En esta sección se publicarán las cartas dirigidas por correo o vía electrónica. El tema será libre y no deberá superar las 30 líneas. COMUNIDAD ESCOLAR se reserva todos los derechos para seleccionar, extractar y publicar las cartas recibidas. Para colaborar es necesario enviar nombre y dos apellidos y el DNI, datos que se mantendrán en absoluta reserva
comunidad.escolar@educ.mec.es

 
   
 
   

La responsabilidad de los padres

Un reciente estudio que lleva por título "La familia española ante la educación de sus hijos", elaborado por la Fundación La Caixa, viene a señalar que los padres españoles valoran muy positivamente al profesorado y son partidarios de ambientes escolares favorecedores de la convivencia en lugar de la competitividad y la emulación. A pesar de ello, el problema es que los alumnos, una vez en sus casas, pasan buena parte de su tiempo ociosos frente al televisor, con la complacencia de sus progrenitores, que, según el citado estudio, se muestran pocos dispuestos a ejercer directamente la responsabilidad sobre la educación de sus hijos.
Y esto es lo verdaderamente incomprensible e incoherente Es que piensan los padres que la labor de educar corresponde únicamente a la escuela? Dónde está su nivel de exigencia? Y señalo esto último porque del mismo estudio de La Caixa se desprende que existe un buen número de padres satisfechos con hijos que presentan una media de tres o más asignaturas suspendidas, y que además confían en sus posibilidades de acceder al Bachillerato e incluso a la Universidad.
Estudios como el mencionado vienen demostrar que parece haber barreras insalvables entre familias y docentes a la hora de valorar las responsabilidades educativas, y que muchos padres ven la escuela como un simple aparcamiento, un lugar donde sus hijos estén a buen recaudo, un recurso que les evite quebraderos de cabeza.
A pesar de la falta de tiempo y de las dificultades de la vida cotidiana, los padres españoles deben encontrar un hueco para hablar con sus hijos, interesarse por sus inquietudes, preocuparse por su rendimiento, ser un complemento de una formación integral que de ningún modo puede ser competencia exclusiva del medio educativo. Y a ello habría que añadir el necesario intercambio de opiniones y pareceres con profesores y tutores, un diálogo sin el cual cualquier proyecto educativo está condenado al fracaso.

Javier García de Andrés.
Madrid

 
   
 
   

Oferta de empleo público

Hace tiempo se viene rumoreando, la ligereza con que se juega con el destino y el trabajo de las personas, a la hora de las contrataciones o de las oposiciones en la Comunidad de Castilla-La Macha. En una de ellas se les antojó modificar el baremo de puntuación, desestimando a cientos de opositores que reclamaron justamente su derecho a ser valorados según la convocatoria, cosa que ha sido reconocida por los tribunales ahora y habrá que realizar esa oposición de nuevo. Pero, qué pasa con los aprobados que ya están trabajando?, Qué ocurre con aquellos que pudieron aprobar y se les negó el derecho a presentarse?
Y las contrataciones?. Si antes había algún fallo, se trató de corregir. Y con la condescendencia de los sindicatos, pues así parece ser, está firmado, y lo han reconocido responsables de alguna Delegación de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, un acuerdo y se aprueba publicándose en el DOC (n 121 de 1/12/2000), donde se permite la contratación telefónica de los aspirantes incluidos en las bolsas de trabajo. Se les llama, pero si no cogen el teléfono o si salta el contestador y se deja el mensaje, cuenta como llamada realizada y se pasa inmediatamente al siguiente. A la tercera llamada en condiciones similares serás borrado de la lista de aspirantes a trabajo en la Junta castellano-manchega.
Esto nos hace pensar en la adjudicación a dedo, o a quien le convenga al que está junto a la persona que realiza las llamadas para contratar. Y entre ellos están los sindicatos, que son firmantes y consienten, pues esa persona lo hace "en presencia o con el consentimiento de la Comisión" (Paritaria). Algún representante de sindicatos, desconocedor del tema de contrataciones de la Junta de Comunidades, se ha llevado las manos a la cabeza.
Y no solo eso sino que, caso real, una persona avisada un viernes a las 12,40 h. en una localidad a 80 km. de la capital, Toledo, recoge el mensaje hacia las 14,30 h., se persona el lunes en la Delegación correspondiente a las 9 h. y le comunican que el puesto ya está ocupado (sábados y domingos está cerrado). No hubiese llegado ni saliendo inmediatamente hacia la capital.
Cuándo, cómo y a quién han contratado?. No te dicen qué puestos había vacantes, dónde, con qué condiciones,...?
Y son puestos públicos. Porque qué mal hay en que se conozcan y se sepan sus características?. No deberían exponerse en los tablones de anuncios, al menos, para conocimiento general?
Y en ello, como he dicho, están implicados los sindicatos.
Para mayor información, ver el n 121 del DOC de 1/12/2000 páginas 11691 a 11694.

E.G.P.

 

 
arriba