Rafael Martínez)

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Potenciar los hábitos de lectura, especialmente entre la población infantil y juvenil, es el objetivo básico del plan que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte desarrollará en los próximos cuatro años y para el que se prevé una inversión de 22.356 millones de pesetas.
Pilar del Castillo explicó, en rueda de prensa, los rasgos principales de este proyecto que se concretan en la mejora de la Red de Bibliotecas públicas y escolares y el fortalecimiento de las campañas de promoción y dinamización de la lectura. También hizo hincapié en la colaboración con las actividades del sector del libro, fundaciones y otras instituciones, en relación con la promoción de la lectura. Este plan, según sus palabras, está abierto a la incorporación de nuevas iniciativas y a las aportaciones de otras administraciones e instituciones públicas y privadas y a los medios de comunicación.
Con este plan, precisó la ministra, se da respuesta a una proposición no de Ley del Congreso, apoyada en su día por todos los grupos parlamentarios, que instaba al Gobierno a fomentar la lectura, especialmente en la franja de población comprendida entre los 8 a 16 años por que es "la edad en la que se pueden adquirir hábitos de lectura sólidos y constantes", afirmó.
De los 22.356 millones previstos para su financiación, 4.264 se destinan al presente año, lo que supone "más del doble", especificó, de los 1.886 millones que el pasado año se designaron para el fomento de la lectura.

Instrumentos de análisis

La puesta en marcha de este plan ha comenzado con la elaboración de instrumentos de análisis que "permitan conocer cuál es la realidad de la lectura en nuestro país", puntualizó la titular de Educación. Para ello se llevan a cabo estudios de hábitos de lectura y compra de libros, un informe de la situación de las bibliotecas públicas, diversas encuestas sobre los hábitos lectores del alumnado de Secundaria y las actividades de promoción de la lectura que existen en todos los ámbitos sociales.
Paralelamente a ello, reveló la ministra, se han programado para este año seminarios de expertos sobre la promoción de la lectura y el inicio de la lectoescritura en el sistema educativo.
En el 2001, se destinarán 83 millones de pesetas para la financiación de estas actuaciones que, a juicio de Pilar del Castillo, tienen por objetivo conocer la realidad social y ayudar al diseño de medidas de fomento que faciliten la consolidación de hábitos de lectura y establecer programas que contribuyan a alcanzar los niveles de lectura de calidad que exige la incorporación a la sociedad de la información y el conocimiento.
Según los últimos datos sobre índices de lectura en España, la ministra precisó que "un 42% de la población no lee nunca o casi nunca, un 36% lee semanalmente y un 21% lo hace todos los días".

Formación de profesores

Con el objetivo de impulsar las bibliotecas escolares y el fomento de la lectura en los centros, la Secretaría General de Educación y Formación Profesional ha confeccionado un Programa de diseño y elaboración de material educativo, tanto en soporte informático como en papel. Uno de sus ejes se concreta en la formación de profesores bibliotecarios en técnicas de organización y uso de bibliotecas escolares, en animación a la lectura y en conocimiento básico de la literatura infantil y juvenil.
Para aplicar las tecnologías de la información y la comunicación educativas a la mejora de las bibliotecas escolares, se diseñarán materiales dirigidos a profesores, padres y alumnos, en formato CD-rom, DVD, vídeo, juegos de ordenador y su utilización a través de Internet. Los centros de Primaria y de ESO dispondrán, además, de libros y guías de consulta y catálogos. La dotación económica global en este apartado es de 1.230 millones, de los que 257 se invertirán en el presente año.
Otras actuaciones contemplan la formación del profesorado en técnicas de animación a la lectura y en gestión bibliotecaria, encuentros con escritores en los centros y programas específicos en la televisión educativa iberoamericana e Internet; así como los premios de fomento de la lectura para colegios e institutos.

Bibliotecas públicas

Para potenciar las bibliotecas públicas, la financiación prevista en el plan es de 17.081 millones de pesetas de los que 3.281 se destinan este año. En esta línea, la ministra anunció la elaboración de unas pautas para la prestación de servicios de bibliotecas públicas, un plan de potenciación de los bibliobuses y la creación de un buscador común de los catálogos de las bibliotecas españolas, accesible en Internet.
El Plan de Fomento de la Lectura recoge varias acciones en medios de comunicación, como una campaña en televisión orientada especialmente a los estudiantes de 10 a 16 años. Para este capítulo, el MECD prevé la cantidad de 3.070 millones de pesetas hasta el 2004, de los que 520 se emplearán este año.
En este apartado, la titular de Educación anunció el diseño de un logotipo del Plan de Fomento de la Lectura, que se incorporará a todas las actividades, así como la elaboración de páginas web para la difusión de las acciones del programa. Este conjunto de actuaciones de llevará a cabo en colaboración con la Federación de Gremios de Editores de España.
Este Departamento, por medio de un Convenio suscrito con la Federación Española de Municipios y Provincias, desarrolla un programa de concursos para la dinamización lectora en localidades de menos de 50.000 habitantes.

Novedades

Para concluir su intervención, la ministra avanzó novedades como el proyecto "Por qué leer a los clásicos", las Jornadas Públicas de Fomento de la Lectura y el Simposio Iberoamericano de Literatura Infantil y Juvenil. Estas actividades se incorporan a otras tradicionales como el Día del Libro, los Salones del Libro Infantil y Juvenil y la campaña "Libros a la calle" en medios de transporte público colectivo. Este conjunto de actuaciones tiene una dotación económica, para este año, de 123 millones de pesetas y hasta el año 2004 la financiación prevista es de 618.

 

arriba