El MECD se plantea modificar la formación del profesorado
de Secundaria

El nuevo CAP incidirá en la atención a la diversidad y las nuevas tecnologías

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pretende
modificar el Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP), que realizan los profesores que desean impartir enseñanza secundaria, según reveló la secretaria general de Educación, Isabel Couso, en el Congreso de los Diputados.

Madrid. ROSAURA CALLEJA
Ante la Comisión de Educación del Congreso, Isabel Couso precisó que su Departamento "ha diseñado una importante reforma en la formación inicial del profesorado de Secundaria, a través del real decreto que regula el título profesional de especialización didáctica, que se encuentra en estudio por parte de las comunidades autónomas y de los responsables universitarios en la formación del profesorado".
En este sentido, matizó que el Instituto Superior de Formación del Profesorado se ocupa de incentivar y apoyar acciones para desarrollar en los docentes una amplia formación y que el pasado año se invirtieron 230 millones de pesetas en subvenciones a instituciones sin ánimo de lucro que desarrollan actividades de formación, en el ámbito de la atención a la diversidad.
Couso hizo referencia a las actuaciones del Instituto Superior de Formación del Profesorado, como el curso sobre culturalismo "Diversidad y solidaridad en la sociedad de hoy", así como los cursos de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, sobre orientación de los alumnos en función de sus intereses profesionales y nuevas profesiones para el servicio a la sociedad, además de los dirigidos a la atención a alumnos de alta dotación de la UNED.

Retos educativos

En contestación al diputado socialista Vicente Ripa, Isabel Couso calificó "la diversidad" como uno de los grandes retos y de los grandes problemas por solucionar de la educación secundaria y, sobre todo, en la ESO. En este orden de cosas, reconoció que "las propuestas que existen en la legislación vigente son claramente insuficientes, no dan respuesta a los nuevos problemas de la educación, ni a los que se enfrenta el profesor en las aulas". También advirtió que el tratamiento de la diversidad es complejo y que "no existen soluciones brillantes en ningún país europeo".
Para la secretaria general de Educación, el conjunto de problemas derivados de la diversidad hay que tratarlo desde una perspectiva de ordenación académica. "Por ello -dijo - el sistema educativo debe proporcionar respuestas para que el profesor gestione mejor los problemas que surgen en el aula, ya que confluyen alumnos que se incorporarán al mundo laboral cuando finalicen la escolarización obligatoria, otros que cursarán formación profesional y otros que seguirán estudios superiores, junto con elementos nuevos como es el contexto de la inmigración".

Equipos de orientación

En cuanto a las medidas curriculares que articulará el MECD para atender a la diversidad del alumnado, Isabel Couso anunció que, en el ámbito de gestión de su Departamento, se impulsará la labor de los equipos y departamentos de orientación de los centros educativos, que son los responsables de la aplicación de las adaptaciones curriculares -proceso de adecuación poco significativa del currículum a un grupo reducido de alumnos- y de las diversificaciones curriculares -adaptaciones significativas del currículo para adecuarlo a las necesidades de escolares conjugando criterios de exigencias mínimas, optatividad o temporalidad- para mejorar la calidad en la atención a la diversidad.

Demandas sociales

Durante su comparecencia, afirmó que desde el MECD se percibe una "extraordinaria presión de la sociedad para que los alumnos adquieran con solvencia y eficacia los conocimientos básicos para su vida adulta y para las futuras profesiones". También apuntó otro elemento nuevo de presión importante en la educación, que se concreta en el impacto de las tecnologías de la información y comunicación y su presencia en los currículos escolares.
Por otra parte, a juicio de Isabel Couso "es importante que los centros dispongan de un nivel de autonomía en todos los órdenes, porque es un elemento de calidad". En su opinión, no sólo es necesario el liderazgo del director y una tarea de equipo, sino que es preciso reforzar y profesionalizar todo lo que significa la función directiva".

 

arriba