Pilar del Castillo intercambia información con la OCDE sobre las reformas educativas en otros países

Los ministros de Educación europeos destacan
la importancia de la formación permanente

La ministra de Educación, Pilar del Castillo, y el director de Educación de la OCDE, el irlandés John Martin, han mantenido una reunión para informar sobre la reforma educativa española
y para recabar información sobre las experiencias educativas y las reformas en otros países miembros. Con anterioridad,
los ministros de Educación de la OCDE se reunieron en París
bajo la presidencia de Alemania.

Madrid. MARGARITA GIRON
La ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo, se ha reunido en París con el director de Educación, Empleo, Trabajo y Asuntos Sociales de la OCDE (Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico), el irlandés John Martin, para informarle de los planes de reforma educativa en España, a la vez que solicitó de esta organización información sobre las experiencias educativas y las reformas en otros países miembros.
La ministra ha señalado que el interés de esta reunión radica en conocer lo que se hace en otros países en materia educativa, y la OCDE permite "como ninguna otra organización -dijo- contar con información de experiencias y reformas en otros países".
Del Castillo añadió que no ha sido una reunión para hacer sugerencias, sino "para intercambiar información y, por parte de la OCDE, profundizar en el contenido de las reformas que se proponen en España, y por la mía conocer publicaciones inéditas de la Organización sobre este tema".
Antes de la reunión, la ministra había remitido a Martin unos informes previos sobre la reforma, que afecta a todos los niveles del ámbito educativo español, desde Primaria hasta la enseñanza universitaria.
Pilar del Castillo recogió de la OCDE información acerca de los proyectos de análisis e investigación que está desarrollando esta organización. Asimismo, evocó el problema común de crear un "ámbito de educación superior" en Europa para que las titulaciones sean "comparables y homologables" y facilitar así la movilidad de los profesionales. Respecto a la enseñanza secundaria, la ministra habló de un problema común: "la necesidad de hacer una oferta educativa diversificada y ofertas específicas para necesidades específicas".
Martin, por su parte, indicó que la reforma prevista en España "está teniendo mucho eco y está siendo seguida con mucho interés por el resto de los países de la OCDE".

Reunión de ministros de Educación

Con anterioridad a este encuentro, tuvo lugar en París la reunión de ministros de Educación de la OCDE, en la que se concluyó, entre otras cosas, que el reto de los sistemas educativos en el futuro es enseñar a los niños a que "aprendan a aprender por si solos", dada la necesidad de adquirir conocimientos a lo largo de toda la vida profesional.
La ministra alemana, Edelgard Bulmahn, que presidió la sesión, recalcó que el aprendizaje de conocimientos a lo largo de toda la vida es imprescindible en la sociedad actual. En este mismo sentido, el representante español, el secretario de Estado de Educación y Universidades, Julio Iglesias de Ussel, subrayó que "no sólo se requiere cada vez más una mayor cualificación de los trabajadores, sino que además el elemento más característico es que estas necesidades de formación varían con enorme rapidez".
El secretario de Estado explicó que una de las competencias principales son las tecnologías de la información y comunicación que requieren el desarrollo de aptitudes básicas, para lo cual se debe contar con el esfuerzo de todas las administraciones públicas. También destacó la necesidad de "construir una imagen más dinámica y atractiva de la actividad educativa, para motivar al personal docente actual e incorporar a jóvenes preparados al desempeño de las labores educativas".

Motivación del profesorado

Por su parte, Bulmahn reconoció que "en muchos países es un problema motivar a los jóvenes para que sean profesores", por eso hay que "ser cuidadosos con las expectativas respecto al trabajo de los enseñantes, no pidiéndoles que resuelvan todos los problemas de la sociedad".
Según la OCDE, una de las principales reformas del sistema educativo debe ser la mejor cualificación del personal docente, así como mayor coordinación entre la escuela y la universidad y de ambas con las empresas, los sindicatos y las organizaciones no gubernamentales.
Bulmahn señaló que ciertas áreas deben tener un mayor peso en los currículos escolares, como las lenguas y los conocimientos sobre culturas extranjeras, "porque vivimos en un mundo cada vez más globalizado".
Los responsables de Educación instaron a la OCDE a que profundice en la fijación de estándares educativos que permitan evaluar los avances en las políticas y comparar los resultados por países.

 

arriba